Cambian la vida a jóvenes chihuahuenses.

Publicado Por

AjedrezPasadas las 12 del día, nueve niñas afinan sus violines en una telesecundaria de la periferia de la ciudad de Delicias. En ese mismo horario, en una zona populosa de Chihuahua capital,
n grupo de jóvenes participa en un taller de integración en la Telesecundaria 6155.

Dentro de esa misma escuela, otros jóvenes inician calentamientos para sus clases de educación física, una vez que ingirieron un alimento balanceado y supervisado por una nutrióloga. La algarabía y hasta los empujones dan muestra de la vitalidad de los adolescentes.

Estas imágenes constituyen un cambio en la calidad de vida de la población: hace siete años, el estado de Chihuahua experimentó una oleada de actos criminales sistemáticos, muchos de ellos originados por los cárteles del narcotráfico, principalmente en Ciudad Juárez y Chihuahua capital.

ColegioLa Fundación del Empresariado Chihuahuense (Fechac) —organización sin fines de lucro, creada en 1990 a consecuencia de las inundaciones que padeció la entidad en esa época— comenzó en el año 2000 una reconversión.

De ser un ente asistencialista pasó a ser una organización meticulosamente estructurada que, a la fecha, ha destinado inversiones por más de 1,444 millones de pesos (mdp) para el desarrollo de tres pilares fundamentales: educación básica integral, salud preventiva y formación de capital social.

Eduardo TouchéEduardo Touché, presidente del Consejo Directivo de Fechac, menciona con satisfacción que 447 proyectos sociales financiados hasta el momento, con la colaboración de 350 organizaciones civiles, favorecieron en 2012 a más de 350 mil chihuahuenses. “Los recursos de Fechac se duplican con otras aportaciones. Parte de nuestra filosofía es no dar por nada, lo que equivale al viejo dicho de enseñar a pescar.”

Indica que actualmente la organización quiere enfocarse “no tanto en los ladrillos”, como la infraestructura, sino apuntar sus baterías hacia el capital humano. “Queremos ciudadanos íntegros que tengan una actitud diferente ante la vida y hacia la sociedad en la que se desenvuelven”, dice Touché.

EL “ADN” DE LA EDUCACIÓN.

En Delicias, una colonia conocida con el nombre de Revolución —por los enfrentamientos cotidianos de grupos vandálicos— ha iniciado el cambio, al menos en la escuela primaria Constitución y en una telesecundaria bautizada con el sobrenombre de la colonia.

Precisamente en el segundo plantel se encuentran las niñas que tocan violín y, al término de su presentación, otro grupo de jóvenes comienza clases de defensa personal con artes marciales, bajo una lógica de no agresión.

Fernando NegreteLas actividades forman parte del programa Ampliando el Desarrollo de los Niños (ADN), uno de los más importantes de Fechac. Esta estrategia fue aplicada por primera vez en Ciudad Juárez —catalogada como la urbe más violenta del mundo— entre 2006 y 2008, y tras probar varios modelos de desarrollo educativo, entre ellos dos de España y dos de Brasil, explica Fernando Negrete, director Estatal de Proyectos de la Fundación.

“Ante la situación en la que se encontraba Juárez —bajo rendimiento académico, desintegración familiar, ausencia de valores— el riesgo que corrían los niños era enorme, ya que los utilizan para drogas, prostitución y vandalismo”, menciona el directivo.

ORÍGENES Y REALIDAD.

El programa —que se compone de cuatro vertientes y que a su vez se rigen transversalmente por la enseñanza de valores— tiene un plan de actividades diferente a los planes de estudio obligatorios, ya que brinda un ambiente para el esparcimiento de los menores, con la orientación de un instructor, quien es independiente del profesorado habitual.

Se imparten clases de danza, música, pintura, dibujo, artes marciales, inglés y computación; además, se ofrece una alimentación balanceada.

Escuelas públicas de primaria y secundaria, de nueve de los municipios más representativos de la entidad, cuentan con este modelo, cuyas actividades se realizan de las 12:30 a las 16:30 horas.

ADN también involucra un centro de tareas, donde alternan alumnos de diferentes edades, el cual ha demostrado cumplir con el objetivo de entrega de trabajos e integración de la comunidad escolar, además de que libera tiempo a los jóvenes para convivir con su familia al regresar a casa.

En algunos de estos espacios se imparten manualidades o clases formativas para las madres de familia, lo que alarga aún más la presencia de los jóvenes en ellos, comenta Negrete.

ADN es uno de los programas que más satisfacción le ha dado a Fechac, y hoy concentra 12 por ciento de los recursos invertidos. Su eficacia ha llamado la atención de instituciones mundiales como la Organización de Naciones Unidas (ONU), la Agencia Estadounidense para el Desarrollo Internacional y Proyect Paz. En México, organizaciones empresariales de Yucatán, Jalisco y Oaxaca han alzado la mano para aplicar el modelo, al igual que la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) e Iniciativa México.

CONSTRUCCIÓN DE ALIANZAS.

Que hace fechacFechac se compone de consejeros, una Dirección General y varias direcciones operativas, como la Dirección de Proyectos, encargada de las tareas de responsabilidad social y de entablar contacto con las organizaciones de la sociedad civil (OSC).

Dichas entidades entregan sus solicitudes, mismas que se presentan a cada Consejo local, luego a un Comité de Proyectos y posteriormente al Consejo Directivo de la Fundación. Éste último capítulo solicita y aprueba los recursos económicos que provienen de un fideicomiso.

Una vez aprobado el proyecto, Fechac y la OSC firman un Convenio de Participación, que conlleva una fase de asesoría a los participantes. Además, la Dirección de Proyectos tiene a su cargo un Sistema de Monitoreo para analizar los casos que requieran acciones de intervención social, como el programa ADN.

“Cuidamos mucho el cumplimiento de metas, la calidad y el tiempo de ejecución de los proyectos”, resume Negrete, quien reconoce que parte del éxito se debe a la planeación y organización de cada OSC, pues si ellas no crecen “nosotros nos quedamos chaparritos”.

El ejecutivo menciona que otra oficina de la Fundación se dedica a la búsqueda de dinero fresco en México y el extranjero.

MUNICIPIOS SOCIOS.

Para colaborar con los ayuntamientos interesados en atraer sus programas, Fechac utiliza el esquema de Peso por Peso: cada peso que aporta la Fundación se complementa con un peso del gobierno local, aunque otras veces se realizan coinversiones.

Por ejemplo, en la ciudad de Chihuahua se realizan coinversiones con el municipio para la obra social. Este esquema también se extiende a las alcaldías de Cuauhtémoc, Delicias, Casas Grandes, Parral y Ciudad Juárez.

En breve Empresa con sentido verdeDe esta forma, se han construido albergues, hospitales e infraestructura escolar y también se han apuntalado proyectos de inclusión digital o el ADN. “Se crea un círculo con un impacto muy amplio”, menciona Eduardo Touché.

NO A LA VIOLENCIA.

Ubicada en un polígono de pobreza, la Escuela Telesecundaria 6155 de Chihuahua capital adoptó, a principios de 2010, el programa ADN. Hoy día, 90 por ciento de los 80 alumnos del plantel se ha inscrito a ese esquema.

Reydecel GonzálezReydecel González, coordinador del programa en esta escuela, y la psicóloga María Teresa Midoue, explican que los talleres impartidos en el centro educativo están relacionados con el duelo, por las desapariciones forzadas y la violencia intrafamiliar. Admiten que cambiar la mentalidad es difícil pero no imposible, de modo que los jóvenes pueden modificar su manera de vivir y reforzar su autoestima.

Para lograr el objetivo, Fechac encontró en la asociación civil Paz y Convivencia Ciudadana a un partidario corresponsable. Cecilia Olivares, directora general de la OSC, explica que la Fundación contribuye con 70 por ciento de los recursos, mientras que su organización tiene la meta de buscar el 30 por ciento restante para que ADN funcione.

“Queremos una palomita en educación, en nutrición, pero también para nosotros es un modelo de prevención de la violencia juvenil”, explica Midoue.

En la colonia Revolución, que se ubica afuera de Delicias, el trabajo de Fechac ha contribuido a abatir la delincuencia 60 por ciento durante cuatro años. Además, en la primaria Constitución —donde ADN y otros programas de Fechac están presentes desde hace dos años y medio— no sólo se han revertido los bajos promedios obtenidos en la prueba ENLACE, que aplica la Secretaría de Educación, sino que actualmente se ha escalado 15 puntos.

“Se crean figuras de liderazgo positivo, porque otros niños ven que su compañero que siempre salía reprobado ahora tiene un mejor aprovechamiento escolar y esto le permite practicar artes marciales o tocar la guitarra o hacer la actividad que más le agrade”, explica Enrique Valenzuela, director de Fechac Delicias.

AQUÍ SE BORRAN DIFERENCIAS.

El municipio de Chihuahua se ha sumado a los esfuerzos de la sociedad civil y los empresarios para reconstruir el tejido social en la capital del estado a través de la educación y la formación de capital social, asegura el alcalde Marco Adán Quezada.

Entre 2010 y 2013, el ayuntamiento y los empresarios han destinado recursos por 40 mdp a estos objetivos, en los que sobresale el programa ADN y un plan para reducir la brecha digital en escuelas de colonias marginadas, por medio del cual se ha beneficiado a 8 mil niños con una computadora y la conexión a Internet.

Marco Adán QuezadaAdán Quezada —abanderado por el Partido Revolucionario Institucional (PRI)— asegura que la sociedad civil organizada puede diseñar proyectos sustentables en los próximos 20 años, contrario a lo que puede gestionar un gobierno municipal con una duración de apenas tres años.

Una de las primeras acciones de su administración fue recuperar los espacios públicos, remodelar el Centro Histórico, construir deportivos con instalaciones de primer nivel en polígonos de pobreza y organizar un sistema de transporte público eficiente, que conectará la zona norte y sur de la ciudad.

EJERCEN 25 MDP EN DELICIAS En tanto, Mario Mata Carrasco, presidente municipal de Delicias, explica que uno de los cinco ejes propuestos por su administración fue promover el gobierno participativo.

“Dijimos que íbamos a cogobernar, lo que significa que las asociaciones civiles o la sociedad civil organizada iba a tener injerencia directa en decisiones presupuestales y de planeación”, comenta el alcalde de militancia panista.

El ayuntamiento ha firmado convenios con Fechac, mediante el esquema 50/50 por ciento, por un total de 14 mdp, los cuales han aumentado a la fecha a más de 25 mdp. La inversión se ha concentrado en acciones de infraestructura y capacitación educativa, así como en el desarrollo de las OSC.

Entre las acciones de gobierno más recientes se encuentra el Apoyo Educativo para Inscripciones, con una bolsa de 536 mil pesos, dirigido a las 126 escuelas públicas de la demarcación, desde jardín de niños hasta primarias.

Deja un comentario

No Announcement posts

A %d blogueros les gusta esto: