>

Opciones productivas para comunidades indígenas

Publicado Por

La CDI contempla incentivar la producción, el turismo alternativo, la organización de las mujeres en el esquema económico y la orientación para obtener apoyos

Mujer IndígenaLa Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas (CDI) unificó en el Programa de Mejoramiento de la Producción y Productividad Indígena (Proin) –a cargo de la Coordinación General de Fomento al Desarrollo Indígena– las actividades de la dependencia en materia productiva. Dicho programa se estrenó este año, pero no se trata de algo totalmente nuevo, sino de un cambio para la simplificación administrativa, ya que reúne en un mismo marco normativo simplificado los esfuerzos de los programas productivos que hasta el ejercicio fiscal 2013 operaban por separado: Programa Coordinación para el Apoyo a la Producción Indígena, Programa de Turismo Alternativo en Zonas Indígenas, Programa Organización Productiva para Mujeres Indígenas y Programa Fondos Regionales Indígenas.

Ahora Proin es considerado uno de los 15 programas productivos que integran a la principal política social del Gobierno Federal: Prospera (antes Oportunidades), que es impulsado por la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) con el objetivo de que las familias indígenas fortalezcan sus ingresos propios.

NUEVA REGULACIÓN

Según el especialista en Administración de Organizaciones de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH), Alejandro Jaime Díaz, “cualquier programa cuyas reglas de operación estén acordes Indígecon la legislación actual, tienen el potencial requerido para su funcionamiento”.

Las simplificaciones administrativas de este tipo “tienen la finalidad de hacer más sencillo el trámite para solicitar el apoyo de estos programas. La simplificación no sólo favorece a quien intenta acceder al servicio, sino también a los servidores públicos que gestionan el trámite”, indica el investigador y profesor.

En su emisión de las reglas de operación del nuevo programa, Nuvia Mayorga Delgado, directora General de la CDI, subraya que “el Plan Nacional de Desarrollo de este sexenio establece que se debe fomentar el bienestar de los pueblos y comunidades indígenas, fortaleciendo su proceso de desarrollo social y económico, respetando las manifestaciones de su cultura y el ejercicio de sus derechos, y a ese propósito están dirigidos los lineamientos del Proin”.

Mayorga Delgado afirma que dicho programa pretende “incrementar las oportunidades de desarrollo económico en las comunidades indígenas, a través de la subvención a sus diversos núcleos sociales”.

Con la normatividad, cuyas reglas de operación fueron autorizadas el 27 de diciembre de 2013, “se pretende apoyar a la población indígena para que sus miembros desarrollen actividades productivas sostenibles, a través de la formulación, diseño, implementación y acompañamiento de proyectos que generen ingreso y contribuyan a mejorar sus condiciones de vida”, según indican los documentos publicados por la CDI en su portal de Internet.

La cobertura del programa será para zonas rurales y urbanas con población indígena de las entidades federativas del país. En los municipios y localidades con 40 por ciento o más de población indígena; y en las microrregiones con procesos de planeación y gestión del territorio para el desarrollo con identidad, que impulsa la CDI.

Ante este panorama se evidencia que aún tomará tiempo notar los cambios logrados por las normas pues, aunque el Proin es nuevo, en el fondo se trata de dar continuidad y mejorar “una labor que se realiza desde hace ya muchos años”, finaliza Nuvia Mayorga.

Deja un comentario

No Announcement posts

A %d blogueros les gusta esto: