Después de Niño Golpeado…

Escuela primariaLa palabra bullying está de moda. Recientemente hemos sabido de casos alarmantes como el de Antonio de Jesús, un estudiante de 12 años del municipio de Amozoc, Puebla, quien perdió parcialmente la movilidad de su cuerpo a causa de la golpiza que le propinaron cinco de sus compañeros en la secundaria Galileo Galilei.

 

Naturalmente, su familia pidió explicaciones y exigió que se castigara a los responsables. La respuesta inmediata de la Secretaría de Educación Pública local (SEP) fue destituir al director del plantel, Margarito Emilio Basilio Gómez, por no reportar el caso. Días después la dependencia reconoció los hechos y se comprometió a realizar las investigaciones correspondientes para deslindar responsabilidades, pero eso sí, enfatizó que la agresión ocurrió fuera de las instalaciones de la secundaria y al concluir el horario de clases.

 

Si bien los padres de los jóvenes son en parte responsables de la educación de sus hijos, también es obligación de las autoridades tomar cartas en el asunto y no evadir el caso para evitarse problemas judiciales. Los alcaldes bien podrían intervenir mediante acciones de sensibilización y orientación no sólo para los chicos, sino para los padres de familia, quienes por lo general no se enteran de que sus hijos practican el bullying o son víctimas de él hasta que la bomba explota.

 

También urgen medidas de este tipo para los profesores y directivos de los planteles. Ahí está el caso de otra adolescente de origen indígena que fue agredida en una secundaria de Tepito, en la Ciudad de México y cuyos videos circulan por las redes sociales. Según un primo de la joven, luego de escuchar las quejas por el maltrato que padecía a manos de sus compañeros, la joven fue catalogada como “niña problema”. ¿Qué se necesita para actuar?

 

 

 

Deja un comentario

No Announcement posts

A %d blogueros les gusta esto: