Gobernar desde la ciudadanía

Publicado Por

Las políticas públicas en el municipio se diseñan a partir de las propuestas de órganos consultivos ciudadanos

Oscar Amador Montes es un pintor que decidió aceptar el cargo de presidente del Consejo Ciudadano del municipio de Oaxaca de Juárez porque “son propuestas a las que no puedes negarte sin sentirte culpable después, por no hacer algo para que la situación mejore”.

El municipio de Oaxaca vive un renovado impulso a la participación ciudadana. El ayuntamiento busca que sea un método para gobernar con eficiencia. Desde la presidencia municipal se implementó un modelo de planeación participativa, a través de la integración de 11 consejos consultivos temáticos, con 420 consejeros y 213 organizaciones representativas de distintos sectores de la sociedad. Al menos 18 instituciones de educación superior están representadas.

Los 11 consejos consultivos temáticos son el de las Culturas, Discapacidad, Deporte, Juventud, Seguridad Pública, Economía, Infraestructura, Obra Pública y Desarrollo Urbano, Turismo, Ex Presidentes Municipales, Normatividad y Salud, los cuales trabajan con independencia y para elegir a su presidente y secretario sesionaron sin la presencia de autoridades gubernamentales.

Los proyectos de los 11 consejos consultivos temáticos que requieren un presupuesto son vinculados al gobierno a través del Comité de Planeación para el Desarrollo Municipal (Coplademun).

El acalde, José Antonio Hernández Fraguas, pretende profundizar en la relación con los ciudadanos, ya que aportan información decisiva para resolver problemas complejos y añejos de la comunidad. ]

Visión de largo plazo

El proyecto de consejos ciudadanos se llevará a cabo en cuatro fases: la creación y operación de los consejos ciudadanos; la instalación del Consejo de Planeación y Desarrollo Municipal (Coplademun); el involucramiento de los consejos con la planeación del largo plazo para involucrar a los distintos órdenes de gobierno, y la implementación de proyectos encaminados a lograr la visión de Oaxaca, como una ciudad con una profunda identidad cultural en 2032.

Con la creación de 11 consejos consultivos temáticos se busca socializar las acciones del gobierno. A partir de las propuestas que se generen por parte de los ciudadanos se irá construyendo el plan de gobierno.

En una segunda fase, los proyectos ciudadanos son llevados al Comité de Planeación para el Desarrollo Municipal (Coplademun), a partir del 25 de agosto, fecha de su instalación. Una vez presentados los proyectos por el presidente del Consejo de Participación Ciudadana al comité, se convierten en vinculatorios para el presidente Municipal. “No es un escenario donde todo lo presentado se lleva a cabo, pues cada proyecto se filtra y, sobre todo, se evalúan respecto de su viabilidad presupuestal”, explica Daniel González Montes de Oca, secretario técnico del gobierno municipal. En la tercera fase, los consejos generan proyectos con una perspectiva de largo plazo, que permitan consolidar la visión de futuro de la ciudad de Oaxaca.

Finalmente, en una cuarta etapa, a partir del Plan Estratégico Oaxaca 2032, una actualización del que presentó José Antonio Hernández Fraguas en su anterior mandato como presidente municipal de Oaxaca, se plantea la visión de la ciudad para el año en el que cumple 100 años de haber sido fundada. Para ello, se generó un banco de proyectos, donde a la fecha hay 500 propuestas.

El Consejo de Participación Ciudadana hará suyo el Plan 2032, lo que significa que será un plan que trascienda gobiernos. “De esta forma, la ciudadanía es quien vigilará que los siguientes gobiernos den continuidad al plan. La única manera de lograr el largo plazo es el cabildeo político de la ciudadanía”, asegura Montes de Oca.

