>

Atienda sus pasivos laborales.

Publicado Por

pasivos, laborales, gobiernosCuando una nueva administración municipal inicia sus actividades, por lo general los equipos de trabajo de cada una de las dependencias demoran algunos meses en tomar por completo las riendas del ayuntamiento. Mientras los equipos se terminan de integrar, es posible que se descuiden algunos aspectos de la administración, como el pago oportuno de los compromisos fiscales.

Roberto Pacheco González, socio para Querétaro de la firma consultora PwC, explica que, en ocasiones, no existe un proceso adecuado de entrega-recepción, por lo que los nuevos funcionarios no se percatan de que existen pasivos que han sido mal calculados y que se deben corregir a la brevedad, para evitar problemas en el futuro.

“Cuando llegas te integras a un proceso que no para, no es tan sencillo enterarte de que algo está mal. Mientras tomas el control ya pasaron ocho meses y te das cuenta de que había contribuciones atrasadas. A veces se requiere de mucho tiempo para cubrirlas, porque se acumulan y, mientras se hacen las gestiones necesarias, el problema se complica más”, explica.

El experto comenta que el Impuesto Sobre el Producto del Trabajo (ISPT) y las aportaciones que deben hacer los estados y municipios a las instituciones de seguridad social, son algunos de los casos más comunes en los que se presentan cuellos de botella a la hora de cumplir con las obligaciones fiscales.

POCA ARMONIZACIÓN

Una vez que las dependencias se dan cuenta de que un adeudo de este tipo está mal calculado o no se ha cubierto tienen que erogar más dinero por concepto de multas y recargos, lo que puede afectar sus finanzas, ya que el valor de dichas contribuciones llega a ser equivalente hasta 40 por ciento de la nómina, en función del tamaño de la dependencia.

“El asunto es que no se tiene cuidado para determinar cuáles deben ser los pagos correctos. Si tu entidad tiene un presupuesto de 100, pero no tomaste en cuenta que de esos 100 tienes que pagarle 20 a la Federación o a los institutos de seguridad social por concepto de las retenciones hechas a los trabajadores, vas a tener un faltante de 20 en tu presupuesto, pero no porque hayas hecho un mal manejo de los recursos públicos, sino porque no estabas consciente de dicho monto”, detalla.

El experto apunta que otra de las causas por las que ocurren estas inconsistencias, tiene que ver con la poca armonización que existe entre las dependencias, pues cada una de ellas cumple con sus obligaciones fiscales bajo criterios que no siempre son correctos.

REVISAR CON LUPA

Pacheco González explica que para estos casos, PwC ofrece un diagnóstico de las contribuciones que deben hacer las dependencias estatales y municipales en materia de ISPT y pago de aportaciones a instituciones de seguridad social.

El primer paso consiste en hacer una revisión detallada de aspectos como los impuestos que se pagan a la Federación, bajo qué concepto se reportan, cómo se calcula el factor de integración, entre otros. Asimismo, se examina la situación de salarios, prestaciones y cualquier otro concepto por el que se haga un descuento a los trabajadores. Junto con la dependencia que está sujeta a la revisión, se define cuáles montos son grabables y cuáles no, así como las contribuciones que están bien calculadas y cuáles son las que presentan anomalías.

El siguiente paso consiste en formular recomendaciones, como negociar con los delegados estatales de las instituciones de seguridad social para reestructurar el pago de los compromisos vencidos con todo y sus multas y recargos.

“Esto te permite quitarte de pendientes. No vaya a ser que a la mitad de tu gestión te surja un problema de este tipo. En este punto, podemos acompañar a los funcionarios para asesorarlos en las negociaciones”, apunta el experto.

Roberto Pacheco menciona que los expertos de PwC pueden brindar asesoría a dependencias grandes o pequeñas, por lo que las asesorías se adaptan a las necesidades de cada una.

PLANEAR SIN DESATENDER

Pacheco explica que la Federación cuenta con programas para condonar las deudas al ISPT y a las contribuciones en materia de seguridad social de los cuales se pueden beneficiar los estados y municipios. “El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), por ejemplo, tiene un programa mediante el cual detecta los puntos débiles de las administraciones y te dice: corrígete a partir del último año y nos olvidamos del pasado. Es una oportunidad de oro”, detalla.

No obstante, aclara que lo ideal no es depender de este tipo de apoyos, sino aplicar las herramientas necesarias para cumplir con sus obligaciones. En este sentido, se recomienda que, al inicio de una nueva administración, las dependencias conformen un equipo encargado de darle seguimiento a los pendientes en materia fiscal que heredaron de sus antecesores, así como de la contabilidad diaria, mientras el resto se encarga de planear el trabajo en adelante.

 

Deja un comentario

No Announcement posts

A %d blogueros les gusta esto: