Detienen a tres funcionarios de Topo Chico por delitos de homicidio y abuso de autoridad

Publicado Por

Alcaldes de México

Detienen_funcionarios_desmatelan_lujos_Topo_Chico_Alcaldes_de_Mexico_Febrero_2016Luego del motín en el penal de Topo Chico, en Nuevo León, que dejó 49 reos muertos, el procurador general de Justicia del estado, Roberto Flores Treviño, anunció que fueron detenidos tres ex funcionarios de la penitenciaría, entre ellos la directora del penal.

Se trata de Gregoria Salazar robles, quien fundía como directora del centro penitenciario, además de Jesús Fernando Domínguez Jaramillo, que desempeñaba el cargo de Subcomisario de Administración Penitenciaria y José Reyes Hernández Aguilar, custodio del penal.

A los directivos se les imputaron los delitos de homicidio calificado y abuso de autoridad, mientras que al custodio se le acusó de homicidio calificado.

Los dos primeros, para mayor seguridad, están detenidos en el Cuartel municipal del Alamey, mientras que el tercero está en el área de observación del penal del Topo Chico, mientras vence el plazo para resolver su situación jurídica.

El procurador general de Justicia nuevoleonés dijo que desde este fin de semana “se llevaron a cabo en el Palacio de Justicia las audiencias de imputación, vinculación, plazo de cierre y medidas cautelares” contra los tres indiciados.

Añadió que, a petición de la defensa, el Juez de Control concedió la ampliación del término constitucional para resolver su situación jurídica e impuso como medida cautelar la prisión preventiva oficiosa de conformidad con lo establecido por el Artículo 19 constitucional.

Encuentran celdas de lujo y un bar al interior del penal

La Fuerza Civil de Nuevo León encontró y desmanteló celdas de lujo equipadas con salas, climas artificiales, pantallas, frigobares, televisión digital y hasta acuarios y baños sauna, luego de asumir el control total del centro penitenciario de Topo Chico.

“Fuerza Civil asumió el control total del centro penitenciario y puso fin al autogobierno que ejercían líderes del crimen organizado en complicidad con algunas autoridades”, indicó el gobierno de Nuevo León en un comunicado.

Fueron retirados también 280 puestos semifijos de alimentos, abarrotes y hasta un bar que eran operados por la red criminal directamente o através del cobro de piso, ofertando productos con sobreprecios de hasta 120 por ciento, añadió el gobierno estatal.

Tras la intervención en la penitenciaría, el gobierno de Nuevo León aseguró que “el cobro de piso, el tráfico de drogas y los privilegios se acabaron en el penal de Topo Chico”.

Deja un comentario

No Announcement posts