El maltrato animal en México y los estados que lo sancionan

Publicado Por

A raíz de la indignación producida por la difusión de videos donde un par de sujetos maltrata a tres perros y causa la muerte de un Hamster dentro de una tienda de mascotas, han surgido los cuestionamientos de diversos sectores de la sociedad sobre las sanciones que deben imponerse a quienes maltratan a los animales en México.

A pesar de que las cifras más recientes apuntan que México está posicionado como el tercer país con más crueldad hacia los animales, las autoridades no han incluido en el código penal federal sanciones que busquen prevenir este tipo de conductas contra la vida de estos seres vulnerables.

Según cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), son los perros quienes sufren con mayor frecuencia este tipo de violencia.

Apenas en noviembre pasado la diputada Merilyn Gómez Pozos propuso diversas modificaciones al Código Penal Federal referente al maltrato animal, en las que busca se equipare cada acto de crueldad contra la vida de cualquier especie con delitos como la violación, tortura, lesiones, homicidio y abandono.

Dijo en su momento que en el país millones de mascotas sufren maltrato de diversas formas, un problema que es minimizado por la sociedad y que no debería ser tolerada como no lo es la violencia contra los seres humanos.

En Pachuca, Hidalgo, donde ocurrieron los más recientes actos de crueldad contra las mascotas y que fueron difundidos masivamente, no existe en el Código Penal estatal una sanción contra ese tipo de maltrato.

Legisladores locales del Partido Acción Nacional llevaron a la legislatura una iniciativa para tipificar como delito esas acciones, por lo que agrupaciones defensoras de animales buscan que la propuesta sea destrabada por el Congreso de Hidalgo.

Los estados donde sí se contemplan sanciones contra quien cometa actos de crueldad y maltrato animal están:

Querétaro, que fue el primer estado de la República mexicana en llevar a cabo modificaciones a la ley para que los municipios y ciudades tomen las medidas y sanciones correspondientes.

San Luis Potosí prohibió a inicios de este año el establecimiento y operación de espectáculos circense en los que se utilicen animales vivos.

En Culiacán, Sinaloa no se permite de igual forma que se usen animales en cualquier tipo de espectáculos.

En Sonora, además de prohibir el uso de animales en circos, también se prohibieron las corridas de toros, las peleas de gallos, las charreadas y los jaripeos.

Chihuahua contaba con la Ley de Bienestar Animal, pero recientemente se tipificó como delito el maltrato animal en su Código Penal.

En Colima también se decidió sancionar con multas de entre 30 a 300 días de salario mínimo a los dueños o trabajadores de los circos que comentan una falta contra los animales.

En Jalisco se impone una pena de seis meses a tres años a quien cometa maltrato animal o “animalicidio”, aunque las sanciones no aplican cuando el sacrificio es para consumo humano. Tampoco se sancionan las peleas de gallos, experimentos científicos, sacrificios por el bien del animal, charreadas, jaripeos, carreras de caballos, carreras de perros, tauromaquia ni uso de animales en circos.

En Nayarit la Ley General de Vida Silvestre promueve un trato digno  y respetuoso hacia los animales.

Michoacán es uno de los estados que castiga el abandono, abusos sexuales, actos abusivos, negligencias y omisiones en el trato doméstico y laboral cotidiano contra los animales.

En el municipio de León, Guanajuato se prohibió el uso de animales en los espectáculos circenses.

Morelos estableció una prohibición para el uso de animales en ferias y espectáculos circenses, mientras que en los zoológicos se deberá proporcionar cuidados adecuados y libertad de movimiento a los animales.

En Guerrero, Ciudad de México y en Naucalpan, Estado de México también se prohíbe presentar espectáculos con animales salvajes o domésticos.

Mientras tanto en Veracruz se sancionará desde dos meses hasta cinco años de prisión el maltrato animal y puede ser denunciado por cualquier persona.

En Yucatán, se protege del maltrato a todo animal, ya sea que tenga dueño o deambule por la vía pública.

En Quintana Roo, además de promover el buen trato y el control de la natalidad de las mascotas, se obliga a las personas a dar una estancia digna, higiene, tratamiento veterinario, entre otros a sus mascotas.

Deja un comentario

No Announcement posts