Experiencia empresarial en municipio limeño

Publicado Por

Luis DibosAlgunas de las estrategias para hacer prosperar a la iniciativa privada pueden ser utilizadas para incrementar la eficiencia de la administración pública. En diversas partes del mundo, algunas personas formadas en el ámbito privado han logrado acceder a cargos de elección popular y, con la experiencia adquirida en él, han intentado realizar innovaciones en la gestión gubernamental. Ese es el caso de Luis Dibos Vargas Prada, edil de la municipalidad de La Molina, situada en Lima, la ciudad capital de Perú, con quien Alcaldes de México tuvo oportunidad de charlar brevemente durante una estancia en nuestro país.

Dibos Vargas, quien ha encabezado dos administraciones de la municipalidad, manifiesta que en su país la reelección es continua en todos los niveles, con la excepción de la Presidencia de la República, cargo en el que no es inmediata; además, en Lima las gestiones municipales duran cuatro años. Se pronuncia a favor de la reelección, ya que considera que un periodo de tres años y sin reelección no es suficiente para un alcalde, porque cuando entra a gobernar tiene que aprender. “Entonces, la reelección, desde mi punto de vista, sí es buena en determinados lugares porque se logra hacer un buen trabajo.”

El alcalde peruano expresa: “Yo había trabajado toda mi vida en la empresa privada, y esa experiencia la he aplicado, de acuerdo con las leyes, a mi gobierno municipal. Primero convertí las direcciones en gerencias y a la municipalidad le di características empresariales; llamé a los directores ‘gerentes’ y a los subdirectores ‘subgerentes’. Encontré que los funcionarios tenían unos sueldos paupérrimos, lo que iba acompañado por el concepto de que son corruptos.

“Opté por una acción que sabía que iba a ser crítica: tripliqué el sueldo y contraté nuevos gerentes; averigüé quiénes eran los mejores en el ambiente municipal y los traje. Además de aumentar los ingresos, establecí un honorario de éxito: si los funcionarios cumplen al 100 por ciento con las metas se les da igual proporción del bono; si no lo hacen no hay bono, y en dos o tres meses se van a su casa.” (Con información de Adriana Paz)

Deja un comentario

No Announcement posts

A %d blogueros les gusta esto: