Soy favorito, pero no estoy confiado

Publicado Por

Hacia una ciudad verdeConvencido del proyecto político de la izquierda, el candidato de la coalición Movimiento Progresista, Miguel Ángel Mancera Espinosa, asegura que de ganar las elecciones del próximo 1° de julio, dará continuidad a lo que define como “línea de corte progresista”, la que ha regido los destinos del Distrito Federal (DF) durante los últimos 15 años.

Lo anterior implica sostener los programas sociales que han hecho famosa a la capital del país, como los apoyos económicos a los ancianos, las madres solteras y los jóvenes, los cuales rechaza que sean esquemas de clientelismo político, sino que los define como acciones por el bien común.

“Suponer que por un programa social se obtengan votos sería como reducir la capacidad de reflexión de los electores”, ataja el abanderado aliancista a la jefatura de gobierno del DF.

Desde que comenzaron las campañas, a finales de abril, Miguel Ángel Macera encabeza las encuestas de opinión que le dan más de 40 por ciento de las preferencias, pero sabe que no debe confiarse porque el más mínimo traspié puede cambiar las tendencias.

Mancera“Tenemos que trabajar mucho, estar en la calle, platicar con la gente, visitar toda la ciudad y mantener un diálogo abierto en las colonias, por eso no tengo ninguna actitud de estar conforme”, dice el abanderado por los partidos de la Revolución Democrática (PRD), del Trabajo (PT) y Movimiento Ciudadano, quien se ha reunido con vecinos de las colonias, comerciantes, compositores, académicos y jóvenes a quienes ha propuesto crear la Secretaría de Ciencia, Tecnología y Educación.

VISIÓN METROPOLITANA

De trato amable, pero cauto en sus palabras, Mancera Espinosa —doctor en Derecho por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM)— conversa con Alcaldes de México acerca de su visión sobre la ciudad y sus propuestas de gobierno para el periodo 2012-2018.

Reconoce que administrar la tercera ciudad más habitada del mundo —comparable con Nueva York— será un gran desafío de gestión pública, pero aclara que los problemas y las necesidades de la capital tienen un corresponsable, que son los municipios conurbados.

Explica que el DF —con 8.8 millones de residentes fijos— se está “despoblando” principalmente en las colonias más céntricas; sin embargo, al agregar a la población flotante, la ciudad ofrece servicios urbanos para 14 millones de personas.

Por consiguiente, insiste en la importancia de aplicar un enfoque metropolitano en aras de atender la demanda de vivienda, electricidad y transporte público, entre otros satisfactores. “Al final tendrá que haber un diálogo con el Estado de México”, dice.

Como consecuencia de la dispersión de la población que estudia, trabaja y hace negocios, datos oficiales indican que en la Ciudad de México se efectúan 22 millones de viajes diarios a través del transporte de pasajeros, cuyas unidades no siempre funcionan en forma ordenada y segura.

En este sentido, Mancera propone ampliar las redes del Metro y Metrobús, herencia de los últimos dos periodos de gobierno, pero también advierte que introducirá la noción de “hombre-camión”. Y explica su idea: “En lugar de que tengas un microbús, que debas entregar una cuenta y ponerle gasolina al vehículo, hay una empresa y tú eres operador, tienes horario, salario y capacitación”. Desde su punto de vista este concepto dará orden, generará menos tráfico y sustentabilidad ambiental.

SEGURIDAD Y JUICIOS ORALES

El candidato de las izquierdas es un experto en temas de seguridad, dado que fue procurador capitalino en el gabinete del actual jefe de gobierno Marcelo Ebrard Casaubón, sin embargo aborda con mucho cuidado sus propuestas en este tema.

Refiere que la planeación de combate al delito “se hace en el día a día”, ya que los problemas son muy cambiantes. De ahí que se requiere una constante inversión en tecnología y capacitación para, de entrada, vigilar las calles y agilizar la circulación de vehículos.

“Yo soy un convencido de que el tránsito de la ciudad debe funcionar bien, porque se pueden detectar fenómenos que tienen que ver con la criminalidad”, asegura Mancera Espinosa, y también reconoce la importancia de entablar una buena coordinación institucional entre la Secretaría de Seguridad Pública, los servicios de Protección Civil, el Metro y todo lo que se enlaza al C4. Asimismo, considera una herramienta clave la participación conjunta con las autoridades federales “porque deja muy buenos dividendos”.

Pero además de las estrategias de persecución del delito, la capital del país también debe avanzar en la modernización del Poder Judicial local. En ese sentido, menciona que en los últimos años se han dado pasos hacia la implantación de los juicios orales: ya se trabajó en los consensos institucionales y con la sociedad, además de que se han conformado las normas respectivas y se ha creado una instancia coordinadora, entre otros aspectos.

Ahora se requiere dar mayor impulso a la difusión, el financiamiento, la infraestructura y la capacitación. “Como podrá verse, cambia el modelo de juzgado a uno nuevo, que tiene otro tipo de necesidades”, refiere el abanderado y estima que, ante un eventual triunfo en las elecciones, su administración integrará totalmente el sistema acusatorio.

PADRÓN INFLADO, TEMA VIEJO

Miguel Ángel Mancera, quien es padre de tres hijos y actualmente es soltero, compite contra tres contendientes mujeres, un hecho inédito en la capital del país. Manifiesta sus respetos a cada una de ellas y considera que la presencia de las tres candidatas se atribuye a las conquistas alcanzadas por la ciudad en materia de perspectiva de género. “Cada una tiene sus capacidades, sus perfiles y la ciudadanía es la que debe de decidir”, sostiene.

Los golpes políticos también han formado parte de las campañas y uno de ellos es el relacionado con la presunta manipulación del padrón electoral capitalino al que se sospecha le sobran 500 mil personas. Sin embargo, el candidato de izquierda resta importancia a las suspicacias y se limita a responder: “Es un tema resuelto por la autoridad, que se ha pronunciado sobre cuáles son las problemáticas que hay en el grado de certeza y certidumbre del padrón, por lo que yo entiendo —insiste el candidato— que es un tema ya resuelto”.

Deja un comentario

No Announcement posts

A %d blogueros les gusta esto: