Buscan rescatar pozos agrícolas con tecnología desalinizadora

Publicado Por

Alcaldes de México

Desalinizar_Pozos_Agricolas_Sonora_Alcaldes_de_Mexico_Julio_2015Los pozos de uso agrícola representan una importante fuente de abastecimiento para los cultivos del estado de Sonora, una de las áreas más importantes del país en materia de agricultura.

En 2013 investigadores del Instituto Tecnológica de Sonora (Itson), instalaron una planta desalinizadora de ósmosis inversa en un cultivo de sorgo en el Valle del Yaqui, la primera en el país para estos fines.

El proceso consistió en bombear agua a una alta presión y pasarla a través de membranas semipermeables que separan el agua y la sal, obteniéndose dos productos: salmuera y agua con baja concentración de sal, que tratada adecuadamente puede utilizarse como agua potable.

Los problemas de disponibilidad de recursos hídricos para esta actividad se deben a que la región se encuentra en una zona árida, con acuíferos que tienen problemas de sobreexplotación y de intrusión salina, lo que provoca que muchos pozos presenten altos niveles de concentración de sales.

Tan solo en la región suroeste de esa entidad, existen más de 400 pozos agrícolas abandonados por esta problemática, explicó el jefe del Departamento de Ciencias del Agua y Medio Ambiente del Itson, Germán Eduardo Dévora Isiordia.

De acuerdo con el investigador, la intrusión salina se produce cuando el agua del mar comienza a ingresar al pozo debido a su sobreexplotación. Con el paso del tiempo la salinidad aumenta. Utilizar este recurso provoca daños en las propiedades del suelo y en el desarrollo vegetativo del cultivo.

Por lo anterior, la desalación o desalinización se presenta como una alternativa para la recuperación de pozos agrícolas abandonados. Se trata de un proceso que consiste en separar la sal del agua de mar, con el uso de técnicas de membrana o cambio de fases. A través de poros muy pequeños, los sistemas por membrana eliminan las sales disueltas del agua de mar favorecidas por una alta presión, describió el doctor en Ciencias con especialidad en Biotecnología y Desalación.

En palabras del especialista, en México existen alrededor de 500 plantas desalinizadoras, en su mayoría utilizadas por el sector turístico. La tecnología, dijo, representa una valiosa alternativa para la agricultura de la zona norte del país, donde la disponibilidad de agua es severa.

Con información de: Agencia Informativa Conacyt

Deja un comentario

No Announcement posts