Declaran alerta de género en 11 municipios mexiquenses

Publicado Por

1

En el Estado de México al fin se están dando avances contra la violencia de género. El pasado martes 28 de julio las autoridades declararon alerta de género para 11 municipios, a menos de tres semanas de que el mismo gobernador del estado, Eruviel Ávila, lo solicitara y fuera avalado por la Secretaria de Gobernación (Segob).

El Sistema Nacional de Prevención, Atención, Sanción y Erradicación de la Violencia contra las Mujeres es el órgano que aprobó, junto con la Segob, la alerta en los 11 municipios que por medio de un comunicado hicieron oficial.

El organismo  informó en una sesión extraordinaria realizada este martes que se emitirá  la correspondiente declaratoria de alerta, la cual será notificada al gobernador.

Las localidades mexiquenses que tendrán la alerta de género son Ecatepec de Morelos, Nezahualcóyotl, Tlalnepantla de Baz, Toluca, Chimalhuacán, Naucalpan de Juárez, Tultitlán, Ixtapaluca, Valle de Chalco Solidaridad, Cuautitlán Izcalli y Chalco.

Aunque faltaría revisar caso por caso en todos los municipios, y esperar que el Estado de México fuese el parteaguas para todo el país en implementar una alerta de género, el gran primer paso ya está dado, pero se tardó. En los 125 municipios mexiquenses han muerto y han sido desaparecidas mujeres.

De acuerdo con el Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio (OCNF), de 2011 a 2013 se registraron 840 asesinatos de mujeres, y solo 145 fueron investigados como feminicidios, y entre 2011 y 2012 la procuraduría local (PGJEM) informó que desaparecieron 1,258 mujeres, de las cuales más de 53% tenía entre 10 y 17 años de edad.

A finales de abril del 2014, el Sistema Nacional declaró la procedencia del inicio de investigación de la declaratoria de alerta de género en el territorio mexiquense. A partir de este hecho se instaló un grupo interinstitucional y multidisciplinario encargado de analizar la solicitud. Es decir, tuvo que pasar un año para que se considerara formar un organismo para que se pudieran dar los primeros pasos, y un año después sólo 11 municipios tienen alerta de género.

La Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, más que una ley es el principio para proteger a las mujeres, la alerta de género es un mecanismo por medio del cual se identifican contextos de violencia contra mujeres y niñas en territorios determinados, y se definen acciones gubernamentales de emergencia para enfrentar dicha problemática.

Entre las acciones que contempla la alerta según la ley, se encuentran:

  1. Establecer un grupo interinstitucional y multidisciplinario con perspectiva de género que dé seguimiento.
  2. Implementar acciones preventivas, de seguridad y justicia, para enfrentar y abatir la violencia feminicida.
  3. Elaborar reportes especiales sobre la zona y el comportamiento de los indicadores de la violencia contra las mujeres.
  4. Asignar los recursos presupuestales necesarios para hacer frente a la contingencia de alerta de violencia contra las mujeres.

Violencia, feminicidios y el Estado de México

La violencia de género ya nos ha golpeado en otras ocasiones. La fronteriza Ciudad Juárez, Chihuahua, es la capital simbólica de los asesinatos de mujeres. Desde 1993 activistas y organizaciones de la sociedad civil empezaron a reaccionar frente a las desapariciones masivas así como frente a los brutales asesinatos de mujeres, casi siempre jóvenes, pertenecientes a la clase trabajadora.

La palabra feminicidio, fue acuñada por activistas desde la mitad de los años 70”, de principio era por la teoría feminista, pero después se le caracterizó por ser designado a los asesinatos de mujeres cometidos por hombres y únicamente por razón de su sexo, es decir, el motivo se debe encontrar en el menosprecio u odio extremo hacia las mujeres. Pueden llevarse a cabo incluso por un familiar, sólo por el simple hecho de poder o ser más fuerte que la mujer.

El gobierno mexiquense no aceptó su realidad del todo, tuvieron que desaparecer más mujeres, encontrar varios cuerpos y ser denunciados por negligentes en su gestión por varias organizaciones civiles, para que el Sistema Nacional para Prevenir, Atender, Sancionar y Erradicar la Violencia contra las Mujeres fuera capaz de no decirle a las  organizaciones civiles que antes de solicitar una investigación por violencia contra las mujeres en el Estado de México era necesario probar que los ataques eran parte de una violencia dirigida a un género en específico.

Ubicado al oriente del Estado de México, el municipio de Ecatepec es el decimoquinto más violento del país y tiene a las desapariciones y los asesinatos de mujeres como un problema constante.

Según la Procuraduría General de Justicia del Estado de México (PGJEM), el año pasado hubo 400 niñas y adolescentes desaparecidas en esta localidad y las cercanas de Tecámac, Chimalhuacán y Nezahualcóyotl.

Las leyes federales emitidas en el Código Penal Federal, Capítulo V Feminicidio Artículo 325, explica que se comete el delito de feminicidio quien prive de la vida a una mujer por razones de género.

Se considera que existen razones de género cuando concurra alguna de las siguientes circunstancias:

  1. La víctima presente signos de violencia sexual de cualquier tipo;
  2. A la víctima se le hayan infligido lesiones o mutilaciones infamantes o degradantes, previas o posteriores a la privación de la vida o actos de necrofilia; III. Existan antecedentes o datos de cualquier tipo de violencia en el ámbito familiar, laboral o escolar, del sujeto activo en contra de la víctima;
  3. Haya existido entre el activo y la víctima una relación sentimental, afectiva o de confianza;

El informe “Carga Global de la Violencia Armada 2015. Cada Cuerpo Cuenta”, que es publicado cada tres años con ayuda de la ONU, revela que en seis años más de mil 900 mujeres y niñas fueron asesinadas de forma violenta en México y casi la mitad de ellas con armas de fuego.

Esto ubica a nuestro país, junto con otras nueve naciones latinoamericanas, entre los 25 países con la mayor tasa de feminicidios del mundo y en el top ten de los que se cometen con disparos de armas.

Muy pocos son los estados de la República que aceptan el crimen contra las mujeres como casos específicos de violencia, a pesar que esté en el Código Penal Federal. No hace mucho, en Aguascalientes, se desconoció el crimen, en Chihuahua se dio una pena de 50 años de cárcel a quien cometa un feminicidio.

Hay que resaltar que el avance de esta semana del Estado de México, es enorme, y se espera que no se quede estancado; porque en un estado donde las mujeres de todas las edades corren peligro, ignorarlo es parte del crimen y sólo genera un clima de impunidad.

Se entiende, cualquier muerte es completamente imperdonable, pero las leyes ya protegen a las víctimas de homicidio, a sus familias. Los feminicidios no son cualquier muerte, son un crimen de odio hacia un género que el agresor objetiviza y ubica como “inferior”.

Deja un comentario

No Announcement posts