Para entender las elecciones en Estados Unidos y cómo afectan a México

Publicado Por

Este martes 8 de noviembre los estadounidenses eligen a su nuevo presidente, quien asumirá el cargo el próximo 20 de enero de 2017.

elecciones_estados_unidos_alcaldes_de_mexico_noviembre_2016

Existen algunas diferencias entre el proceso electoral de Estados Unidos con el de México, pero también implicaciones importantes para nuestro país, por lo que los mexicanos estamos más que nunca atentos a la elección presidencial estadounidense.

Implicaciones para México de la elección presidencial en Estados Unidos

Eso se debe principalmente a las propuestas con implicaciones económicas para México que ha hecho el candidato republicano, Donald Trump, como son: acabar con el Tratado de Libre Comercio de América del Norte, establecer aranceles punitivos a las exportaciones de automóviles, deportar a más de 11 millones de inmigrantes indocumentados y construir un muro fronterizo, el cual, dice, pagaríamos los mexicanos.

Las repercusiones para México no han esperado al resultado electoral norteamericano, pues a lo largo del proceso electoral, que dura hasta 5 meses –en Estados Unidos no hay leyes que limiten la duración de la campaña-, hemos visto cómo los resultados de las encuestas han provocado la caída o recuperación del peso mexicano frente al dólar.

Algunos analistas, como la empresa Nomura Holdings, calculan que la moneda mexicana podría caer a 22 pesos por dólar si gana Trump, mientras que si la victoria es para la candidata demócrata, Hillary Clinton, el peso podría recuperarse y cotizarse en 17,9 pesos por dólar.

¿Hillary Clinton la mejor opción para Latinoamérica?

Hillary Clinton es sin duda la opción más fuerte para frenar la llegada de Donald Trump a la Casa Blanca, sin embargo algunos analistas dudan que el desempeño de Clinton pueda mejorar la calidad de vida de los mexicanos residentes en aquél país.

La candidata demócrata no ha hablado de alguna reforma migratoria, pero sí ha expresado que no está del todo a favor con el Acuerdo de Asociación Transpacífico (ATP), y ha comentado que considera necesario revisar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), según expertos consultados por el diario La Jornada.

Para otros analistas, consultados por Expansión, Clinton buscaría diferenciase del presidente Barack Obama, y eso podría llevarla a tomar decisiones que no sean vistas con buenos ojos por el gobierno mexicano.

En cuestiones migratorias, durante la gestión del demócrata Barack Obama fueron deportados 2.8 millones de indocumentados, lo que contrasta con los 2.1 millones del republicano George W. Bush (2001-2009).

A pesar de este panorama, un eventual triunfo de Hillary Clinton representaría una oportunidad para replantear la relación bilateral y buscar una mejor cooperación con Estados Unidos en diferentes campos. En el caso de Trump, el reto para México sería fortalecer la soberanía frente a los probables embates del magante neoyorquino.

Candidatos alternativos

Clinton y Trump no son las únicas opciones para los electores estadounidenses, a pesar de representar a los dos grandes partidos que han dominado la política de ese país, pues hay otros aspirantes a la Casa Blanca.

En 1912 ocurrió lo que ahora parece imposible: que un candidato de los partidos alternativos quede finalista. Ese año Theodore Roosevelt se unió al partido reformista recién creado, el Partido Progresista, luego de estar en desacuerdo con la política desarrollada por su sucesor, William Howard Taft, y sobre el cual obtuvo mayores preferencias.

Roosevelt no logró ganar un tercer mandato presidencial en Estados Unidos, pues ese año ganó la elección el demócrata Woodrow Wilson, debido a las divisiones al interior del partido republicano.

Este año las posibilidades para que un candidato alternativo sobresalga en los comicios es baja. De acuerdo con la web RealClearPolitics, el promedio de las encuestas le otorgan a Gary Johnson, del Partido Libertario un 5% de intención de voto y a la candidata del Partido Verde, Jill Stein, un 2%.

También aspira a la presidencia el exagente mormón de la CIA, Evan McMullin, como candidato independiente. Su caso sobresale porque podría arrebatarle el triunfo a Trump en Utah, un estado tradicionalmente conservador y claramente republicano.

El exagente está convencido de poder ganar los seis votos electorales de Utah y abrirse camino hacia la Casa Blanca.

Pero, ¿por qué es importante quién gana cada estado?

En Estados Unidos no se elige al Presidente por voto directo, sino por medio de una estructura llamada Colegio Electoral.

El Colegio Electoral se compone por un grupo de personas designado por cada partido, cuyo número es igual al de miembros en el Congreso (Cámara de Representantes y el Senado): 538.

Los 538 ‘electores’ que conforman dicho Colegio Electoral se reparten entre los 50 estados y Washington D.C. El número de electores que recibe cada estado depende de su representación en el Congreso federal, atendiendo a su población.

En este sentido, si en Nueva York Trump se lleva la preferencia popular, obtendría los 29 votos electorales de ese estado; si Clinton gana en Wyoming, sólo obtendrá 3 votos electorales. El objetivo es llegar a 270 más uno, es decir un voto más que la mitad de 538.

Algunos estados como Ohio, Nevada, Colorado, Iowa, New Hampshire y Florida son llamados swing states (estados péndulo), debido a que, de acuerdo con las últimas encuestas, cualquiera podría conseguir la victoria. En estas elecciones al menos una decena de estados se consideran “péndulo” y serán clave para definir al próximo ocupante de la Casa Blanca.

En estas elecciones también se consideran “estados péndulo” Carolina del Norte, Georgia, Virginia, Michigan, Arizona, Pensilvania y Wisconsin, donde se han dado cambios demográficos y sociales en años recientes, lo que podría incidir en la votación presidencial.

De ellos Florida es el estado clave por excelencia: en 2008 y 2012 lo fue para el presidente Obama; en 2000 y 2004 lo fue para George W. Bush.

En caso de empate, la Cámara de Representantes tendría que elegir al nuevo Presidente, mientras que el Senado elegiría a un Vicepresidente, quien tomaría las riendas del país en caso de que la Cámara no logre seleccionar a un nuevo mandatario antes del 20 de enero, el día de la toma de posesión del cargo presidencial.

Estos son los resultados de los últimos sondeos según Univisión (Visita aquí el interactivo)

elecciones_estados_unidos_alcaldes_de_mexico_univision

Gráfica de: Univisión

¿Cuándo se conocerán los resultados?

Los resultados comenzarán a salir al tiempo que cierren las mesas electorales en cada estado. Esto será a partir de las 6 y 7 de la noche en estados como Florida e Indiana.

Sigue aquí la cobertura con lo más relevante de la jornada electoral en Estados Unidos

Con información de: El Español. La Jornada, Expansión, BBC Mundo y CNN

Deja un comentario

No Announcement posts

A %d blogueros les gusta esto: