Reconocen desapariciones en Allende

Publicado Por

Alcaldes de México

El 18 de marzo de 2011, un grupo armado irrumpió en casas del municipio de Allende y Piedras Negras en Coahuila, en aquel entonces se estimó en 300 el número de desaparecidos. Hoy la Procuraduría General de Justicia del Estado presentó el primer informe sobre lo ocurrido.

La PGJE de Coahuila admitió tener información sobre la desaparición de un grupo de personas en esa entidad, aunque no son 300, sino 43, de las cuales, 11 se tiene la certeza que perdieron la vida y 15 fueron localizadas con vida en Estados Unidos y otras entidades de México.

El procurador Homero Ramos Gloria, acompañado del subprocurador de Investigación y Búsqueda de Personas Desaparecidas en la entidad, Juan José Yáñez Arreola, y del subprocurador Ministerial Humberto Ontiveros Leza, informó que los resultados dados a conocer pertenecen a la primera etapa de las investigaciones.

Las investigaciones de la PGJE aseguran que el grupo que arribó al municipio tenía el objetivo de ubicar y privar de su libertad a una persona que realizaba operaciones financieras de un grupo delictivo, con quien los miembros de éste habían tenido un desacuerdo.

Sin ser localizada la persona, el grupo armado registró las casas de los habitantes y privó de la libertad a diversos familiares cercanos al operador financiero y junto con ellos a sus trabajadores, así como civiles que el grupo criminal asumió que tenían alguna relación con quien buscaban.

Autoridades informaron que en enero de este año se realizó el operativo de Búsqueda en Vida Coahuila Norte, encabezada por la Subprocuraduría, en coordinación con autoridades de los distintos órdenes de gobierno.

En dicho operativo, se localizaron 3,450 indicios óseos. De éstos, la Unidad Científica de la Policía Federal ha dictaminado que en 2,977 de ellos no es posible determinar su origen ni obtener ADN por el grado de calcinación que alcanzaron, explicó Ramos Gloria.

El operativo de búsqueda se extendió a los municipios de Guerrero, Allende, Zaragoza, Morelos, Nava, Piedras Negras, Acuña, Jiménez, Hidalgo, Monclova y Sacramento.

Por este caso, la Procuraduría ejecutó cuatro órdenes de aprehensión contra presuntos responsables de estos hechos. Dos de ellos son exmiembros de la Policía Municipal que estaban en activo en ese momento: María Guadalupe Ávalos Orozco y Jesús Alejandro Bernal Guerrero.

Los dos restantes son Fernando Ríos Bustos y Germán Zaragoza Sánchez, presuntos miembros del grupo delictivo Los Zetas.

 

Deja un comentario

No Announcement posts

A %d blogueros les gusta esto: