Gobernadores salientes se “blindan” ante acusaciones de corrupción

Publicado Por

Alcaldes de México

En sus últimos meses de mandato, algunos gobiernos que tendrán transición política tras las elecciones de 2016 y que han sido acusados de presuntos actos de corrupción han emprendido cambios en el aparato de gobierno, particularmente en áreas de combate a este tipo de acciones y en materia de administración de justicia.

Gobernadores_salientes_se_blindanl_Alcaldes_de_Mexico_Junio_2016

El portal de noticias Expansión hace un recuento de los gobiernos que en las últimas semanas han realizado cambios en la estructura de la administración en el área del combate a la corrupción, pero con nombramientos de último momento con personajes afines a los mandatarios salientes.

Dichos gobiernos son los de Veracruz encabezado por Javier Duarte; Quintana Roo gobernado por Roberto Borge; y Chihuahua, cuyo mandatario actual es César Duarte. En los tres casos, los gobiernos entrantes pertenecen al PAN o de una alianza PAN-PRD.

De acuerdo con opositores, las reformas que están impulsando los gobernadores salientes buscan “blindarlos” de posibles acusaciones e investigaciones por manejo indebido de recursos públicos y otras prácticas deshonestas, a través de la designación de personajes “a modo”.

Consultado por Expansión, el investigador del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Ernesto Villanueva, consideró que este tipo de movimientos son legales pero ilegítimos.

“Desde el punto de vista de diseño institucional, es legal. Se hicieron varias cosas de protección frente a la corrupción y de garantía de impunidad disfrazada de avance democrático, por eso es interesante esta contradicción (…) ¿Es legal? Sí, es legal. ¿Es legítimo? No, no es legítimo desde el punto de vista político”, dijo en entrevista.

Incluso, cuando eran candidatos, el próximo gobernador de Chihuahua, Javier Corral, y el de Veracruz, Miguel Ángel Yunes, amagaron con conseguir sanciones de cárcel para sus antecesores, César Duarte y Javier Duarte, respectivamente.

En Veracruz, Javier Duarte anunció que promulgaría una reforma, aprobada ya por el Congreso estatal, para retirar el fuero (inmunidad judicial) al titular del Poder Ejecutivo de la entidad, a través de un mensaje en el que llamó a la “reconciliación” pero en el que aprovechó para reprochar a sus críticos “que tienen un pasado de corrupción y perversiones” y “denuncias formales por enriquecimiento ilícito y gravísimos señalamientos por falta de probidad como persona”.

En Quintana Roo, el Congreso local eligió este sábado a Javier Félix Zetina González ―primo del exgobernador priista Félix González―, como el nuevo titular de la Auditoría Superior del estado, ante lo cual diputados de oposición interpretaron que busca completar el “blindaje” de la actual administración, encabezada por Roberto Borge.

En Chihuahua, el gobernador César Duarte ha enfrentado acusaciones de sus rivales políticos, así como protestas como la de la semana pasada afuera del Palacio de Gobierno, en la que los inconformes exigieron la renuncia del mandatario por presunta corrupción y además demandaron impedir la posible destrucción de pruebas”.

El aún mandatario ha sido señalado de enriquecimiento ilícito y uso ilegal de facultades, por presuntamente participar en el Banco Unión Progreso, institución financiera donde se sospecha que hubo desvío de recursos. Además, su administración es cuestionada por el incremento de la deuda pública estatal.

Con información de: Expansión

Deja un comentario

No Announcement posts