Comunidades electrificadas con energía limpia

Publicado Por

Los kits solares permiten a los municipios dotar de electricidad a regiones de escasos recursos que no cuentan con este servicio

Celda solar y bateria

FOTO: ROSALÍA MORALES

Los gobiernos locales ya cuentan con opciones eficaces y de bajo costo para abastecer de energía eléctrica a las comunidades de escasos recursos que no gozan de ese servicio. Se trata de kits solares diseñados para llegar a lugares que, por su difícil acceso o lejanía de la urbe, no cuentan con electricidad.

Estos sistemas se componen de un panel fotovoltaico de 125 watts y una caja que contiene una batería recargable, un inversor que transforma la corriente directa en alterna, un controlador con un interruptor, así como los cables necesarios.

José Antonio Bustos Becerra, director de Intragreen México, fabricante de este tipo de tecnología, explica que el funcionamiento de estos dispositivos es muy sencillo; el panel capta la radiación solar durante el día, la cual se transfiere al inversor que recarga la batería, que puede abastecer de electricidad durante toda la noche a cuatro focos ahorradores, un radio, un televisor pequeño de 10 pulgadas, así como para recargar un teléfono celular.

Gracias a que el inversor tiene una potencia de 800 watts puede almacenar la energía que capta el panel en la batería y al mismo tiempo suministrar corriente a los aparatos en uso, por lo que se puede disponer de electricidad en todo momento. Sin embargo, si el equipo se usa durante el día, la batería no durará toda la noche, aclara el directivo.

MÚLTIPLES USOS

Si bien estos sistemas están diseñados para uso doméstico, Bustos Becerra comenta que los kits solares pueden adaptarse a otros propósitos, como suministrar energía a una bomba de agua.

Energia limpia

FOTO: INTRAGREEN

Otro beneficio del kit es su fácil instalación, pues demora alrededor de una hora armar la estructura. La caja que contiene todos los aditamentos sólo pesa 50 kilos y tiene 40 centímetros de alto y ancho, por 45 centímetros de largo, por lo que puede ser emplazada en cualquier lugar sin estorbar. Además, la caja está diseñada para permanecer en la intemperie, por lo que no hay riesgos de que se dañe por cambios de temperatura.

El panel, que pesa alrededor de ocho kilos, puede ser colocado en el techo de la edificación, y si la construcción se encuentra en condiciones de sombra, es débil o no permite posicionarlo ahí, se puede montar en un poste cerca de la vivienda, hasta una distancia de 150 metros.

Por las características anteriores, el directivo advierte que estos sistemas pueden ser desinstalados y trasladados cuando así se requiera, ya que en muchas ocasiones las comunidades rurales se establecen en zonas que son vulnerables a fenómenos naturales como inundaciones o deslaves, por lo que si es necesario evacuar o reinstalar la vivienda en otro lugar, el kit solar podrá ser removido y adaptado nuevamente.

A LA MEDIDA

El panel tiene una vida útil de 25 años y no requiere de cuidados especializados, sólo la limpieza cada tres meses que el usuario le puede proporcionar.

La batería, por otro lado, sí requiere una revisión cada cinco años, para asegurarse de que su funcionamiento sea normal y en el debido momento recargarla o cambiarla en caso necesario.

Marcelo lopez Sanchez

Marcelo López Sánchez / FOTO: CORTESÍA DE LA SECRETARÍA DE DESARROLLO SUSTENTABLE DEL ESTADO DE QUERETARO

Sobre la pertinencia de usar este tipo de sistemas, Bustos Becerra señala que al ser uno de los países con mejores índices de radiación solar en el mundo, México es ideal para invertir en paneles fotovoltaicos, por lo que se pueden instalar en cualquier región del país.

Otro beneficio que se le atribuye a esta solución es su adaptabilidad de energía, pues se pueden crear kits específicos con mayor o menor potencia.

Querétaro, por ejemplo, es una de las primeras entidades en adoptar esta tecnología. El secretario de Desarrollo Sustentable de la entidad, Marcelo López Sánchez, comenta que ahí se han instalado 4,200 paneles solares que han beneficiado a cerca de 20 mil personas, como parte del programa Luz Cerca de Todos, que inició a finales de 2009.

El funcionario dice que en algunos casos se han requerido sistemas de poca potencia para cubrir necesidades sólo de iluminación, por lo que adquirieron 3 mil kits de 10 watts que utilizan lámparas LED, las cuales evitan la necesidad de usar un inversor, lo que disminuye el costo de los equipos.

Jose Antonio Bustos Becerra

José Antonio Bustos Becerra / FOTO: ROSALÍA MORALES

El año pasado, agrega López Sánchez, se invirtieron casi 6 millones de pesos (mdp) para la instalación de sistemas solares para comunidades donde la red de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) no puede llegar, o donde no pueden pagar el servicio debido a su condición económica.

Además, señala, en el estado se han beneficiado comunidades de los 18 municipios con este tipo de soluciones, que ha permitido a las familias tener acceso a la comunicación telefónica.

“Es posible trabajar de la mano con los gobiernos locales para crear la solución específica que necesitan. En el caso de Querétaro los kits fueron concebidos sólo para llevar electricidad para fines de iluminación, pero se pueden crear sistemas con mayor capacidad que sirvan para hacer funcionar refrigeradores, licuadoras y demás aparatos domésticos. Por ello, los municipios no requieren cumplir con ningún requisito para solicitar esta solución”, señala Bustos Becerra.

Además de ayudar a acercar un servicio tan primordial como la electricidad a poblaciones necesitadas, el uso de esta tecnología es una buena práctica para contribuir a la conservación del medioambiente al no emplear combustibles fósiles, agrega el directivo.

Deja un comentario

No Announcement posts