Discusión sobre Mando Único debe seguir abierta: Causa en Común

Publicado Por

Alcaldes de México

Discusion_Mando_Unico_Causa_Comun_Alcaldes_de_Mexico

De cara al siguiente periodo de sesiones, Causa en Común A.C., exigió a los legisladores y al Gobierno Federal que mantengan el debate abierto sobre el Mando Único para lograr los consensos indispensables que deriven en una reforma basada en evidencia, con un claro plan de acción en beneficio de los mexicanos.

La Asociación Civil consideró que la discusión sobre el Mando Único debe seguir abierta toda vez que la falta de acuerdos impidió que se votara la iniciativa en el actual periodo ordinario de sesiones.

El decálogo a la nación presentado por el Presidente Enrique Peña Nieto en noviembre pasado incluyó una reforma policial que atendería la problemática de inseguridad y la infiltración de la delincuencia organizada en las policías municipales.

María Elena Morera, Presidenta de Causa en Común señaló: “los ciudadanos sentimos que la propuesta debe fortalecerse de cara al próximo periodo de sesiones para evitar que los recientes acontecimientos en donde integrantes de diversas instituciones policiales han perdido la vida o se han visto inmiscuidos en escándalos mediáticos terminen por minar la confianza ciudadana, indispensable para cualquier reforma de seguridad”.

La asociación reiteró que la propuesta de Mando Único generará una redistribución de poderes, facultades y recursos entre estados y municipios. Por lo cual, propusieron armonizar los modelos de organización policial manteniendo el Mando Único Estatal, así como a las Policías Municipales considerando que la autoridad que opte por apoyo policial estatal o federal deberá cubrir los gastos de operación bajo los siguientes puntos:

  • Efectiva implementación del desarrollo policial mandatado en la LGSNSP.
  • Acreditación de todas las Policías bajo estándares profesionales.
  • Certificación institucional y no sólo del personal.
  • En caso de que un municipio no haya acreditado, esté en proceso o no tenga las condiciones para acreditar a su Policía, la Policía Estatal supliría con los recursos de los Ayuntamientos las funciones y bajo un previo acuerdo, normado con criterios, condiciones y fechas de inicio, término o permanencia.

En el caso del Mando Único Estatal, la coordinación podría seguir las siguientes directrices:

  • Generación de protocolos homologados que establezcan un lenguaje común para todas las Policías y entendible a los ciudadanos.
  • Operación sólo ante situaciones críticas y de forma temporal, bajo un esquema de prestación de policías municipales con habilidades de reacción, en apoyo a la Policía Estatal.
  • Funcionalidad con atribuciones y responsabilidades claramente definidas para cada orden de gobierno, mediante un convenio de colaboración que involucre la supervisión externa de la sociedad civil.
  • Subsidiariedad, en donde la responsabilidad y pagos escalarán de acuerdo con las atribuciones y competencias de cada autoridad, cuando sus capacidades sean superadas en situación de amenazada de la delincuencia organizada.

Deja un comentario

No Announcement posts

A %d blogueros les gusta esto: