Ponga a trabajar a su oficina de prensa.

ReporterosEl área de Comunicación Social es esencial dentro de la estrategia de desarrollo de cualquier entidad de gobierno, ya que el equipo de trabajo que la conforma cumple con la función de informar a la población, de manera clara y propositiva, sobre las actividades que se realizan en beneficio de la comunidad.

Cada nivel de la administración pública —desde el Gobierno Federal, pasando por el estatal, hasta llegar a los ayuntamientos— cuenta con un equipo de comunicación social. En este sentido, la autoridad municipal tiene la capacidad de acercarse a los ciudadanos con la estrategia de difusión que más se acomode al tamaño del centro urbano y al presupuesto destinado a esta materia.

Actualmente, la comunicación a nivel local está determinada por el tipo de desarrollo e ingreso con el que cuenta la tesorería de la demarcación. Por lo anterior, la estrategia debe recurrir a métodos más eficientes para su ejecución, pero sobre todo, se debe procurar un uso eficiente de los recursos con el propósito de dar a conocer las actividades de desarrollo, vínculos comunitarios, crecimiento económico y cultural.

Resulta obvio que, a mayor ingreso y tamaño del municipio, habrá más recursos para impulsar una política de información fuerte y con una división de responsabilidades que permita enfocarse en cada área productiva de la circunscripción.

Asimismo, será más fácil cumplir con ciertas obligaciones, como dar a conocer los logros de la localidad y exponer el uso que se le da a los recursos públicos.

TIJUANA, UN ACIERTO.

Para lograr una comunicación social exitosa, las autoridades deben seguir puntos claros y bien definidos que comienzan con la transparencia en el manejo de los cargos públicos. Ésta es una estrategia poco valorada y que no necesita de mucho dinero.

El cabildeo vecinal es otra idea pertinente ya que, a través de entrevistas con la comunidad y la organización de mesas de negociación, se involucra a la sociedad en los asuntos públicos y se facilita un posicionamiento más sólido de los mensajes oficiales.

Un ejemplo de buenas prácticas de comunicación social, enfocadas a la difusión de proyectos de infraestructura vial, es el municipio de Tijuana, Baja California. La administración 2010-2013 realizó un ambicioso plan de obra pública, de rehabilitación y mantenimiento de vialidades, para lo cual ha desplegado una estrategia integral de divulgación en todos los niveles.

El gobierno de Tijuana sustentó su campaña en tres ejes principales: información a los ciudadanos y empresas con posible afectación, a través de canales establecidos y puntuales; colaboración con empresas informativas locales para dar reportes focalizados de obras que podrían dificultar la vialidad; y, como tercer elemento, desarrollo y difusión de contenidos junto con las empresas constructoras.

Esta estrategia tuvo buen impacto entre la población tijuanense. El mensaje de la rehabilitación de más de 500 mil 804 metros cuadrados de vialidades se posicionó de tal manera en la comunidad, que la realización de las obras experimentó un alto nivel de tolerancia y un bajo nivel de inconformidad del sector privado y la población.

Paralelamente, la oficina de Comunicación Social de Tijuana hizo un reporte puntual de las obras, las afectaciones y características de la rehabilitación, en cuanto a equipo, materiales y personal. La transparencia en la información, así como el dinamismo con el que fluyó, ha generado una buena colaboración de la población con el ayuntamiento de Tijuana, ya que la gente se siente involucrada en estas acciones de gobierno.

EVITE OMISIONES.

Asimismo, existen estrategias de difusión a nivel municipal que merecen mención aparte por las áreas de oportunidad que presentan. Un caso particular es lo ue sucede en varias demarcaciones de la zona del altiplano de San Luis Potosí, donde se ejecutan programas de reparto de equipo e infraestructura agropecuaria, Como puede apreciarse, la comunicación social efectiva a nivel municipal es básica para generar un círculo virtuosoentre gobierno y población, ya que el nivel de confianza en las instituciones aumenta ante una mejor y mayor divulgación de las actividades oficiales del ámbito local. a cargo de la Secretaría de Desarrollo Agropecuario y Recursos Hidráulicos (Sedarh) del gobierno del estado.

La información para solicitar estos apoyos está disponible en las cabeceras municipales. Sin embargo, destaca el caso de Charcas, donde varios ejidatarios no pudieron presentar a tiempo la solicitud de este apoyo en 2011, ya que no fueron informados por el ayuntamiento sobre el programa.

Al no contar con una estrategia de difusión de programas y un equipo de comunicación social dedicado, esta omisión del gobierno local generó descontento entre la población, que consideró necesario prescindir de la autoridad municipal y solicitar esta información de manera directa a las instancias correspondientes.

Como puede apreciarse, la comunicación social efectiva a nivel municipal es básica para generar un círculo virtuoso entre gobierno y población, ya que el nivel de confianza en las instituciones aumenta ante una mejor y mayor divulgación de las actividades oficiales del ámbito local.

Deja un comentario

No Announcement posts

A %d blogueros les gusta esto: