Crónica de una visita inesperada: Donald Trump en México

Publicado Por

Luego de meses de ataques y amenazas a México por parte del candidato republicano a la presidencia de Estados Unidos, Donald Trump, hizo una visita relámpago a México al aceptar la invitación del presidente Enrique Peña Nieto.

Cronica_visita_inesperada_Trump_en_Mexico_Alcaldes_de_Mexico_Agosto_2016

 

“He aceptado la invitación del Presidente Enrique Peña Nieto de México y me dará gusto encontrarme con él”, escribió el candidato republicano en Twitter, aunque horas antes había puesto en la misma red social un recordatorio sobre su intención de construir un muro en la frontera de Estados Unidos con México.

“Desde el primer día dije que construiría un gran muro en la frontera sur, y mucho más. Alto a la inmigración ilegal”, escribió Trump.

Aunque la Presidencia mexicana invitó también a la candidata demócrata Hillary Clinton, la ventaja la ha tomado Trump como una oportunidad de oro antes de pronunciar su discurso sobre inmigración en Phoenix, Arizona.

Las razones de Peña Nieto

Aunque en un primer momento el anuncio de la visita de Donald Trump a México fue tomado con perplejidad por la diplomacia mexicana, el presidente de México confirmó la reunión y afirmó que había sido adoptada para “proteger los intereses de los mexicanos”.

Fuera de reflectores, el gobierno mexicano consideró que una visita con el presidente de México no se improvisaba de un día para otro, según relata el diario español El País, sin embargo, la reunión se programó para el día siguiente al anuncio del mandatario mexicano.

¿Un duelo político? Lograr disculpa de Trump la salida para Peña Nieto

La noticia de la presencia del multimillonario estadounidense en México no cayó en gracia para gran parte de los mexicanos, al menos eso se vio reflejado en redes sociales.

Para algunos analistas este duelo político lo ganará Trump o Peña Nieto, pero en caso de que éste último lo haga, será “si muestra fortaleza y dignidad. Y si Trump se disculpa”, escribió en Twitter León Krauze.

Los legisladores capitalinos del PRD en la Asamblea Legislativa (ALDF), pidieron al mandatario mexicano que exija una disculpa pública al pueblo mexicano por parte de Donald Trump y que se retracte de construir su muro fronterizo.

“A ver si el presidente de la República tiene valentía y se va a fajar para decirle lo que le tiene que decir y tendrá que exigir que le pida disculpas al pueblo de México y cancelar lo que ha señalado, que construirá un muro como al estilo de la guerra fría en Berlín”, expusieron los legisladores perredistas.

Al posicionar a nombre de Morena, el diputado Alfonso Suárez del Real señaló que Peña Nieto tiene que explicar también “qué diablos quiso hacer y por qué invitó a alguien que nos ha insultado desde el día uno de su vida política”.

La tarde de este miércoles será definido el papel que tomarán las autoridades mexicanas ante el candidato republicado. La visita parece que podría fortalecer la imagen del presidente mexicano, pero también podría hacerla caer aún más.

Mientras tanto, para Donald Trump sería la oportunidad de mostrar una imagen de moderación y concordia, lo cual quedará reflejada o rebasada cuando pronuncie su “gran discurso” anunciado sobre inmigración.

LOS RESULTADOS

El muro va

Al final, la agenda de Donald Trump logró imponerse en Los Pinos, algo que representa un descalabro más para la imagen del mandatario mexicano.

El papel que tomaron las autoridades mexicanas fue representado con las declaraciones de Enrique Peña Nieto en conferencia conjunta con el candidato republicano: Hay “coincidencias” con Donald Trump, pero no está de acuerdo en “diversos temas”.

Mientras tanto, el magnate estadounidense defendió la construcción del muro fronterizo, por la seguridad de ambos países y para frenar la inmigración ilegal y el flujo de armas.

Trump moderado, pero no hubo disculpas

La reunión de Donald Trump en México con Enrique Peña Nieto representó una oportunidad de mostrar una imagen de moderación y concordia para el magnate estadounidense.

En ese sentido, el candidato republicano planteó cinco puntos para mejorar la situación de México y Estados Unidos.

Como primer punto, dijo que se debe frenar la migración ilegal, no solamente pensando en lo que pasa entre ambas naciones, sino también considerando a las personas que tratan de llegar a territorio estadounidense desde Centroamérica.

Otro de sus puntos fue la necesidad de preservar la seguridad de la frontera, colocando un muro, que además de la inmigración ilegal detenga el flujo de armas. “Tenemos que desmantelar a los cárteles de la droga”, dijo.

El político republicano también señaló que debe actualizarse el Tratado de Libre Comercio para que sea justo para ambos países, y no solo para México. “Las dos naciones deben trabajar unidas, en beneficio mutuo”, expresó.

Al finalizar su discurso, Trump llamó “amigo” a Peña Nieto, y le dio un apretón de manos.

“México no pagará por el muro”: Peña Nieto

Tras las críticas vertidas en redes sociales por la postura del presidente mexicano en la reunión con Donald Trump, el presidente expresó a través de Twitter que al inicio de la conversación con el magnate estadounidense dejo en claro que “México no pagará por el muro”, y que a partir de ahí la plática avanzó hacia otros temas de manera respetuosa.

Reunión Peña-Trump “una vergüenza”

Para analistas, periodistas, políticos y académicos, pactar una reunión con Donald Trump fue un error histórico, pero el saldo de la conferencia de prensa conjunta resultó peor y con grandes costos para México.

Deja un comentario

No Announcement posts