La sede del buen vivir es regiomontana

Sus habitantes gozan de la mejor calidad de vida en todo el país

Monterrey se reafirmó de nueva cuenta como el municipio que brinda la mejor calidad de vida y los más altos niveles de bienestar, de acuerdo con los resultados del estudio de este año realizado por Mercer, firma consultora líder en Recursos Humanos.

El trabajo de los especialistas de Mercer, en el Ranking de la Calidad de Vida 2017, que involucra a 231 ciudades, reporta que Monterrey se coloca en el número 110 a nivel global.

La vocera de la firma consultora, Melissa Mata Sardi, asegura que la ciudad norteña del país se encuentra bien posicionada frente a metrópolis como Nueva York, la ciudad que es punto de referencia en el estudio.

Cita como ejemplo la disponibilidad de bienes de consumo, la disponibilidad de vivienda, la oferta educativa, en tanto que se aleja de la ciudad estadounidense cuando se trata del medioambiente.

Melisa Mata compara también entre sí a las dos ciudades con mayor calidad de vida en el país: Monterrey y la Ciudad de México, que si bien son parecidas en aspectos como medioambiente, contrastan en temas de educación, recreación y movilidad.

Así, mientras que Monterrey es mejor en la aplicación de leyes de tránsito desde el punto de vista de la autoridad, y tiene menor congestionamiento vehicular, la Ciudad de México le supera en materia educativa, de recreación y conectividad aérea.

De acuerdo con datos de la Secretaría de Desarrollo Económico del municipio, Monterrey cuenta con una población de 1 millón 109 mil 171 habitantes, con un promedio de escolaridad de 10.3 años, contra 9.8 en Nuevo León.

Con base en información del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), es la novena ciudad más poblada del país; aporta 9 por ciento del producto interno bruto nacional (PIB); y a la fecha tiene un PIB per cápita de 31 mil 51 dólares.

El municipio, capital de Nuevo León, cuenta con 303 mil 535 viviendas, en más de 90 por ciento con drenaje, agua potable, losa de concreto y bienes duraderos como televisor y refrigerador.

La secretaria de Desarrollo Económico, Mónica Lucía Zozaya Hernández, expone que la fórmula para mejorar la calidad de vida de los habitantes de Monterrey está en gobernar con sentido social: “Utilizar el desarrollo de la sociedad para la promoción de valores, de convivencia, de participación ciudadana, democracia e inclusión”.

Estrategias clave

En respuesta a las preguntas de la revista Alcaldes de México, la funcionaria dice que para lograr los objetivos trazados, el presupuesto del municipio se destina a los espacios públicos de salud, cultura, educación, deporte, recreación, convivencia y esparcimiento. Y al mismo tiempo, añade, se asignan recursos para la realización de programas y acciones que generen confianza, encuentro, convivencia y sentido de pertenencia entre la población para fortalecer la identidad de la ciudad y su gente.

Los programas sociales más destacados son Útiles Útiles, que este año repartirá 75 mil paquetes con material escolar para nivel básico, en beneficio de igual número de alumnos, con una inversión de 16.9 millones de pesos (mdp). Otro programa a resaltar es Huertos Urbanos, en 39 colonias con alta prioridad y carencia alimentaria, en beneficio de alrededor de 300 familias, con una inversión este año de 5.7 mdp.

Sumado a lo anterior está el denominado Copa Monterrey, que involucra a más de 900 equipos de futbol amateur de niños y adolescentes: tan sólo este año se espera la inscripción de 1,200 equipos. Barrio de mi Corazón, que implicó un desembolso de 1.2 mdp, ha beneficiado a más de 258 mil personas; y el programa Médico de Barrio, con un presupuesto de 15 mdp otorga servicios de salud a la población más vulnerable.

Potencial para desarrollo de industrias

Por su dinamismo, productividad laboral y diversidad de sectores productivos la ciudad fronteriza ha atraído a más de 2,200 empresas extranjeras, además de que 10 de las 20 empresas más importantes de México tienen su sede en dicha urbe.

Por lo anterior se ha convertido en una tierra de oportunidades, en dónde de acuerdo con el Registro Obrero Patronal del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), se brindan 593 mil 443 empleos con las mejores remuneraciones económicas.

Del total de empresas establecidas, 87.2 por ciento son microempresas, 10.03 por ciento pequeñas y 2.8 por ciento medianas, principalmente de las ramas automotriz, energía, desarrollo de software y aeroespacial.

Con el fin de fomentar el crecimiento económico y la generación de más empleos que den alternativas a los jóvenes que egresan de las universidades y tecnológicos, las autoridades municipales han creado instituciones como el Centro de Atención Integral a Empresarios. También se han diseñado programas para la incubación de empresas que sirvan como un vínculo entre los emprendedores y las incubadoras, y al mismo tiempo realizan acciones de sinergia empresarial a través del contacto directo con los empresarios; y realizan brigadas y ferias de empleo

La titular de Desarrollo Económico explica que en línea con el Plan Municipal de Desarrollo 2015-2018, la política social del ayuntamiento se lleva a cabo en torno a cuatro ejes: Fomento al Desarrollo Empresarial, Fomento a la Inversión, Promoción del Turismo y Empleo Incluyente.

El primer eje está orientado a proveer asesoría técnica y especializada a los emprendedores de la ciudad para que puedan realizar una planeación adecuada de sus proyectos a través de una incubadora de negocios y el seguimiento posincubación, así como la asistencia y agilización de trámites administrativos.

El segundo se enfoca en favorecer la inversión a través de la generación de confianza para los inversores, así como las condiciones para el desarrollo económico de la ciudad.

El tercero busca promover el desarrollo turístico local en sus distintas ramas, mediante el posicionamiento de Monterrey como una ciudad atractiva para los negocios, esparcimiento y entretenimiento en colaboración con el sector industrial dedicado a esa rama de la economía.

Y finalmente, el cuarto tiene el fin de crear entornos favorables para la participación de las personas en situación de vulnerabilidad en el mercado laboral.

Para la académica de la Universidad Iberoamericana, Elizabeth Mancera Lozano, profesora de la Maestría en Proyectos para el Desarrollo Urbano, “si bien no existen recetas para construir ciudades con mayor calidad de vida, es importante tomar en cuenta diversos factores que efectivamente permitan un desarrollo integral del individuo”.

“Una ciudad que se pueda definir con una buena calidad de vida es aquella que provee todas las condiciones para que el ciudadano, el habitante, pueda desarrollarse de manera integral, más allá de si tiene determinado número de metros cuadrados de áreas verdes”, indica.

Añade que hablar de desarrollo integral involucra temas de salud, accesibilidad a vivienda digna, a educación de calidad, a espacios recreativos y condiciones de movilidad, y sobre todo de seguridad pública, en la persona y en sus bienes. “Hablar de desarrollo integral tiene que ver con sus relaciones personales, con su movilidad, con su estilo de vida, el grado de independencia que tenga un individuo en la ciudad, que pueda tener acceso a un transporte para que pueda llegar de manera eficiente a su trabajo o a la escuela.”

La maestra Mancera Lozano destaca que la responsabilidad de crear mejores condiciones de vida es de las autoridades, sí, pero también de la iniciativa privada, que debe entender las mejoras en la calidad de vida como una forma de procurar condiciones para la felicidad a los habitantes, que es el fin último de toda persona.

“Entonces, ¿es un trabajo conjunto? Sí, autoridades, iniciativa privada, sector académico, la misma población y trabajo de comunidad”, concluye la especialista de la Universidad Iberoamericana.

