Ejemplo de recaudación

Publicado Por

La disciplina financiera del municipio se refleja en buenos indicadores de ingresos, control de gasto y de inversión

Por reflejar un desempeño financiero fuerte, Tlajomulco de Zúñiga, Jalisco, ha recibido la mejor nota crediticia. De acuerdo con las agencias calificadoras de deuda, la economía del municipio goza de salud financiera y una fase de expansión económica ante la llegada de nuevas inversiones nacionales y extranjeras, estimadas en 2,027 millones de pesos (mdp), que abarcan los sectores industrial, comercial, aeroespacial, automotriz y manufacturero.

Estos resultados, explica la tesorera de Tlajomulco, Sandra Tovar, son atribuibles a la modernización administrativa y a un combate frontal a la omisión del pago de impuestos y derechos municipales, lo cual ha permitido al ayuntamiento crecer “más rápidamente el ingreso que el gasto”.

Endeudamiento moderado

Al contar con un 65 por ciento de recursos propios respecto del ingreso total, “consideramos que Tlajomulco podría enfrentar de mejor manera los recortes que la Federación decidiera efectuar en 2018, sin embargo es un hecho que a los municipios ningún recurso nos sobra y mientras con más ingresos contemos, mejores serán los resultados que se logren en beneficio de la ciudadanía”

Imelda Escoto, analista Líder de Fitch México señala que la fortaleza crediticia principal de Tlajomulco es la proporción de ingresos propios a totales que representó 65.7 por ciento al cierre de 2015. Cifra considerada muy por encima de la mediana del grupo de municipios calificados, la cual es de 27.1 por ciento.

“Fitch considera esta proporción como robusta y ante la posibilidad de bajas en los recursos federales, Tlajomulco tiene mayor posibilidad que otros municipios calificados —por Fitch— de hacer frente a sus egresos relativos a la prestación de servicios básicos, asimismo en sus compromisos financieros.”

Por su parte, Alfredo Saucedo, director Asociado de Finanzas Públicas de México, de Fitch Ratings, refiere que la perspectiva positiva refleja que la agencia espera que el endeudamiento continúe moderado, así como la mejora en la liquidez, en la perspectiva de posibles gastos derivados de la descentralización del organismo de agua.

“La calificación de Tlajomulco es de las más altas que tenemos, debido al dinamismo importante en la recaudación de impuestos, Tlajomulco ha alcanzado un crecimiento de los ingresos propios muy elevado al registrar una tasa media anual de crecimiento en 2011−2015 de 18.6 por ciento. El ingreso principal fue el impuesto sobre adquisición de inmuebles (ISAI), el cual representó 41.3 por ciento de los ingresos propios, seguido por el impuesto predial con 36.9 por ciento. Lo anterior fue reflejo de los esfuerzos en materia de recaudación, así como del crecimiento poblacional y el dinamismo inmobiliario.

La calificadora internacional Standard & Poor’s Ratings Services resalta que las políticas fiscales del municipio de Tlajomulco han permitido una posición de liquidez y un sólido desempeño presupuestal, pero sobre todo disminuir su nivel de deuda.

Con liquidez

Omar de la Torre, analista de Calificaciones Soberanas e Internacionales de Finanzas Públicas de la agencia, detalla que la perspectiva estable refleja también que Tlajomulco presente superávits operativos en torno a 15 por ciento y déficits promedio después de gastos de inversión de alrededor de 2 por ciento de sus ingresos totales en 2017-2018.

“En general, lo que le ha permitido a este municipio alcanzar esta calificación es la continuidad en la práctica de la disciplina financiera y esto ha repercutido en buenos indicadores de ingresos, control de gasto y de inversión. Una de sus fortalezas es tener una posición de liquidez que no todos los municipios poseen, tener sus propios proyectos de inversión y no sólo esperar recursos de la Federación.”

Por lo anterior, agrega que Standard & Poor’s subió su calificación en marzo de 2017 de largo plazo en escala nacional a ‘mxAA-’ de ‘mxA+’ al municipio de Tlajomulco.

No obstante, resalta que existen dos escenarios que podrían influir en la calificación. En el escenario positivo podría subir la calificación de Tlajomulco en los próximos 12 a 18 meses si los ingresos propios se fortalecen de manera consistente y se continúa fortaleciendo su posición de liquidez.

En el escenario negativo, la calificación de Tlajomulco podría bajar en los próximos 12 a 18 meses si su desempeño presupuestal se debilita como consecuencia de recurrentes déficits después de gastos de inversión por encima de 5 por ciento de sus ingresos totales. Es decir, si Tlajomulco descuidara la implementación de políticas financieras prudentes y cambia a una política de deuda agresiva.

Sin embargo, el analista de deuda de Standard & Poor’s señala que prevén un escenario donde Tlajomulco no incurrirá en deuda adicional en los próximos dos años. Por lo tanto, el nivel de deuda del municipio seguirá a la baja y podría representar alrededor de 6 por ciento de sus ingresos operativos en 2019, mientras que los pagos de intereses se mantendrían por debajo de 1 por ciento de sus ingresos operativos.

Al cierre de 2016, la deuda de Tlajomulco sumaba 188 mdp. El nivel de endeudamiento de Tlajomulco es de 8.6 por ciento de sus ingresos operativos.

Y aunque la deuda de los estados no representa ningún riesgo para las finanzas públicas del país, pues equivale a sólo 3.5 por ciento del producto interno bruto (PIB), era necesario marcar un límite al endeudamiento de los estados y municipios.

Kristobal Meléndez, analista del Centro de Investigación Económica Presupuestal (CIEP), destaca que por lo general, ante la falta de ingresos propios, los municipios dependen mayormente de las transferencias federales o aun más de pedir préstamos.

“Son pocos los recursos que les llegan a los municipios, la gran mayoría depende de las transferencias de los estados. Hay una calendarización, algunos reciben los recursos en enero, otros en febrero y así hasta diciembre, entonces los municipios, muchas veces, para empezar a hacer sus obras públicas, piden un crédito de corto plazo cuyo costo es mayor, y cuando les llegan los recursos y tienen que liquidar a los acreedores, proveedores o contratistas, lo hacen con recursos que ya están determinados; en no pocas ocasiones liquidan con recursos propios del predial y del agua.”

Más transparencia

De acuerdo con la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), la medición de endeudamiento de las entidades se dividirá en tres niveles: sostenible, en observación y elevado.

Si es sostenible podrá incurrir en un endeudamiento adicional máximo equivalente a 15 por ciento de sus ingresos de libre disposición. Si se clasifica en observación, el límite de endeudamiento adicional máximo será de 5 por ciento sobre dichos ingresos. Y en el caso de un endeudamiento elevado, no podrá contratar financiamiento adicional en ausencia de un convenio de ajuste en sus finanzas públicas.

Kristobal Meléndez considera que la Ley de Disciplina Financiera va a ayudar a la corrección de endeudamientos y transparencia en el manejo de los recursos públicos, porque en la SHCP ahora habrá un semáforo.

“Con esta ley es más difícil que haya malos manejos, principalmente en los recursos que están enfocados para la inversión pública, para que haya mayor desarrollo económico en los estados y municipios y no se utilice a gasto corriente en época de elecciones y de esta manera tratar de que el partido que esté en el poder se mantenga en perjuicio de los ciudadanos.”

En ese sentido, el municipio de Tlajomulco está comprometido a seguir con un manejo responsable de la deuda pública y el uso del gasto en programas y proyectos que brinden a la población mejores condiciones y servicios.

Sandra Tovar subraya que en Tlajomulco, como parte del manejo responsable de las finanzas, y “cuidando los ingresos y egresos, el municipio no tiene problemas de corto plazo, hemos adoptado estrategias de flujo de efectivo que nos permiten hacer frente a las obligaciones de pago en tiempo y forma; con un pasivo de corto plazo altamente manejable, sin el uso de cadenas productivas y con un nivel de deuda muy bajo, los saldos en caja permiten enfrentar oportunamente los compromisos inmediatos”.

