Conocimiento para reducir los desastres naturales

Publicado Por

Alcaldes de México

Conocimiento_prevenir_desastres_Alcaldes_de_Mexico_Octubre_2015Instaurado por la Asamblea General de las Naciones Unidas, el Día Internacional para la Reducción de los Desastres Naturales se celebra cada 13 de octubre con el propósito de promover una cultura mundial de reducción de los desastres naturales que comprenda prevenirlos, mitigarlos y estar preparados para enfrentarlos.

El tema de este año es “Conocimiento para la vida”, cuyo objetivo es aumentar el grado de sensibilización sobre el uso del conocimiento y las prácticas tradicionales, indígenas y locales, a fin de complementar el conocimiento científico en la gestión del riesgo de desastres, señala en su portal de internet la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

En el marco de este día, el director de investigación del Centro Nacional de Prevención de Desastres (Cenapred) de la Secretaría de Gobernación (Segob), Carlos Antonio Gutiérrez Martínez, invita a la población a aprovechar el uso de las tecnologías de la información para prestar mayor atención a los contenidos que se generan alrededor de los fenómenos naturales, conocerlos y saber actuar cuando la ocasión lo requiera.

En entrevista con la Agencia Informativa Conacyt, señala que una de las labores cotidianas del Cenapred es acercar a la población y a las autoridades a que se apropien del conocimiento para prevenir y asumir responsabilidad ante un fenómeno natural y mitigar el riesgo, pues este se construye socialmente a través de la ignorancia y decisiones equivocadas.

“No le podemos echar la culpa a los fenómenos naturales, eso es parte de la dinámica de la Tierra y no lo vamos a cambiar nunca. Aunque nos ofrezcan predicción, no habrá manera de modificar el patrón de ocurrencia de los fenómenos. Actuar de manera organizada nos va a permitir mitigar el riesgo y asumir la responsabilidad con uno mismo y con la familia, para no salir afectado”, dice.

Añade que tanto las autoridades de protección civil como la sociedad en general tiene la obligación de conocer estos fenómenos y saber valorar dónde puede existir presencia de un impacto de gran tamaño que produzca pérdidas económicas y de patrimonio, y en el peor de los casos pérdidas humanas.

Investigación para prevenir desastres

Gutiérrez Martínez, quien es maestro en Ciencias, comenta que la institución desarrolla dos líneas de investigación estratégicas en colaboración con instancias de investigación como la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), el Instituto Politécnico Nacional (IPN), por mencionar algunas, lo que ha permitido generar conocimiento y apoyo para la creación de normas mexicanas.

“Por misión, el Cenapred realiza investigación aplicada, es decir, aquella que nos permite conocer el fenómeno, evaluar su impacto y saber cómo se manifiesta para que no haya pérdidas humanas y materiales. Lleva a cabo el monitoreo de volcanes, coadyuva en el monitoreo de sismos y colabora estrechamente con la Red Sísmica Mexicana”, detalla.

El especialista explica que las líneas de investigación esenciales de ese organismo están orientadas a los fenómenos geológicos que incluyen el estudio de los sismos, vulcanismo y fenómenos como inestabilidad de masas superficiales, como son hundimiento, agrietamiento del terreno y los deslizamientos de laderas. Por otro lado, se encuentran los fenómenos hidrometeorológicos: ciclones tropicales e inundaciones..

Estas líneas de investigación se complementan con estudios de vulnerabilidad física y las implicaciones del impacto o afectación para saber cómo mitigar ese riesgo y cómo prevenir un desastre.

“Estos dos ejes principales tienen un complemento fundamental en términos de las afectaciones a las construcciones, por esa razón hay dos grupos de trabajo: subdirección de riesgos estructurales y de vulnerabilidad estructural que tienen que ver con el impacto de estas dos en las viviendas, puentes, hospitales, etcétera”, agrega.

Fenómenos naturales en México

A decir del maestro Gutiérrez Martínez, a pesar de que los sismos son más frecuentes en el país, son los ciclones y la lluvia los fenómenos que recurrentemente generan las mayores pérdidas económicas. Por su parte, los deslizamientos de laderas provocan pérdidas de vidas humanas.

“Pueden pasar varios años en los que no haya presencia de temblores de gran magnitud, pero cada año hay ciclones que nos inundan una región a otra. El tener un fenómeno de huracán conlleva a la presencia de lluvias abundantes; una ladera pequeña hace que haya víctimas. Desde hace varios años trabajamos en un mapa de susceptibilidad para el deslizamiento de laderas y tenemos procedimientos de evaluación rápida para conocer cuál es la posibilidad para que se deslice una ladera y con esos procedimientos hemos capacitado a personal de varios estados”, comenta.

El especialista afirma que, a nivel general, los volcanes tienen manifestaciones de gran magnitud como explosiones que arrojan fragmentos, pero actualmente no se han presentado víctimas o afectaciones graves en las ciudades.

México, mejor preparado ante un desastre

De acuerdo con el especialista, México está mejor preparado para responder ante un desastre natural. Actualmente, dijo, existen el Fondo de Desastres Naturales así como el Fondo Nacional para la Prevención de Desastres Naturales, este último un instrumento financiero para la investigación y generación de productos que ayuden a la prevención, mitigación y/o capacitación.

“Hay un largo trecho caminado en términos de conocimiento de los fenómenos naturales: cuál es su impacto, cómo se desarrollan, sitios en los que con mayor frecuencia son afectados y sobre todo las medidas de prevención y mitigación”, expresa.

Detalla que actualmente, México cuenta con estrategias tangibles para la población que sintetizan el conocimiento, el desarrollo tecnológico y el carácter preventivo.

En este contexto, Gutiérrez Martínez adelantó que el Cenapred trabaja en un proyecto que consiste en señalizar las zonas de alto, mediano y bajo riesgo a la incidencia de un tren de olas por tsunami en las ciudades costeras de México.

Con información de Agencia Informativa Conacyt

Deja un comentario

No Announcement posts