Casos de periodistas asesinados por presuntos móviles políticos

Publicado Por

Alcaldes de México

En México, diferentes asesinatos, hostigamientos o atentados contra periodistas han sido relacionados con autoridades como gobernadores locales o jefes policiacos.

Según el más reciente informe de la organización Reporteros sin Fronteras, México fue el sexto país del mundo con más homicidios de periodistas durante 2014.

En 2013 estuvo en el lugar 11 de 17 países incluidos en el reporte y en 2012 fue el cuarto país con más periodistas asesinados.

En los casos del 8% de 72 periodistas asesinados, entre 1992 y 2013, estuvieron involucrados oficiales gubernamentales. Sin embargo, el 88% de los crímenes permanece en la impunidad.

Estos han sido los periodistas cuyas muertes han estado relacionadas con autoridades de diferentes niveles de gobierno:

Moisés Sánchez Cerezo (Veracruz): Según reportes de la Procuraduría General de Justicia de Veracruz, el periodista fue asesinado el 2 de enero, mismo día en que se reportó su secuestro a manos de un grupo armado.

Su cuerpo fue encontrado el sábado 24 de enero y se reportó la captura del presunto asesino confeso el día siguiente.

El homicida, de nombre Clemente Noé Rodríguez Martínez, declaró a la PGJ que Martín López Meneses, subdirector de la Policía Municipal de Medellín, chofer y escolta del presidente municipal, le pidió “un favor muy especial”, el cual se trataba de “desaparecer una persona, de nombre Moisés Sánchez” por órdenes del alcalde.

Octavio Rojas Hernández (Oaxaca): El reportero de “El Buen Tono” en el estado de Oaxaca, fue asesinado afuera de su casa, ubicada en el municipio de San José Cosolapa, el 11 de agosto de 2014.

Al corresponsal del periódico veracruzano se le atribuyó una nota periodística donde se informaba sobre el jefe policiaco municipal posiblemente ligado al crimen organizado.

Jorge Torres Palacios (Guerrero): Se desempeñaba como vocero de la Secretaría de Salud Municipal de Acapulco, pero ejercía su labor periodística a través de la columna política “Nada Personal en el semanario “El dictamen de Guerrero”.

Fue secuestrado el 29 de mayo de 2014, por un grupo de sujetos armados. Fue hallado sin vida el 2 de junio de 2014, con visibles signos de tortura.

Aunque el crimen no ha sido resuelto, sus últimas publicaciones podrían estar ligadas con el crimen. En ellas hablaba de las protestas de los habitantes de Chilpancingo contra los abusos de la policía municipal. Denunciaba las detenciones arbitrarias, agresiones físicas, extorsiones y secuestros perpetrados por la policía local, federal y las fuerzas armadas.

Regina Martínez Pérez (Veracruz): La corresponsal del semanario Proceso en Xalapa, fue asesinada el 28 de abril de 2012 en su domicilio.

Se especializaba en temas de narcotráfico, y un día antes de su ejecución se publicó una nota de su autoría donde habló del arresto de nueve policías corruptos del municipio de Tres Valles.

Según la investigación de Jorge Carrasco, designado por Proceso como representante de la Comisión Especial Investigadora, dijo que alguien “de arriba” había que se le impidiera el ingreso al Palacio Municipal.

La hipótesis oficial fue que a Regina Martínez le quitaron la vida por cuestiones pasionales. No fue presentada ninguna prueba por el gobierno de Javier Duarte.

Pablo Aurelio Ruelas (Sonora): Dos meses antes de su homicidio, laboraba como reportero del diario El Regional, luego de denunciar que el diputado priista Bulmaro Andrés Pacheco lo había amenazado, tras investigar presuntas irregularidades inmobiliarias en las que el político estaba involucrado.

Fue asesinado el 13 de junio de 2011. Los reportes oficiales refieren que el reportero tenía antecedentes penales por venta de droga y lesiones.

Deja un comentario

No Announcement posts

A %d blogueros les gusta esto: