Lo que hay que saber sobre el muro de Trump

Publicado Por

Alcaldes de México

Este miércoles el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, firmó la orden ejecutiva para dar luz verde a la construcción del muro en la frontera con México, algo que dijo, “ocurrirá en cuestión de meses” e insiste en que nuestro país reembolsará al cien por ciento lo que se invierta en él.

trump_firma_decreto_construir_muro_alcaldes_de_mexico_enero_2017

El magnate neoyorkino explicó este miércoles, en una entrevista para ABC News, que su objetivo es comenzar a construir el muro “en cuento sea físicamente posible”, mientras que el portavoz de la Casa Blanca, Sean Spicer, aseguró que “de una manera u otra” México pagará por “la amplia barrera física” que separará a Estados Unidos de México.

Donald Trump aseguró además que ve en este muro una herramienta contra el tráfico ilegal en la frontera y que “va a ser bueno para México. Queremos un México muy estable y muy sólido”.

Tras firmas la orden ejecutiva para llevar a cabo algunas medidas migratorias, entre las que se encuentra la construcción del muro fronterizo, el presidente estadounidense aseguró en rueda de prensa que “una nación sin fronteras no es una nación”.

La valla ahora será muro

Desde 1994 existe una barrera física de casi 1,100 kilómetros entre México y Estados Unidos. Se trata de una valla construida durante la administración del gobierno de Bill Clinton, con el propósito de detener la inmigración ilegal de acuerdo al programa conocido como “Operación Guardián”.

Ahora, de acuerdo con las proyecciones que Donald Trump realizó durante su campaña, se espera que el muro de concreto mida entre 10 y 12 metros de altura, con una extensión de unos 1,600 kilómetros, pues según el mandatario estadounidense, no se requieren los 3,200 kilómetros, que es la longitud total de la frontera, pues existen barreras naturales.

Trump ha señalado que esta barrera tendrá además “la mejor tecnología arriba y abajo de la tierra: sensores, torres, vigilancia aérea y poder humano para reforzarlo, encontrar y desmantelar túneles, manteniendo fuera a los carteles y criminales”.

La factura para México

Según una estimación de The Washington Post, el muro fronterizo tendría un costo de 25 mil millones de dólares, aunque Donald Trump estimaba un costo de entre 8 y 12 mil millones de dólares.

Los recursos para su construcción tendrían que ser aprobados por el Congreso estadounidense en su presupuesto federal, lo cual tendría que tomarse de las contribuciones de ciudadanos estadounidenses, sin embargo, Donald Trump aseguró que México “de alguna manera, y hay muchas, nos lo va a reembolsar”.

De acuerdo con especialistas, la factura podría ser cobrada a los mexicanos, entre otras, por medio de algún tipo de retención de remesas que envían las familias de mexicanos residentes en Estados Unidos hacia México, o por medio de la cancelación de programas de cooperación bilateral como la Iniciativa Mérida, el plan firmado en 2008 por ambos países para combatir al narcotráfico, y que le ha costado a Washington alrededor de mil 500 millones de dólares.

¿Es legal?

Construir un muro en la frontera de Estados Unidos con México “entra en conflicto con al menos 7 leyes de protección al medio ambiente y del patrimonio cultural”, según informó el diario El Mundo.

El diario señala, en un reportaje al respecto que: “Aunque apenas se ha hablado de ello, el aspecto jurídico es mareante. Porque si hay 2.000 kilómetros de frontera sin amurallar, en su inmensa mayoría en Texas, no es porque nadie lo haya pensado. Es porque en ese estado, al contrario que en Arizona, Nuevo México y California, la inmensa mayor parte de los terrenos que lindan con México son de titularidad privada, no pública. Eso hace que el Congreso tenga que decidir sobre su expropiación parcial, ya que las barreras entre los dos países están entre uno y cien metros dentro del territorio estadounidense y, obviamente, México no va a dejar que pasen las excavadoras por su territorio”.

Sin embargo, Trump podría apoyarse en una ley de 2006 que autorizó la construcción de varios cientos de kilómetros de bardas a lo largo de la frontera, que derivó en la construcción de unos mil 200 kilómetros de cercas.

Además, desde 1970 existe un tratado que establece dónde y cómo pueden construirse estructuras a lo largo de la frontera, con la condición de no alterar la corriente de los ríos, los cuales definen la frontera entre los dos países.

Lo que sigue

Luis Videgaray, secretario de Relaciones Exteriores y el secretario de Economía, Ildefonso Guajardo, se encuentran en Estados Unidos para sostener una reunión de dos días con funcionarios estadounidenses, entre ellos el secretario de Seguridad Interna, el general John F. Kelly.

A su llegada, los funcionarios mexicanos se encontraron con el anuncio de Trump en el que señaló que “los Estados Unidos van a recuperar el control de sus fronteras”, y que el país “tiene una crisis en su frontera sur”.

Dijo que buscará reunirse con el presidente de México, Enrique Peña Nieto –quien estará en la Unión Americana el 31 de enero- para “mejorar la seguridad y generar oportunidades” a ambos lados de la frontera.

“Nuestra relación con México va a ser mucho mejor” una vez construido el muro fronterizo, ha dicho el presidente de Estados Unidos, quien ha señalado también que tendrá una “estrecha coordinación” con su vecino.

Trump aseguró que “una economía fuerte en México es buena para Estados Unidos y por eso hay que trabajar para que exista”. El objetivo del muro es poner freno “al aumento sin precedentes de la inmigración ilegal procedente de Centroamérica, que está dañando tanto a Estados Unidos como a México”.

Deja un comentario

No Announcement posts

A %d blogueros les gusta esto: