Declaran constitucionalidad de desindexación del salario mínimo

Publicado Por

Alcaldes de México

Constitucional_desindexacion_salario_minimo_Alcaldes_de_Mexico_Enero_2016La Comisión Permanente del Congreso de la Unión declaró reformadas y adicionadas diversas disposiciones de la Constitución Política, en materia de desindexación del salario mínimo. Se remitió al Ejecutivo federal para sus efectos constitucionales.

La reforma a los artículos 26, 41 y 123 de la Carta Magna, desvincula el salario mínimo como la medida de referencia económica para multas, pagos y crédito de viviendas, entre otros conceptos.

El diputado Jesús Zambrano Grijalva expresó que una vez realizado el cómputo de los votos aprobatorios de la mayoría de las legislaturas de los estados, se emite la siguiente declaratoria:

“La Comisión Permanente del Congreso de la Unión, en uso de la facultad que le confiere el artículo 135 de la Constitución Política y previa aprobación de la mayoría de las honorables legislaturas de los estados, declara reformadas y adicionadas diversas disposiciones de la Constitución Política, en materia de desindexación del salario mínimo”.

La declaratoria se realizó después de que la secretaría de la Comisión Permanente dio fe de la recepción de 22 votos aprobatorios, correspondientes a los congresos de Aguascalientes, Baja California, Campeche, Coahuila, Chiapas, Chihuahua, Durango, Guerrero, Jalisco, México, Michoacán, Morelos, Nayarit, Nuevo León, Oaxaca, Puebla, Querétaro, Quintana Roo, San Luis Potosí, Sinaloa, Tabasco y Tamaulipas, a la minuta que reforma y adiciona diversas disposiciones de la Constitución Política, en materia de desindexación del salario mínimo.

Posicionamiento de los partidos

El diputado Luis Alfredo Valles Mendoza (Nueva Alianza) expresó que el aumento de los salarios, aunado a la responsabilidad financiera, son condiciones esenciales para reducir la desigualdad. Comentó que si bien la homologación benefició a 51 mil trabajadores que laboran en 2 mil 341 municipios del país y durante este año experimentó un incremento nominal de un 4.1 por ciento, “aún estamos lejos de cumplir las expectativas que la población tiene con su salario”.

Mencionó que el salario mínimo no puede incrementarse solo por un decreto, pues se requiere que existan condiciones necesarias para que el aumento se haga de manera responsable y no ponga en riesgo el desarrollo y crecimiento de las micro, pequeñas y medianas empresas. “Es imperativo, que el aumento se sustente en condiciones económicas reales y no se deje de lado la prudencia, con el único fin de recibir una aprobación basada en el optimismo”, comentó.

La senadora Martha Angélica Tagle Martínez (sin partido) resaltó que, de acuerdo con la Comisión Económica para América Latina y el Caribe, México es el único país de la región donde el salario mínimo está por debajo del umbral de la pobreza. “Esta reforma no va a venir a solucionar los grandes problemas que existen en el país, pero a partir de ella no habrá más pretextos. El Ejecutivo federal y la Comisión Nacional de los Salarios Mínimos tendrán que tomar un análisis de manera diferente”, estimó.

Destacó como fundamental el avance de la reforma; sin embargo, dijo, es momento de exigir la rendición de cuentas, por lo que pidió la comparecencia del titular de la Comisión Nacional de los Salarios Mínimos, para que explique si los mexicanos pueden vivir con un salario mínimo al que sólo se le aumentó el 2.9 por ciento para este año.

Norma Xochitl Hernández Colín, diputada de Morena, mencionó que desde hace más de 30 años se ha aplicado una política de restricción salarial. De 2005 a 2012, el salario retrocedió 3.2 por ciento en términos reales, mientras que la productividad formal aumentó 4.1 y 4.4 por ciento de acuerdo al Inegi, porque aunque aumentó la productividad no se ha incrementado el salario mínimo.

Es prioridad, afirmó, dar seguimiento real al ingreso y a la recuperación del poder de compra, para acabar “con los salarios de hambre que mantienen a nuestro país en cifras y niveles de pobreza indignantes. Seguiremos impulsando reformas para que toda la ciudadanía pueda contar con un salario digno y justo”.

Del PVEM, el diputado Javier Octavio Herrera Borunda resaltó que la reforma constitucional es un logro vital que marca un rumbo claro en la tarea de acrecentar el poder adquisitivo de los trabajadores, es un beneficio real en la persecución de mejores condiciones sociales, el cual trata de generar bienestar en la población, disminuir los niveles de pobreza y reducir la desigualdad.

Esta reforma, comentó, es apoyada por la mayoría de los encargados de las políticas laborales del país, “quienes han visto con buenos ojos el esfuerzo conseguido, ya que revalora el factor trabajo y la productividad; aumenta la capacidad de compra del mercado interno que en los últimos seis trimestres ha sido el motor de crecimiento económico y porque, de esta manera, se da un primer paso hacia la generación de políticas laborales efectivas, sin necesidad de estar conectadas con el fantasma latente de la hiperinflación”.

Araceli Saucedo Reyes, diputada del PRD, puntualizó que la importancia de esta reforma radica en desvincular el salario mínimo como unidad de medida de diversas multas, créditos, derechos, contribuciones u otros conceptos financieros y administrativos. “La desvinculación es un paso efectivo a una política de recuperación de los ingresos de los trabajadores”.

Subrayó que una nueva política salarial es urgente y absolutamente necesaria para establecer nuevas estructuras de igualdad y de equidad en el país. “La reforma podrá generar condiciones para un gran acuerdo nacional, político, económico y social que conduzca a la recuperación de los salarios de los trabajadores menos favorecidos”.

La senadora Luisa María Calderón Hinojosa (PAN) consideró que la reforma, que culmina el día de hoy, abre la posibilidad de recuperar el poder adquisitivo del salario y hacer que se cumpla con lo estipulado en la Constitución de que sea suficiente, para que los trabajadores puedan sostener de manera digna a sus familias y se establezca en el mercado laboral del país un esquema de ingresos mínimo.

“El PAN seguirá adelante y no descansará hasta lograr que sea digno, tenga un monto que garantice un ingreso para los trabajadores y sus familias, y deje de ser la referencia para determinar anualmente los aumentos salariales. La promulgación es un paso en la dirección correcta y nos congratulamos de su aprobación, pero tenemos que seguir trabajando para que se reduzcan las grandes brechas entre quienes menos y más perciben”.

Finalmente, el senador del PRI, Enrique Burgos García, se congratuló por la declaratoria de constitucionalidad que hoy hizo la Comisión Permanente. “Es un gran paso para instrumentar una política real de recuperación del salario mínimo, porque prevé la creación de una nueva unidad de medida y actualización que permitirá la desvinculación del salario como unidad de referencia de otros costos de trámites, multas, impuestos y prestaciones, entre otros”.

Relató que a lo largo de la historia del país, el salario ha representado un elemento de primer orden en el desarrollo económico y en el bienestar social, siendo el único medio con el que cuentan millones de familias para cubrir sus necesidades básicas. “Debemos reconocer que si bien los avances son muy importantes, es necesario continuar y consolidar los esfuerzos para aumentar la productividad laboral y otorgar mayor dignidad a los salarios que percibe la población”.

Deja un comentario

No Announcement posts