Sismo 2017 en México: acciones para prevenir y mitigar el desastre

Publicado Por

Alcaldes de México

El sismo de magnitud 7.1 ha dejado, hasta la mañana del jueves, 250 muertos la Ciudad de México, Morelos, Puebla, Estado de México, Guerrero y Oaxaca.

Ante los movimientos telúricos que dejaron graves afectaciones en siete estados –incluyendo Chiapas por el sismo de 8.2 el 7 de septiembre- que ya han sido declarados en emergencia, es importante conocer qué hacer para prevenir y ayudar en la emergencia.

Hasta ahora, en Oaxaca se han censado 31,519 casas afectadas, mientras que en Chiapas más de 17 mil considerados como pérdida total. Además se reporta la muerte de 96 personas en esos estados.

En los estados afectados por el sismo del 19 de septiembre las afectaciones ascienden a miles de casas y edificios dañados, afectando a miles de familias. El recuento de los daños y el rescate de personas atrapadas entre los escombros continúan.

¿Por qué somos tan vulnerables a los sismos?

Sabemos que los sismos se producen por un rompimiento repentino en la corteza terrestre, mandando vibraciones en todas direcciones. De acuerdo con información de la Secretaría de Gobernación, México es particularmente susceptible a los temblores por su magnitud y frecuencia.

La magnitud y frecuencia de los terremotos en nuestro país se debe, básicamente, a dos yipos de movimientos entre placas: de subducción y desplazamiento lateral. El primero se da a lo largo de la porción costera entre Jalisco y Chiapas, donde las placas de Rivera y Cocos penetran por debajo de la Norteamericana.

El sismo del 19 de septiembre pasado se originó entre los estados de Morelos y Puebla, debido a una interacción de tipo intraplaca entre la placa de Cocos por debajo de la de Norteamérica. Se localizó a menos de 120 km de la Ciudad de México, por eso la devastación fue mayor que el de un grado mayor del 7 de septiembre, pero localizado a alrededor de 700 kilómetros del centro del país.

En los últimos 200 años en México han ocurrido 75 sismos relevantes por los daños o pérdidas que generaron, de los cuales 60 tuvieron una magnitud mayor o igual a 7.

¿Cómo se miden los sismos?

Intensidad: Se refiere al efecto que produce un temblor en el suelo, las construcciones y el ser humano. El valor de la intensidad depende del lugar en que se mida y se expresa con números romanos utilizando la escala de Mercalli.

Magnitud: Es una medida de la cantidad de energía liberada durante el temblor y a diferencia de la intensidad su valor es único. La magnitud se indica con números arábigos utilizando generalmente la escala de Richter.

Los sismos no se pueden predecir. A nivel mundial se han realizado investigaciones en ese sentido, pero hasta el momento no ha habido institución o persona que haya tenido éxito en la predicción confiable de sismos, con el suficiente sustento científico y utilidad práctica.

Los movimientos del terreno se detectan con sismógrafos y acelerógrafos. Puesto que durante los sismos el terreno se mueve en todas direcciones (horizontal y vertical), estos aparatos nos ayudan a medir el tamaño del movimiento en estas direcciones. Normalmente los movimientos más grandes son en dirección horizontal: sin embargo, en zonas cercanas al epicentro se registran fuertes movimientos verticales.

¿Qué hacer?

Antes, durante y después de un sismo es importante la participación ciudadana con acciones como:

Antes: preparar un plan familiar de protección civil; organizar y participar en simulacros de evacuación; identificar las zonas de seguridad; ubicar y revisar correcto funcionamiento de instalaciones de gas y luz; almacenar alimentos no perecederos y agua.

Durante: alejarse de ventanas y objetos que pueden caer; conservar la calma y ubicarse en la zona de seguridad; cortar el suministro de gas y electricidad; alejarse de postes, cables y marquesinas; estacionarse lejos de edificios.

Después: revisar las condiciones de sus hogares; no encender cerillos o velas hasta asegurarse que no hay fugas de gas; utilizar el teléfono sólo para emergencias; mantenerse informado, no propagar rumores y atender indicaciones de las autoridades; mantenerse alerta ante posibles réplicas.

¿Y las autoridades qué deben hacer?

La responsabilidad de los gobiernos es mantener las condiciones de seguridad y prevención antes de los desastres naturales, comunicación y mitigación durante, y de rescate y reconstrucción tras el suceso.

Antes: existen tecnologías que ayudan a reducir desastres naturales, las cuales pueden ser utilizadas por los gobiernos para reducir el riesgo. Además debe aplicar mecanismos de coordinación, realizar estudios básicos sobre el estado actual de reducción de desastres, publicar resúmenes actualizados de programas, instrumentar mecanismos legales internacionales e integren la estrategia de reducción de desastres con la de cambio climático, entre otras muchas cosas.

A nivel de gobiernos locales se espera que las administraciones promuevan programas regionales para reducir el riesgo de desastres como la cooperación técnica, instrumentación de evaluaciones básicas y revisión de avances y el apoyo al desarrollo de centros regionales de colaboración y sistemas locales de alerta temprana.

También hay opciones de seguros para gobiernos que quieran proteger a la población y la propiedad privada de los ciudadanos.

Durante: abrir canales de comunicación en ambos sentidos para ubicar centros que requieran atención y albergues; emitir el plan de reacción ante contingencias; evitar declaraciones apresuradas, desmentir e invitar a no propagar rumores o noticias falsas.

Después: Búsqueda, localización, rescate y auxilio a la población; atención médica y pre hospitalaria, así como previsión de servicios sanitarios; seguridad, restablecimiento del orden público y protección de la propiedad privada; apoyo para el traslado de personas damnificadas mediante puentes aéreos y colaboración para brindar refugios temporales; acopio y entrega de víveres; integración de grupos de trabajo para remoción de escombros, reconstrucción, limpieza y recuperación de espacios públicos.

Deja un comentario

No Announcement posts

A %d blogueros les gusta esto: