Dilma Rousseff deja la presidencia de Brasil tras aprobarse juicio político

Publicado Por

Alcaldes de México

Dilma Rousseff fue apartada este jueves del gobierno de Brasil, al final de una sesión histórica en la que una gran mayoría del Senado votó a favor de iniciarle un juicio de destitución.11004126_xl

Al final de una maratónica sesión que duró casi 22 horas, 55 senadores (de un pleno de 81) se pronunciaron en favor de juzgar a la mandataria y apartarla del poder durante 180 días, por supuestas maniobras fiscales para engrosar las arcas durante su campaña de reelección en 2014.

Rousseff, la ex guerrillera izquierdista de 68 años que en 2011 asumió como la primera presidenta de Brasil, será reemplazada por su vicepresidente Michel Temer, de 75 años.

Horas después de la votación del Senado que suspendió a la presidenta brasileña Dilma Rousseff, el gabinete en pleno fue disuelto.

Entre los despedidos se encuentra el ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva, predecesor y mentor de Rousseff, a quien ella designó como jefe de gabinete en marzo.

La mandataria se va del cargo con apenas un 10% de popularidad, en medio de una grave recesión económica y un escándalo de corrupción que ha manchado a buena parte de la élite del poder en Brasilia. Y se quedará sin inaugurar los Juegos Olímpicos que se celebran en agosto en Rio de Janeiro.

“Es desproporcionado, es como si quisiéramos penalizar con pena de muerte una infracción de tránsito”, dijo la senadora Gleisi Hoffmann, ex jefa de gabinete de Rousseff y miembro del PT.

“El impeachment es un remedio amargo, pero necesario” frente a la baja popularidad de Rousseff, el aumento del desempleo y la caída de la producción, dijo durante la sesión el senador opositor José Serra (PSDB), posible canciller del nuevo gobierno de Temer.

En la tribuna, los defensores del impeachment, la mayoría de partidos de centro y de derecha, hablaron de esas maniobras fiscales a las que, a veces, culparon de la crisis económica brasileña. Pero la mayoría se refirió más, para justificar su decisión, a la catastrófica marcha de la economía (que retrocede a razón de un 3% del PIB al año), a las sucesivas rebajas de las agencias de calificación, que ya han colocado los bonos brasileños al nivel de bono basura y, en general, a la necesidad de cambiar de Gobierno para que la perspectiva sombría del país cambie.

La destitución definitiva de Rousseff requiere de dos tercios de los votos del Senado (54 de un total de 81 miembros) al final del juicio político. Menos de los votos que se registraron este jueves en el Senado, lo que hace muy poco probable que vuelva al poder.

Muchos cuestionan este proceso en la cámara alta, donde una mayoría está acusada de corrupción. Un estudio de la ONG Transparencia Brasil reveló que 61% de los 81 miembros del Senado han sido condenados o acusados de delitos en algún momento.

En diciembre de 1992, el presidente Fernando Collor de Mello dimitió cuando el Senado iniciaba el procedimiento para su destitución por corrupción. El hasta entonces vicepresidente Itamar Franco pasó a ser presidente. Collor fue absuelto por la Justicia dos años después.

Con información de: La Jornada y El País

Deja un comentario

No Announcement posts