La actual administración se aboca en fortalecer un gobierno con sentido social

 

Por Rebeca Sánchez

La clave que ha convertido a Monterrey en un municipio de vanguardia que brinda a sus habitantes la mejor calidad de vida entre los más de 2 mil municipios del país, está en gobernar con respeto y apego a la ley, observando siempre el mandato constitucional de dar a la gente servicios públicos de calidad, expone el edil Adrián Emilio de la Garza en entrevista con Alcaldes de México.

Con año y medio al frente de la administración local, el joven gobernante, maestro en Ciencias Penales y licenciado en Derecho por la Universidad Autónoma de Nuevo León, refrenda en cada acción su compromiso de hacer de Monterrey un mejor lugar para vivir, del que todos y cada uno de sus habitantes se sienta orgulloso.

Con una amplia trayectoria en el servicio público, primero como juez Calificador, luego como asesor Jurídico de la Policía Judicial, ocupó también el cargo de director de Averiguaciones Previas, de director de la Agencia Estatal de Averiguaciones, y procurador General de Nuevo León.

A él correspondió poner en marcha con buenos resultados el Sistema Penal Acusatorio, los Centros de Control de Confianza, la Unidad Antisecuestros, la Unidad para la Recuperación de Robo de Vehículos, el Sistema de Control de Calidad en todos los servicios de la Procuraduría, con excelentes resultados: el robo de vehículos bajó 86 por ciento, los homicidios disminuyeron 80 por ciento, el robo de casa habitación bajó 33 por ciento y el robo a negoció cayó 61 por ciento.

Todos estos antecedentes le valieron para que la gente le entregara su confianza y bajo su conducción Monterrey continuara siendo, junto con la Ciudad de México, la ciudad que ofrece la mejor calidad de vida a sus habitantes.

Su empeño y compromiso con los regiomontanos lo llevó a diseñar y poner en práctica en todo Monterrey el programa Barrio en mi Corazón, para atender las necesidades del municipio de la mano de la gente.

“Yo personalmente voy también a esas brigadas de Barrio en mi Corazón porque es un termómetro que nos indica cómo está la gente, qué es lo que desea, y ahí mismo en el sitio se les atiende a través de las diferentes secretarías.”

De esta manera, en los primeros 15 meses el alcalde de Monterrey logró la reparación de 2 millones de metros cuadrados de carpeta asfáltica, con los recursos disponibles, sin generar un solo peso de deuda pública.

La optimización del dinero permitió mejorar la seguridad de los habitantes, con la renovación de 92 mil luminarias y la entrega de poco más de 230 patrullas y la adquisición de cien más, para pasar de 26 con las que contaba el municipio a 360 unidades.

La deuda del municipio que al principio de la administración era de 3 mil millones de pesos (mdp), disminuyó sustancialmente con el pago de 1,800 mdp, con ingresos propios, e ingresos federales y estatales, con disciplina financiera y la aplicación de programas que no generan deuda nueva.

El gobierno de Emilio de la Garza busca ir más allá de brindar servicios públicos eficientes y de calidad. También trabaja para convertir el territorio municipal en distritos, lo que se ha convertido en un reto para el acalde.

CAMBIO SUSTANCIAL EN ADMINISTRACIÓN

“Un reto importante es terminar de consolidar el proyecto del desarrollo de distritos aquí en la ciudad, sobre todo en el centro. Ya hay unos en marcha como el Distrito Tec, el Distrito Alameda, el Distrito Obispado y el Distrito Ocampo”, indica De la Garza.

Monterrey está dividido en unidades territoriales que se denominan Delegaciones, las cuales a su vez se subdividen en Distritos. Lo anterior, reconociendo la diversidad que impera dentro del territorio municipal.

Para finalizar, comparte que otro de los retos relevantes para el gobernante en lo que resta de su administración es lograr que se traslade la responsabilidad de la seguridad pública, actualmente dividida entre el gobierno estatal y el ayuntamiento, al ámbito municipal.

Deja un comentario

No Announcement posts

A %d blogueros les gusta esto: