Avanza política de Acceso Abierto a la Información

Publicado Por

Alcaldes de México

Acceso_Abierto_Informacion_Alcaldes_de_Mexico_Octubre_2015El insumo básico para transitar hacia una sociedad y economía del conocimiento es el conocimiento mismo y para ello debe ser de acceso abierto a toda la población, manifestó el director adjunto de Planeación y Cooperación Internacional del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), Víctor Carreón Rodríguez.

El funcionario indicó que “en la medida que todos los mexicanos tengan información disponible y al alcance de la mano, entonces habrá una mayor cultura y apreciación científica y más gente se dedicará a hacer investigación y desarrollo”.

De esta manera, la sociedad mexicana producirá más conocimiento, se tendrán más patentes y habrá mayor desarrollo tecnológico, que se traducirá en una economía más dinámica y basada en el conocimiento.

No obstante, reiteró que la transición a la sociedad y economía del conocimiento es un proceso lento, que requiere además de mayor inversión y del acceso abierto a la información.

“No podemos decir que tenemos una sociedad o una economía basada en el conocimiento, si a este solo unos cuantos tienen acceso”, manifestó en entrevista Carreón Rodríguez.

Para ello, y derivado de los cambios a las leyes de Ciencia y Tecnología, General de Educación y Orgánica del Conacyt que se hicieron el año pasado, el consejo cuenta con tres estrategias para garantizar que toda la población tenga acceso al conocimiento.

“Tenemos tres estrategias que van a cubrir tres sectores de la población”, se trata del Consorcio Nacional de Recursos de Información Científica y Tecnológica (Conricyt), el Repositorio Nacional y acciones de comunicación pública de la ciencia, indicó.

Respecto al primero, dijo, es un consorcio entre varias instituciones como la Secretaría de Educación Pública (SEP), la Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior (ANUIES), la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), el Instituto Politécnico Nacional (IPN), el Centro de Investigación y de Avanzados del Instituto Politécnico Nacional (Cinvestav) y la Universidad de Guadalajara (UdeG) para adquirir revistas especializadas en ciencia y tecnología.

Con este consorcio se garantiza que investigadores, académicos y alumnos de las instancias participantes tengan acceso al conocimiento que se genera en otras partes del mundo y de esta manera se coadyuve al desarrollo de la investigación en México.

La segunda estrategia de acceso abierto al conocimiento es la creación de un repositorio nacional en donde se pueda encontrar información de todas las investigaciones y desarrollos tecnológicos que se realizaron total o parcialmente con recursos o en infraestructura pública, señaló.

“Lo que vamos a hacer es diseñar una política para que toda esta producción científica se deposite en estos repositorios. Vamos a definir cómo se va a almacenar esa información, qué tipo de datos clave se van a pedir, lo que se conoce como metadatos”, explicó.

Detalló que estos requisitos van a ser homogéneos para todos los repositorios institucionales, esto con el objetivo de saber qué se está produciendo, en qué temas y en qué instituciones.

Aclaró que toda la información que se resguarde en el repositorio nacional será aquella que ya haya concluido el periodo de embargo que fijan todas las revistas científicas.

Indicó que el año pasado el Conacyt publicó los lineamientos generales y a principios de noviembre de este año publicará los lineamientos específicos, en los cuales se delinearán los metadatos y las especificaciones técnicas, es decir, en qué tipo de software se debe desarrollar la plataforma del repositorio institucional y qué tipo de software se necesita para la interoperabilidad.

“Esto lo que nos va a garantizar es que a través del repositorio nacional la gente pueda tener un acceso a la información que se encuentra en todos los repositorios institucionales”.

Este documento, que se entregará en noviembre próximo, tendrá un apartado de derecho de propiedad, porque es importante que en el afán de impulsar el acceso abierto no se vaya a generar una violación a los derechos de propiedad, subrayó.

Añadió que “el repositorio nacional va a permitir que el resto de la población tenga acceso a la información científica y académica que se produce en el país. Sin embargo, por más que esté ahí no es accesible para toda la población porque está en términos científicos”.

Por tal razón, el Conacyt cuenta con una tercera estrategia que es la política de la comunicación pública de la ciencia, a través de la cual se realiza la Semana Nacional de Ciencia, se cuenta con una agencia informativa y se organizan seminarios y concursos que alientan a los comunicadores y divulgadores a realizar una especie de “traducción” de los temas y lenguajes científicos, para que toda la gente se entere de las investigaciones y desarrollo que hacen los científicos mexicanos.

Con información de Agencia Informativa Conacyt

Deja un comentario

No Announcement posts