>

Sugerencias a favor de los ayuntamientos.

LobbyEn el último proceso de reforma municipal, en 1999, estuvo ausente la opinión de los ayuntamientos, ya que el tema de la autonomía de este nivel de gobierno quedó fuera. En todo caso, se trató de clarificar las obligaciones de las administraciones locales en servicios públicos, al hacer de dichos entes un orden de gobierno, pero todavía sujeto a las determinaciones de las autoridades estatales y federales.

En este sentido, se ha dejado de lado la reflexión sobre el desarrollo local. Sin embargo, el gobierno municipal debe ser eje del avance de la sociedad, desde un enfoque endógeno, lo que significa explorar y explotar sus capacidades de todo tipo y fortalecer las facultades de las comunidades, para ejercer acciones directas y eficientes en materia de salud, educación, producción y medioambiente, entre otras áreas de acción.

PROPUESTAS Lo que hemos tenido hasta ahora es un desmantelamiento de las responsabilidades del Estado central y la desconcentración hacia los municipios, pero sin reglas ni marcos jurídicos apropiados. Ante ello, surge la necesidad de emprender acciones que fortalezcan institucionalmente al ayuntamiento como sujeto y promotor clave del desarrollo local y regional.

Coloco ante la opinión pública una agenda de propuestas, que considero necesarias para consolidar la democracia y el progreso desde la primera célula del país. Se trata de un conjunto de líneas estratégicas que permitan a las sociedades locales fortalecer a sus gobiernos legítimos, de tal forma que éstos posean un marco renovado para enfrentar sus problemas y emprender posibles soluciones.

1. Revisar la integración del cabildo ya que, hasta ahora, no refleja la diversidad de la sociedad, en tanto que los ayuntamientos están formados por planillas de partidos políticos. Por esto mismo, hay que discutir la posibilidad de separar la elección del alcalde, síndico y regidores, además de poder elegir a los regidores por distrito municipal.

2. Poner en juicio la monopolización de los partidos en la obtención y ejercicio del poder. Es imprescindible revisar los requerimientos para facilitar las candidaturas ciudadanas. Asimismo, que la sociedad tenga mecanismos para responsabilizar a los partidos políticos sobre sus malos gobiernos y no dejar esta evaluación únicamente al “voto de castigo”.

3. Realizar los ajustes legales para sustentar la autonomía municipal, que debe manifestarse en el hecho de darles potestades a las comunidades, entre otras, de representación territorial. Esto significa otorgarle a la sociedad el carácter de representante de las necesidades de la gente y romper con la naturaleza de centralidad que tiene el municipio constitucional.

4. Asegurar en las legislaciones locales la existencia de mecanismos ciudadanos de democracia directa (consulta popular, referendo, iniciativa popular, planeación participativa, etcétera) para tener instrumentos desde la sociedad. Lo anterior, no como un requisito de los programas federales y estatales, sino como mecanismos integrales de corresponsabilidad sociedad-gobierno.

5. Aplicar la profesionalización de los empleados públicos locales y/o el servicio civil de carrera, a fin de asegurar la eficiencia y continuidad de las prestaciones de servicios a la sociedad.

6. Establecer mecanismos de transparencia, acceso a la información y rendición de cuentas por parte de las autoridades locales, como elementos imprescindibles para una gestión democrática. Es necesario que informen sobre sus acciones políticoadministrativas y sobre la toma de decisiones a los ciudadanos para que éstos las legitimen.

7. Revisar los criterios y los mecanismos referentes a la asignación de honorarios de los integrantes del cabildo y servidores públicos principales del ayuntamiento, de forma tal que esta decisión no sea discrecional, aludiendo a la autonomía. Asimismo, debe reglamentarse lo correspondiente a las candidaturas políticas de familiares de alcaldes en funciones, para evitar una especie de reelección familiar.

8. Es necesario hacer una consulta pública sobre la conveniencia de la reelección de autoridades (regidores, síndicos y alcaldes), pero con base en instrumentos como la revocación de mandato en manos de los ciudadanos.

9. Dotar a los municipios de facultades y recursos para impactar verdaderamente en la calidad de vida de la gente, a través de esquemas transparentes en su asignación y en su utilización. Se trata de colocar el tema del desarrollo local como una alternativa para las comunidades que no tienen capacidad de entrar en esquemas de competencia desigual.

10. Promover iniciativas que coloquen las capacidades de los ayuntamientos como la base del desarrollo, y que no sólo respondan a esquemas introducidos desde el centro y maquillados como programas participativos, a través de la creación de múltiples comités que sólo generan una relación paternalista que destruye los tejidos sociales de las comunidades.

Deja un comentario

No Announcement posts

A %d blogueros les gusta esto: