Nuevo “hogar” del Chapo, el peor Cefereso del país: CNDH

Publicado Por

Alcaldes de México

El Centro Federal de Readaptación Social (Cefereso) 9, en Ciudad Juárez, a donde fue trasladado Joaquín Guzmán Loera, “El Chapo”, la madrugada del pasado sábado, es un penal de “mediana seguridad”, según un informe de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH).Nuevo_hogar_del_Chapo_el_peor_Cefereso_del_pais_Alcaldes_de_Mexico_Mayo_2016

La información citada por Sin Embargo, señala que la CNDH en su informe de 2015 evaluó al Cefereso 9 con un puntaje de 6.63 de 10, una calificación menor que la de El Altiplano, que obtuvo 7.32 de 10.

Dicha evaluación coloca al nuevo “hogar” del Chapo como el peor reclusorio del país, pues el “Diagnóstico Nacional de Supervisión Penitenciaria 2015” señala que la media nacional es de 7.36 entre las prisiones manejadas por la Federación.

El supuesto líder del Cartel de Sinaloa fue trasladado del penal del Altiplano (ubicado en el Estado de México), “como parte de la estrategia de seguridad implementada de septiembre a la fecha”, de acuerdo a un comunicado oficial de la Secretaría de Gobernación (Segob).

También argumentó que el traslado de Guzmán Loera se dio a razón de distintas obras que se realizan en el Cefereso número 1 (El Altiplano), “para reforzar la seguridad del penal”.

El diagnóstico de la CNDH

En su informe de 2015, la CNDH detectó que el Cefereso de Ciudad Juárez registra importantes problemas de sobrepoblación (con un registro de mil 012 internos en un espacio diseñado para 848), hacinamiento y conflictos para mantener la salud de los internos.

La CNDH solicitó, además, atender temas como el equipamiento e higiene del área médica, la deficiencia en la imposición de sanciones disciplinarias a los reclusos, problemas en la clasificación entre penados y procesados, así como fallas en las acciones para la reinserción social de los internos.

Sin embargo, también tuvo una evaluación positiva en la prevención y atención de incidentes violentos, y violaciones a derechos humanos. También en la ausencia de actividades ilícitas o cobro de pagos y sobornos.

El Cefereso de Juárez, además, ha sido escenario de intento de fuga: en marzo de 2014, cinco reos escalaron el muro de esta prisión federal utilizando ganchos y cuerdas. Ese mismo día recapturaron a tres de los fugitivos, y meses después las autoridades atraparon al resto.

Entre 2013 y 2014, nueve internos más emprendieron otros escapes, aunque ninguno logró su objetivo.

Con información de: Sin Embargo

Deja un comentario

No Announcement posts