Pros y contras de las redes

Publicado Por

redesActualmente Internet ha transformado la forma de realizar campañas políticas, ya que con las diversas herramientas que ofrece (páginas web, correo electrónico, blogs y redes sociales, entre otras) permite no sólo difundir masivamente los mensajes, sino lograr una interacción rápida, eficiente y económica con los electores.

Sobre los beneficios que puede tener la utilización adecuada de Internet para las campañas políticas, Alcaldes de México tuvo una charla con Gini Dardalla Rute, directora general de Emagine You, quien tiene una larga experiencia en marketing y es especialista en la elaboración y realización de campañas en la web. Ella nos comenta sobre el campo de oportunidades que ofrece este medio, mismas que deben ser guiadas por una estrategia bien definida.

¿Cuáles son las características principales de la revolución estratégica de Internet?

Internautas enLas redes sociales han hecho que las campañas sean de dos vías, lo que no ocurría antes. Hasta hace poco, todas las campañas políticas se presentaban en programas de televisión, en una nota para una revista, en la página de Internet o a través de un spot. En esas circunstancias, el votante o consumidor nunca tenía derecho de réplica —los únicos que lo tenían eran los políticos, que se atacaban entre ellos—. Hoy en día eso se terminó, ya que, aunque se pueden seguir replicando entre ellos, actualmente el público tiene la sartén por el mango.

Es cada vez más grande lo que sucede en la Red. En las páginas web no se puede competir porque hay 250 millones de ellas. Más bien, hay que estar en donde se encuentran 00 millones de personas. Hay que integrar paquetes tecnológicos que sirvan para una campaña, e incorporarse a esta revolución de manera adecuada y creativa.

Lo anterior es muy importante porque México ya tiene 35 millones de internautas, y para 2012 van a ser entre 42 y 45 millones, por lo que estamos hablando de casi la mitad del país, que se comunica con la otra mitad.

MANO A MANO

¿Qué ventajas ofrece hoy Internet frente a la televisión?

Gini DardallaLa televisión es una caja donde usted ve imágenes; Internet no es una caja, sino un mano a mano en el que usted me dice y yo le puedo contestar. Si a mí me parece que un candidato acaba de decir una tontería, se lo puedo responder. Hay que ver, por ejemplo, lo que pasó con Barack Obama cuando fue candidato presidencial: ya se perfilaba como ganador, le estaba sacando puntos a McCain, y tuvo que elegir vicepresidente. Estaba puesto que era Hillary

Clinton; pero Obama preguntó en Facebook—donde tiene más de 7 millonese amigos— y por otros medios digitales: “¿Qué hago?” Y en los siguientes 15 días, medio millón de personas le contestaron: “Si es Hillary, no voto por ti”.

¿Cuándo un político había tenido la oportunidad de consultar de esa manera, y de transmitir un mensaje diferente?

Entonces, Internet es una gran oportunidad para los políticos, y también un gran riesgo. Pero vale la pena: hace poco tuve una reunión con gente de una empresa muy importante, y en ella había un norteamericano. Hablé de la campaña de Obama y me dijo: “Él a mí me sigue mandando correos, y yo no voy a dejar de aportar a sus campañas”. No hay nada que pueda suplir ese contacto cálido con los votantes.

¿Hay que diseñar un mensa específico para Internet?

En una campaña lo más importante es la plataforma, lo que el candidato quiere hacer y cómo piensa realizarlo, así como su solidez personal. A eso Internet y lo digital no le pueden agregar ni quitar nada; lo que hace la Red es acercar al político al país. Además, se puede transmitir el mensaje a un precio ridículo comparado con el de la televisión.

Entonces, para mí hay un solo mensaje, que es la estrategia de campaña. Cuando uno lo tiene decidido, tiene que decir: “Voy a usar Internet como la parte emocional, voy a utilizar un carácter creativo en la televisión y en la prensa voy a mostrar mi lado más serio”. Para entonces ya debemos saber cuál es la estrategia, con cuánto dinero se cuenta y en cuánto tiempo se tiene que gastar.

Pero si no hay una estrategia de comunicación delante de todo ello, no conviene ni empezar a usar Internet. Si no se tiene un diseño, entrar en ella es un grave error.

¿Cuáles son los límites y riesgos que entraña Internet?

Que lo pueden usar todos, que la gente contesta y no siempre piensa igual que nosotros. Pero el peor error es eliminar lo que ha dicho alguien; hay que responder, nunca debe uno callar, y hay que hacerlo de manera inteligente. Si uno tiene las manos limpias no existe un ataque que no se pueda contestar.

Hay que replicar de una manera inteligente. Sabemos que los candidatos no pueden estar en Internet todo el tiempo; entonces, tienen que contar con lo que llamamos bloggers, que son personas que contestan por ellos los 365 días al año. Y sólo en un caso extremo hay que eliminar el comentario.

Pero si alguien te escribe: “No me gusta lo que piensas ni lo que haces”, pues hay que invitar a esa persona a dialogar. Cuando la gente ve que del otro lado hay aceptación, invitación al diálogo y a querer solucionar las cosas, no pueden hacer ni decir otra cosa, y se agregan, lo que es maravilloso. Esa portunidad, ¿quién se las da? Además, no hay que tenerle miedo a lo digital y mucho menos a la gente.

 

Deja un comentario

No Announcement posts

A %d blogueros les gusta esto: