México: el robo y el desempleo

Publicado Por

Alcaldes de México

El_robo_desempleo_Alcaldes_de_Mexico_Noviembre_2015Gracias al trabajo de tesis México: incidencia del desempleo en el robo, 2005.1 a 2014.3 de José Iván Ramírez Fuentes, ganador del Cuarto Concurso Internacional de Tesis sobre Seguridad Pública, Victimización y Justicia en América Latina y el Caribe 2015, en la categoría de Licenciatura, se podría entender mejor el problema del robo en México para saber cómo atacarlo y prevenirlo.

Para el investigador, egresado de la Facultad de Economía (FE) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), antes de confrontar los altos índices de robo en México con más cuerpos policiacos o ciertas medidas políticas, primero habría que conocer la razón que motiva a las personas a cometer delitos.

Los trabajos que relacionan la economía y el robo en México son pocos; desde finales de la década de los sesenta se desarrollaron análisis económicos sobre la relación entre el robo y la economía, pero son teóricos y extranjeros, mientras que esta tesis ofrece una mirada a lo microeconómico.

“Uno de los aportes sustanciales de la tesis es que todo el engranaje técnico microeconómico se logra aterrizar con cifras macroeconómicas, la razón de este fundamental dato es que en ocasiones un enfoque muy micro se queda en la abstracción y un enfoque macro no toma elementos microeconómicos de economía conductual”, explicó.

El perfil de los sujetos estudiados fue menores de 24 años que tuvieran escolaridad máxima de preparatoria. Se encontró que el desempleo juvenil incide con mayor fuerza en el desempleo general.

México: el robo y el desempleo

En el año 2014 la cantidad de robos equivalió a 226 mil 700 millones de pesos, 1.27 por ciento del producto interno bruto (PIB), según cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Esta cantidad implica que por cada una de las 22 millones 800 mil personas víctimas de delito, el año pasado el país perdió cinco mil 861 pesos en promedio, según lo mostrado por la Encuesta Nacional de Victimización y Percepción sobre Seguridad Pública (Envipe) 2015.

Asimismo no solo tiene un impacto en las billeteras de los mexicanos, sino también inhibe la actividad económica y los hábitos de gasto decrecen por el temor a que se repita el delito, ya que 46 por ciento de las víctimas disminuye su consumo de bienes de lujo para evitar perderlos en un asalto.

“En el sentido común la gente piensa que cuando la economía crece los empleos aumentan y por lo tanto el robo disminuye, pero no es tan sencillo crear empleos, es por eso que cuando el ciclo del producto aumenta, es decir que estemos más arriba de lo normal, tan solo la gente tendría más dinero, pero no se generarían los empleos necesarios, por lo tanto el robo aumenta”, explicó.

Para el economista esta variable es indispensable para poder tener una visión clara de cómo afecta el desempleo al robo.

De acuerdo con Ramírez Fuentes, hay muchas formas de ver las causas del desempleo (situación económica, bajos estudios, empleo informal, etcétera) pero en la ciencia económica los supuestos son necesarios para poder resolver la hipótesis generada.

“En el modelo micro se supone que no habrá más que robo y trabajo, se podría haber metido alguna tercera variante, pero surgiría el problema de lo difícil que era la modelación matemática, además Friedman mencionó que un modelo más pequeño y sintético es mejor”, comentó.

Esta mirada económica al robo, para Ramírez Fuentes tiene bastante importancia porque nadie está exento a este delito, aunque asegura que no se debe descuidar el rigor científico y el sustento económico para fortalecer estos trabajos de carácter social.

Con información de: Agencia Informativa Conacyt

Deja un comentario

No Announcement posts