Minigubernaturas en Puebla y Veracruz tendrán una agenda muy básica: UAM

Publicado Por

Alcaldes de México

Minigubernaturas_agenda_limitada_Puebla_Veracruz_Alcaldes_de_Mexico_Febrero_2016Como parte de los comicios del 2016, los ciudadanos de Puebla y Veracruz acudirán a las urnas para decidir dos minigubernaturas de sólo dos años.

Un reporte de la consultoría Integralia detalla que los nuevos gobernadores de esos dos estados durarán en el cargo 22 y 24 meses, respectivamente, con el fin de homologar las elecciones locales con los procesos federales en el 2018.

El académico de la UAM, Pablo Javier Becerra, explica que una gubernatura de este tiempo sólo daría pauta para una agenda de gobierno muy básica.

Detalla que de manera regular se considera que seis años de un gobernador puede resultar un periodo reducido, porque normalmente inicia su primer año en una lógica de aprendizaje, además de que arranca con un Congreso heredado —es decir, electo antes de que asuma el cargo—, lo que complica que gobierne con su propia agenda.

“Digamos que el poder del gobernador es más o menos pleno ya a la mitad de su gobierno (a los tres años), cuando incluso puede imponer a la mayoría de candidatos de su partido y tener una Legislatura más claramente favorable a su proyecto”.

Becerra indica que cuando se llega a ese nivel —de tener una Legislatura más ad hoc— un gobernador se enfrenta posteriormente al hecho de que sólo le quedan “un par de años efectivos” para gobernar, porque el último año es para designar a su sucesor.

Así, el especialista detalla que técnicamente lo viable fue aprobar minigubernaturas en Puebla y Veracruz para empatarlas con el calendario electoral de las presidenciales del 2018, ya que no se podían ampliar los periodos de los gobernadores actuales.

El investigador puntualiza que se esperaría que, en dos años, quienes salgan electos para estas minigubernaturas generen las condiciones para que puedan desahogar algunos temas de agenda básica de gobierno, pero aclara que no serán grandes proyectos, por ejemplo, relacionados con obra pública.

“Si uno piensa más allá de los seis años (…), se puede ver que incluso muchas obras grandes ni siquiera se podrán concluir cuando concluya un sexenio. Tan sólo piense en el proyecto del nuevo aeropuerto, ni siquiera va estar listo para el 2018”, expone Becerra.

Con información de: El Economista

Deja un comentario

No Announcement posts