Proximidad y eficacia

El ciudadano puede ser protagonista de su propio desarrollo y, por lo tanto, incidir en iniciativas y proyectos de carácter social. Maravillas Rojo y Pedro Acebillo, secretaria General y director de la Universidad Corporativa del Centro Iberoamericano de Desarrollo Estratégico Urbano (CIDEU), respectivamente, consideran que si la composición de los consejos consultivos refleja las necesidades y el sentir de toda la ciudadanía, el resultado es la transparencia, la proximidad y la eficacia en el ejercicio del gobierno. “Se trata de una poderosa herramienta para generar gobernanza cuando está enfocada a satisfacer los intereses de toda la ciudadanía.”

En el caso de Oaxaca, el diseño de las políticas y los programas se desarrollan conjuntamente, a través de las propuestas que salen de los consejos consultivos temáticos que sesionan una vez al mes.

Además de las sesiones de trabajo, el presidente del Consejo de Participación Ciudadana realiza caminatas por la ciudad de Oaxaca para obtener comentarios en tiempo real sobre los desafíos del gobierno en los diversos temas que preocupan a los oaxaqueños. También realiza desayunos con distintos grupos de la sociedad donde escucha sus inquietudes y propuestas.

Entre los proyectos presentados por los consejos, a partir del trabajo ciudadano, destacan propuestas para una expo cultural y gastronómica de grupos vulnerables, capacitación a funcionarios municipales y ciudadanía en el tema de sensibilización, una propuesta de Ley Municipal del Deporte, acciones para erradicar el acoso escolar y el embarazo en jóvenes, así como la aplicación de una ley de estacionamientos y andadores turísticos y peatonales.

Otros temas sensibles a la población que han emergido de los consejos temáticos son la liberación de calles, regulación de espacios de estacionamiento, revisión de las leyes y planes municipales, profesionalización del sector turístico, acciones para embellecimiento de la ciudad, la creación de una defensoría municipal de derechos humanos, de un comité municipal de salud, entre otros.

La Secretaría Técnica del gobierno municipal que encabeza Daniel González Montes de Oca es el enlace con los consejos ciudadanos. Es decir, recaba las propuestas e incorpora en la agenda de gobierno, documenta mediante estadísticas y le da seguimiento para que sean ejecutadas.

“En Oaxaca hacía falta un mecanismo de comunicación transparente con la ciudadanía. Se ha logrado establecer un vínculo entre los habitantes de la ciudad y cada consejo, así como entre éstos y los funcionarios y servidores públicos municipales y estatales”, dice.

Algunos retos

La jefa de la Unidad de Enlace con los consejos ciudadanos y secretaria Técnica del Consejo de Participación Ciudadana, Mara Maciel, coincide en que mantener el dinamismo de los consejos es un aspecto fundamental. “La ciudadanía está ávida de ser escuchada, por lo que puede ocurrir que en las reuniones se hable mucho y se tomen pocos acuerdos, situación que desalienta a algunos ciudadanos que desean reuniones ejecutivas y que se aprueben más proyectos.”

El riesgo de desertar por parte de los ciudadanos está latente. Hasta el momento, los proyectos emergen, como el acuerdo en torno al Reglamento de Movilidad y del Centro de Protección de Derechos Humanos.

El ayuntamiento de Oaxaca además tiene el gran reto de aterrizar los proyectos en un periodo corto de gobierno. Uno de los temas en los que más se puede avanzar en un corto plazo, y muy sensible a los ciudadanos, es el de la movilidad.

En Oaxaca se llevó a cabo la reunión anual del CIDEU, donde se presentaron diversos proyectos estratégicos sobre movilidad, entre los que destaca poner a los peatones en la cima de la pirámide de la movilidad, en el lugar que ahora ocupan los automóviles, el uso de combustibles no contaminantes y motivar un profundo cambio cultural.

Para lograr los cambios en la sociedad se requieren nuevas formas de trabajo, y una de ellas consiste en profundizar la relación con los ciudadanos. Oaxaca ya dio los primeros pasos.

El gran desafío de la participación ciudadana, según el CIDEU, es acertar en el dibujo de escenarios, escoger la estrategia ganadora, saber concretar los proyectos, comunicar e implicar a toda la ciudadanía y preocuparse de empujar los cambios culturales.

Para lograr una participación ciudadana efectiva, el municipio implementó un esquema incluyente

Por Orquídea Soto

El día que rindió protesta como presidente Municipal, José Antonio Hernández Fraguas se comprometió a gobernar de la mano de los ciudadanos, de quienes surgiría la planeación adecuada para regular el crecimiento y atender los servicios que demandan. Para lograr una sociedad participativa y vigilante se implementó un esquema de consejos ciudadanos, donde a pocos meses de trabajo han empezado a germinar los primeros proyectos.

El edil está convencido de que se tiene que hacer gobierno obedeciendo el mandato de los ciudadanos y asegura que, para lograrlo, es necesario hacer un ejercicio auténtico de consulta y de participación de los ciudadanos en la toma de decisiones públicas.

Con esa visión se crearon 11 consejos temáticos. “Los miembros de los consejos fueron seleccionados a través de una convocatoria y participaron distintas organizaciones académicas, cámaras empresariales, universidades y estudiantes, es decir, los distintos sectores de la sociedad. Estos consejos deliberan al menos una vez el mes. Establecimos que el titular del área correspondiente se reúna con estos consejos para informar qué es lo que se ha hecho y para escuchar las propuestas”, refiere el edil.

Hernández Fraguas apunta que los ciudadanos eligieron a su presidente y secretario, asimismo destaca que las decisiones de estos consejos son vinculatorias para el presidente Municipal. Es decir, el mandatario local debe acatar las decisiones de estos consejos para ejecutarlas de inmediato si son cuestiones administrativas, o en su caso, someterlas al cabildo.

A partir de las propuestas de estos consejos ciudadanos se han implementado ya algunas acciones. En materia de infraestructura, por ejemplo, se acordó que todas las obras públicas que se realicen con recursos municipales deben ser hechas por empresas oaxaqueñas y bajo licitación, para garantizar el ejercicio transparente de los recursos públicos y mover la economía local.

También se han logrado acuerdos para mejorar las obras públicas de conservación y desarrollo del Centro Histórico. En el Consejo para Personas con Discapacidad también se han hecho propuestas para reformar los reglamentos correspondientes con el fin de mejorar los espacios para personas con discapacidad en los ámbitos social y laboral.

En el Consejo de Turismo se tomaron decisiones importantes para los festejos del 485 Aniversario de la ciudad, que redundó en una importante ocupación hotelera. Por su parte, el Consejo de Normatividad y Seguridad Jurídica elabora una propuesta para la creación de un organismo que atienda y preserve los derechos humanos en el municipio.

“En este modelo de participación ciudadana están representados los distintos sectores de nuestro municipio. Además, a estos consejos temáticos se les da la fuerza para la toma de decisiones públicas. El presidente y consejero de cada uno de estos consejos temáticos integran el Consejo de Participación Ciudadana que, a partir de la instalación del Comité de Planeación para el Desarrollo Municipal (Coplademun), se encargan de una planeación en nuestro municipio”, detalla el edil.

Cada consejo es autónomo, es decir, sesionan sin la injerencia del gobierno municipal y se han convertido en órganos deliberativos donde se plantean soluciones a los problemas de la ciudad. Además, una vez al mes, el titular de cada área participa para escuchar e informar acerca del avance de las propuestas.

José Antonio Hernández destaca que, en aras de la transparencia, cada mes el titular de cada área debe reunirse con los consejos temáticos para escuchar propuestas y entregar toda la información que sea requerida por los consejos, así como los avances de los proyectos. Además, se presentan informes al cabildo y a los consejos temáticos.

Asimismo, el edil apunta que la composición plural de los consejos hace que no haya la posibilidad de injerencia político-partidista o inducción a las decisiones de parte del presidente municipal.

Deja un comentario

No Announcement posts

A %d blogueros les gusta esto: