Metrópoli altamente Competitiva

Publicado Por

Grandes inversiones, amplia oferta educativa y un turismo fuerte impulsan el desarrollo de esta urbe

pyme-df

Una ciudad global, sustentable e inteligente no se construye de un día para otro, implica largos plazos, y para que lo sea debe involucrar a la economía, el medioambiente, la movilidad, la innovación, el bienestar, la seguridad, el talento y, desde luego, al gobierno. Debe ser un espacio que considere a todos los sectores de la sociedad y que tenga su foco en los ciudadanos, lo que le permitirá identificar áreas de mejora e incorporar proyectos e iniciativas a sus planes estratégicos.

De acuerdo con el Índice de Competitividad Urbana 2014, un estudio elaborado por el Instituto Mexicano para la Competitividad (Imco) en el que fueron evaluadas 78 zonas metropolitanas del país, la del Valle de México es la más competitiva. Ahí se ubica la Ciudad de México.

Según cifras del Imco, el Valle de México concentró en 2012 28.8 por ciento de la población de las 78 ciudades evaluadas y generó 30 por ciento de su producto interno bruto (PIB) combinado.

El Índice de Competitividad Urbana 2014 refiere que esta zona metropolitana produjo 25 por ciento del PIB nacional, mientras que las otras 77 ciudades consideradas en este reporte generaron 58 por ciento. Las localidades urbanas no consideradas en este índice y las localidades rurales generaron el restante 17 por ciento del PIB.

Con base en el documento, esta metrópoli tiene un PIB per cápita de 180 mil pesos, una inversión de 82 mil pesos por persona económicamente activa (PEA) y un índice de talento de 74. En contraste, las 12 ciudades que se ubican por debajo registran un PIB per cápita de 161 mil pesos, una inversión por PEA de 102 mil pesos y un índice de talento de 46.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

En el logro de esa evaluación, las ventajas del Distrito Federal son determinantes. Federico Hernández, socio líder de Infraestructura de la consultora KPMG, advierte que la capital del país es la que concentra la mayor parte del PIB y, considerando el núcleo urbano del que forma parte, es una zona industrial, comercial y financiera muy importante.

Para el especialista, lo que hace competitiva a la gran urbe son las grandes inversiones, así como las ofertas educativa y de empleo, entre otros factores, ya que esto se traduce en un ingreso disponible que detona los ramos inmobiliario, comercial, de servicios, etcétera.

La capital del país, precisa por su parte Gabriela Alarcón, directora de Desarrollo Urbano del Imco y quien dirigió el Índice de Competitividad 2014, ha sido la que concentra la proporción más grande de talento en México, donde se realiza la mayor cantidad de investigación, la que tiene la economía más diversificada, las universidades de mejor calidad y una gran difusión de la cultura.

Avance en turismo

Uno de los temas que evalúa el Índice de Competitividad Urbana del Imco es Relaciones Internacionales, que toma en cuenta indicadores como flujo de pasajeros del o hacia el extranjero, oferta de cuartos de hotel y ocupación hotelera.

A la Ciudad de México llegan nueve rutas con vuelos directos desde ciudades de Estados Unidos, Alemania, Brasil, Colombia, Nicaragua y Ecuador, explica Miguel Torruco Marqués, secretario de Turismo del Distrito Federal, y para el mercado internacional se han impulsado novedosos programas como Mis Raíces y Operación Toca Puertas, mientras que para el nacional, Disfruta CDMX.

turismo-dfEntre las acciones para fomentar el ramo, el funcionario menciona la implementación de un programa de turismo social denominado Sonrisas por tu Ciudad, con el cual se ha estimulado el crecimiento y una mayor inversión en transportadores terrestres; además, precisa Torruco, con la empresa Turibús se ha trabajado en la integración de nuevas rutas; actualmente se cuenta con 26 del Turibús y Turitur, 19 de ellas integradas en la presente administración. Igualmente, en 2015 inició operaciones Capital Bus, un nuevo servicio de transporte turístico que ofrece recorridos por la ciudad, en dos circuitos: Centro Histórico- Polanco y Reforma-Santa Fe.

Los resultados están a la vista. “Se ha incrementado el turismo, tanto nacional como internacional, la ocupación hotelera y la derrama económica, alcanzando cifras récord en los últimos siete años: en 2014 llegaron 13.1 millones de visitantes, 3.3 por ciento más que en 2013, de los cuales 80 por ciento fueron nacionales y 20 por ciento internacionales, que dejaron una derrama económica de 4,840 millones de dólares (mdd), cifra que significó 9 por ciento más que en 2013; además, se generaron 48 mil nuevos empleos, 5 por ciento más que en 2013”, informa el funcionario.

Otros sectores económicos también tienen saldos positivos. “Junto con el turismo, el comercio y los servicios han demostrado un crecimiento económico sostenido. De enero a junio de 2015, la cifra es de 4.2 por ciento, mientras que en 2014 el acumulado fue de 7.4 por ciento. El turismo es el sector que más ha crecido, con 6.4 por ciento en lo que va del año, arrastrando a los demás rubros”, explica Humberto Lozano, presidente de la Cámara de Comercio, Servicios y Turismo (Canaco-Servytur) de la Ciudad de México.

Para el dirigente, proyectos como el corredor Cultural Chapultepec-Zona Rosa y el fondo mixto que apoya al sector en ferias, exposiciones y conciertos, son muestra clara del impulso al turismo por parte del gobierno capitalino.

Sobresale también la puesta en marcha del Sistema de Información Turística Digital, así como de los Centros de Información con facilidades para personas con discapacidad, que incluso le valieron un reconocimiento al jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera Espinosa, por parte de la Organización Mundial de Turismo (OMT).

Hacia una ciudad global

Las medidas adoptadas por el Gobierno del DF han favorecido también la creación de negocios, asegura Lozano, quien menciona el establecimiento del Programa de Regularización de Establecimientos de Bajo Impacto de hasta 100 metros de construcción, mediante el cual se favorece la edificación y permanencia de negocios pequeños.

Aún hay camino por recorrer para consolidar la competitividad de la capital del país, sin embargo, hay importantes esfuerzos. Uno de ellos, en materia de sustentabilidad, particularmente en áreas como la movilidad. Gabriela Alarcón afirma que son para palomearse las acciones en temas relacionados con el medioambiente y la gestión de la calidad del aire, a través del programa Hoy No Circula.

Para la especialista del Imco, la parte del cuidado de la sociedad ha sido relevante para las autoridades capitalinas, a través del fomento a la salud, la recuperación de espacios públicos, los metrobuses y las ecobicis. Estas últimas, representan el sistema de bicicletas públicas más grande de América Latina, y el programa se ha ampliado bajo la gestión de Mancera. “Es un gran acierto con un impacto en la movilidad, en la salud y en la calidad de vida de quienes trabajan en las zonas cubiertas por dicho programa”, asevera.

bien-consolidado

En salud, Alarcón menciona que el actual gobierno capitalino le ha apostado a mejorar la infraestructura, la cantidad de las camas de hospitales, el número de médicos y de clínicas especializadas para la atención de enfermedades crónicas. Sin embargo, es la cultura “lo más fuerte que tenemos. Para las ciudades globales, esto es importante porque al competir con otras a nivel internacional, la cultura y el arte se vuelven un aspecto a considerar por la gente con talento y por los inversionistas que están viendo dónde vivir y colocar sus capitales. Es un factor mucho más sofisticado que tiene un peso importante”, reconoce Gabriela Alarcón.

La cultura y el arte, continúa, hacen de una ciudad un espacio atractivo en sí mismo, y eso se traduce en atraer a turistas de buena calidad, así como en que se detonan otros sectores que dejan derramas económicas considerables.

Para consolidarse como una ciudad global, la conectividad del Distrito Federal con sus pares del mundo es fundamental y en ello el nuevo aeropuerto es clave, explica la directora de Desarrollo Urbano del Imco.

Y aunque la decisión al respecto entra dentro del ámbito federal, la especialista subraya que el gobierno capitalino puede transformar al Distrito Federal desde el desarrollo urbano, por ejemplo, respetando los usos del suelo o cambiándolos cuando sea necesario y bajo una lógica que beneficie a toda la sociedad; creando corredores para atraer la construcción de vivienda media y social en armonía con vivienda de los sectores más altos, y con más espacios públicos bien equipados.

En suma, un ecosistema que favorezca la productividad generará derramas que se traducirán en beneficios económicos.

 

 

Fomentar la inversión, impulsar a las Pymes y eliminar barreras burocráticas son clave en la competitividad de la ciudad

Por Nora Sandoval

El Distrito Federal es la ciudad más importante del país en cuanto al valor de la producción económica, tamaño del mercado, niveles de inversión, provisión de servicios públicos y oferta educativa y cultural. Por sí sola, la capital del país aporta alrededor del 17 por ciento del producto interno bruto (PIB) nacional y es la entidad que crea más empleos formales.

En ese sentido, el jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera Espinosa, asegura que el buen desempeño de la Ciudad de México en competitividad y prosperidad, en comparación con otras ciudades del país, no ocurre de manera espontánea.

“Hasta hace pocos años, la enorme concentración que representa el Distrito Federal era vista como un problema. Hoy vemos que con políticas adecuadas, la densidad urbana inyecta una enorme intensidad en la actividad económica y es, por tanto, un activo para el desarrollo”, expone.

El mandatario local asegura que lo fundamental para alcanzar y mantener altos niveles de competitividad, desde la esfera del gobierno, ha sido una combinación de políticas económicas y sociales.

“Por un lado, una política agresiva para facilitar los negocios, atraer inversión y fomentar la cultura emprendedora, orientada y ajustada a las necesidades tanto de las grandes compañías nacionales y extranjeras como de las micro, pequeñas y medianas empresas, que constituyen la enorme mayoría de unidades económicas de la ciudad.”

Además de lo anterior, refiere el mandatario, están las medidas adoptadas para mejorar el entorno regulatorio, como otorgar estímulos a emprendedores y negocios, proveer acompañamiento e información oportuna y eliminar obstáculos burocráticos y lagunas legales.

Mancera Espinosa destaca la importancia de proveer servicios públicos y contar con programas sociales para la competitividad y el crecimiento económico de la ciudad, ya que para participar de manera efectiva en la actividad económica, invertir, consumir bienes y servicios, innovar y ahorrar, las personas deben contar con estándares de vida adecuados en términos de acceso a la salud, educación, vivienda e ingreso. En ese sentido, el jefe de Gobierno asegura que la Ciudad de México se ha distinguido por implementar políticas de inclusión social que, junto con los estímulos a la inversión, crean las condiciones socioeconómicas adecuadas para el desarrollo.

Otro instrumento fundamental para fomentar y orientar la inversión ha sido poner a disposición pública información económica oportuna. “En colaboración con el INEGI, cruzamos la información en manos de la ciudad con la de los censos económicos en una plataforma tecnológica para conocer con exactitud, cuadra por cuadra, las unidades económicas que existen, sus características y otra información relevante. Con ello se integrará la Oficina Virtual de Información Económica”, apunta.

Al referirse a los resultados que han tenido dichas acciones, Miguel Ángel Mancera explica que 44 por ciento de la inversión extranjera directa en el país (IED) en 2014, tuvo como destino el Distrito Federal. Asimismo, en el primer semestre de 2015, se generaron cerca de 81 mil empleos formales, la mayor cifra en el país. El crecimiento real en el primer trimestre del año se estima en 2 por ciento.

El jefe de Gobierno asegura que es necesario seguir trabajando en la simplificación de trámites, agilidad en los procedimientos y eliminación de obstáculos burocráticos para fortalecer la atracción de inversión a la Ciudad de México y, de esta manera, seguir impulsando su competitividad.

Deja un comentario

No Announcement posts