El cobro del predial ha sido clave en el aumento de la recaudación propia

Por Adriana Rivera

En Tlajomulco de Zúñiga, Jalisco, continuarán las políticas que fomenten el crecimiento económico y las habilidades administrativas que garanticen el proceso de armonización contable del municipio, advierte su alcalde, Alberto Uribe Camacho.

El edil comenta que Tlajomulco genera sus propios ingresos para no depender totalmente de las transferencias federales y estatales, lo cual le ha valido las mejores calificaciones que puede tener un municipio en el país por las agencias Fitch Ratings y Standard & Poor´s.

“Buscamos que los ingresos totales provengan de contribuciones propias, como el impuesto predial, derechos y aprovechamientos, y gracias a ello es que hoy somos uno de los municipios mejor calificados, por tener una dependencia financiera menor”.

Tlajomulco se encuentra entre los municipios mejor evaluados por su capacidad crediticia y aumento en su fortaleza recaudatoria desde 2015.

“Prefiero ser un administrador que un político y eso nos permite caminar de una manera trascendental, entre 2010 y 2016 hemos crecido hasta un 220 por ciento en la recaudación del predial; en lo que va de mi administración, el cobro de agua creció 200 por ciento y las infracciones hasta un 13 por ciento, es decir, hay que ponerse a hacer la chamba difícil y no sólo dedicarse a inaugurar obras y andarse paseando, hay que tener mucha responsabilidad de cada centavo que se ejerce y que se consigue.”

En esta labor de alcanzar el éxito financiero, el alcalde resalta la incorporación de 3 millones de metros cuadrados al padrón catastral, y señala que existían empresas que pagaban 8 mil pesos por concepto de impuesto predial, las cuales hoy día pagan 280 mil, lo anterior, refiere, se pudo detectar con fotografías aéreas. “Tlajomulco trabaja junto con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) y el Banco Nacional de Obras y Servicios Públicos (Banobras) en la tercera etapa de modernización catastral, por eso somos un referente nacional en este programa financiado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID)”, apunta el edil.

La recaudación propia de Tlajomulco es de 67 por ciento, en comparación con otros municipios que tienen una recaudación propia del 5 por ciento, “nosotros dependemos en 33 por ciento de las participaciones federales y de los presupuestos estatales, mientras hay municipios que dependen en 95 por ciento”, refiere.

EN LA MIRA, ATRAER MÁS EMPRESAS Uribe Camacho asegura que el municipio cuenta con espacio territorial para continuar creciendo. Tlajomulco forma parte de la zona metropolitana de Guadalajara y es considerada la segunda ciudad más importante del estado, después de Guadalajara, por lo que se buscará expandir su infraestructura y mejorar los servicios y empleos que demanda una población que creció considerablemente luego de la construcción de vivienda popular.

Asimismo, el edil destaca que después de haber ocupado el segundo lugar a nivel nacional durante 15 años en materia de construcción de vivienda popular, esta situación generó un problema porque la labor de un gobierno no es solamente hacer casas, sino también garantizar los servicios con el fin de atraer nuevas inversiones y, con ellas, empleos.

Hoy el municipio no sólo se ha ocupado en recuperar desarrollos de vivienda abandonados, y en fomentar el crecimiento de la zona comercial e industrial, sino en generar empleos con un grado mayor de profesionalización y mejor paga, particularmente en el sector automotriz. Para atraer a esas empresas, Uribe Camacho explica que se tuvo que hacer una reingeniería catastral para cobrar lo justo por el uso del suelo. La siguiente meta del edil es certificar a Tlajomulco en la simplificación administrativa para la apertura de empresas.

Deja un comentario

No Announcement posts

A %d blogueros les gusta esto: