Innovación en políticas públicas para el desarrollo sostenible

Publicado Por

Alcaldes de México

Por Amapola Nava

Para los ponentes del Foro Internacional de Innovación para el Desarrollo Sostenible, realizado del 11 al 15 de septiembre pasados en Guanajuato, no se puede hablar de innovación si no se habla de implementación. Y en la mesa Desarrollo Sostenible, Crecimiento Económico e Innovación Social, se abordaron las estrategias, en materia de políticas públicas y  vinculación, necesarias para que Guanajuato transite hacia el paradigma de desarrollo sostenible utilizando como motor la innovación.

 

Según el concepto de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) , la innovación solo sucede cuando una mejora en un producto, un proceso o un método logra incorporarse al mercado. Pero, según Fred Gault, profesor de la Universidad Tecnológica de Tshwane (TUT) en Sudáfrica, esta definición no contempla la innovación fuera del mundo de los negocios, es decir, la innovación que se implementa en el sector público y la sociedad civil.

Cuando se habla de innovación, el sector público no puede dejarse de lado, pues la innovación en la política pública es esencial para alcanzar los objetivos de desarrollo sostenible. Tema que abordó durante el foro, Eduardo Sojo, presidente del Instituto de Planeación, Estadística y Geografía de Guanajuato.

Guanajuato, hacia un desarrollo sostenible

“Cuando vemos todos los cambios que se han producido en nuestra vida los últimos 25 años (Internet, telefonía celular, medicamentos, las impresiones 3D, etcétera), corremos el riesgo de pensar que la innovación es para aquellas mentes brillantes y excepcionales, y no es el caso, la innovación es para cualquiera de nosotros”, comentó Eduardo Sojo antes de presentar su experiencia en la innovación en las políticas públicas.

Nuria Sanz y Eduardo Sojo.

El economista mexicano narró que en la década de los noventa, en Guanajuato se tomó la decisión de establecer una política pública base, para evitar los cambios radicales ocasionados por la llegada de cada nuevo sexenio y una nueva administración pública. Lo que se buscaba era que las acciones gubernamentales tuvieran efectos reales a largo plazo.

Esto dio pie al proyecto Guanajuato Siglo XXI, en el que se acordó el rumbo que las políticas públicas debían tomar con miras a generar resultados en el 2020. Pero ahora, con el nuevo modelo económico del desarrollo sostenible, Guanajuato busca dar el siguiente paso: la planeación de la política pública al 2040 mediante un proyecto innovador.

“Si el día de hoy se quedaran dormidos y despertaran en el 2040, ¿cómo les gustaría que fuera Guanajuato?”. Esta es la pregunta que Eduardo Sojo planteó en el foro auspiciado por la oficina en México de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) y bajo la cual se regirán las políticas públicas a largo plazo en el estado.

Las respuestas a esta pregunta pretenden ser, en gran medida, cuantitativas, para evitar metas ambiguas y aspiracionales como lograr un Guanajuato educado o lograr un Guanajuato saludable. Lo que queremos es responder a cuál queremos que sea el número de investigadores en el Sistema Nacional de Investigadores (SNI) por cada cien mil habitantes, cuál queremos que sea la cifra de mortalidad materna o cómo queremos que sea la cobertura de educación superior en el estado, explica el economista.

Para ello se hará un diagnóstico para saber dónde está Guanajuato respecto a los 17 objetivos de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible y cómo se compara con otras entidades federativas. Con esto se podrán tomar acciones en el presente para lograr el 2040 deseado. Además se llevará un sistema de control que evalúe si las acciones están logrando el efecto deseado o es necesaria su modificación.

 El desarrollo sostenible y la empresa

Las etapas de control y evaluación de las innovaciones son necesarias en la implementación de las políticas públicas, pero también lo son dentro del área empresarial.

Cuando un producto o un servicio innovador llega al mercado, nada garantiza que ese producto o servicio siga los ideales del desarrollo sostenible. Por esta razón, es necesario invertir en un seguimiento y una evaluación a largo plazo para medir el impacto que dicha innovación tendrá en el ambiente y en la sociedad, comentó Fred Gault.

Esta evaluación requiere de una inversión económica y definitivamente pone ciertas restricciones a la innovación, pero es necesaria para la sostenibilidad y la inclusión social, considera el miembro del Instituto de Investigaciones Económicas sobre Innovación de la Universidad Tecnológica de Tshwane. Además, este seguimiento permitirá aprender de los errores cuando resulte que las innovaciones tienen un impacto negativo desmedido en el entorno.

Empresas que se mantienen

La sostenibilidad también debe contemplar la permanencia de la empresa, puntualiza Jesús González Arellano, presidente del grupo de empresas Red Mexicana del Pacto Mundial de Naciones Unidas.

Jesús González recordó que las empresas son importantes generadoras de empleos en el país, pero que “de 10 empresas que se abren hoy, mueren siete”, lo cual no abona a los objetivos de desarrollo sostenible de combate a la pobreza. Por ello, considera la implementación del gobierno corporativo, que se refiere a una vinculación con el sector público que favorezca la permanencia de las empresas.

La vinculación como respuesta

Al finalizar la mesa, los ponentes consideraron la vinculación entre academia, empresas y sector público como la necesidad esencial para lograr que los estados innoven con miras a los objetivos del desarrollo sostenible.

En cuanto a Guanajuato, las acciones locales que contemplen los contextos regionales dentro del estado son necesarias para cumplir con las metas internacionales.

Obra publicada originalmente por Agencia Informativa Conacyt bajo una licencia de Reconocimiento 4.0 Internacional de Creative Commons.

Deja un comentario

No Announcement posts

A %d blogueros les gusta esto: