Menos mexicanos migran a Estados Unidos

Publicado Por

SeñoresLa crisis económica global ha repercutido de forma importante en el flujo migratorio de México a Estados Unidos (EU), ya que se ha registrado una reducción de 25 por ciento en el movimiento de personas durante 2008, de acuerdo con el “Informe sobre Desarrollo Humano 2009. Superando barreras: movilidad y desarrollo humanos”, elaborado por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).

Durante años, la migración hacia el vecino país del norte ha significado una alternativa para muchos mexicanos, quienes de forma legal o ilegal cruzan la frontera con el fin de obtener una mejor calidad de vida para ellos y sus familias.

Los expertos del Programa exponen que muchas naciones alrededor del mundo han resentido el efecto de la crisis en el movimiento de personas, por lo que, en el futuro, el flujo migratorio dependerá en mayor medida de las acciones y políticas que adopten los gobiernos de las diferentes economías receptoras de migrantes.

Jalisco, Michoacán, Guanajuato, el Estado de México y Zacatecas son las entidades que agrupan aproximadamente a 45 por ciento del total de migrantes mexicanos en EU, de acuerdo con información del Servicio de Estudios Económicos de BBVA Bancomer. Los mexicanos pasan la frontera norte en busca de empleo, principalmente en los sectores secundario y terciario de la economía 50 por ciento—, y en menor medida en el sector primario 4 por ciento, detalla la institución financiera.

Datos de encuestas realizadas por la Oficina de Censos de EU, expone el Informe del PNUD, muestran una disminución de 25 por ciento en el flujo de migrantes mexicanos hacia territorio estadounidense en el periodo que culminó en agosto de 2008.

“Se espera que estas tendencias continúen en 2009 y 2010, cuando la crisis despliegue todos sus efectos y aumente el desempleo en los países. No obstante, existen motivos para creer que no se producirán grandes flujos de retorno”, asegura.

El organismo internacional reconoce que “estamos frente a cualquier cosa, menos una recesión normal”, por lo que es probable que haya efectos de largo alcance, e incluso permanentes, en el ingreso y las oportunidades de empleo, y que estos efectos tiendan a experimentarse de forma diferente según se trate de países desarrollados o en desarrollo.

El movimiento migratorio refleja, en gran medida, la necesidad de las personas de mejorar sus medios de sustento; no obstante, existen restricciones normativas y económicas, que son mucho más difíciles de superar para los pobres.

La presión crecerá en las siguientes décadas ante la divergencia en las tendencias económicas y demográficas, afirma.

Deja un comentario

No Announcement posts

A %d blogueros les gusta esto: