Promueva el reciclaje con prácticas novedosas.

Publicado Por

Separadores de basuraMás que una moda, la separación de desechos sólidos ya es una necesidad, por lo que cada vez aumenta más el número de gobiernos locales que exige a sus habitantes separar la basura en orgánica e inorgánica, y ésta a su vez agruparla con base en los distintos materiales, como fierro, aluminio, cartón, papel y plástico. En este punto surgen dos dilemas: cómo incentivar a los ciudadanos para que apoyen en estas tareas y qué hacer con la basura recolectada.

Una buena opción para disponer de los residuos de manera efectiva consiste en buscar alianzas con empresas especializadas en el reciclaje de residuos urbanos, una estrategia que ayuda a disminuir la cantidad de basura que se envía a los rellenos su tiempo de vida.

Y para motivar a la gente a que separe su basura, los presidentes municipales pueden replicar el ejemplo de la alcaldesa de Xalapa, Veracruz, Elizabeth Morales, quien en colaboración con Industrias AlEn, puso en marcha en 2012 el Monedero Ecológico.

Se trata de un programa mediante el cual la Tesorería municipal abona a los xalapeños dinero en una tarjeta cada vez que acuden a un centro de acopio a dejar materiales reciclables como envases de PET y aluminio, entre otros. Por cada kilo de plástico se abonan 2.50 pesos, mientras que por un kilo de aluminio el ciudadano recibe 10 pesos. Con el dinero acumulado, los contribuyentes pueden cubrir compromisos como el pago del servicio de agua o el del impuesto predial.

CULTURA DEL RECICLAJE.

Elizabeth MoralesEl gobierno municipal se encarga de diseñar, imprimir y distribuir las tarjetas, las cuales cuentan con un código de barras que identifica a quién le pertenece cada una y cuánto dinero se le deposita.

“No soltamos los monederos así porque sí. Para que puedan obtenerlo, los habitantes de la ciudad reciben capacitación sobre cómo reciclar, de tal manera que quienes soliciten uno sea porque realmente se comprometan a recolectar y reciclar”, sostiene Elizabeth Morales.

La alcaldesa explica que, además de administrar las tarjetas, es responsabilidad del gobierno municipal realizar campañas informativas sobre los beneficios del programa, la instalación de los centros de acopio y la recopilación de los materiales reciclables en puntos establecidos y mediante una unidad móvil.

La participación de Industrias AlEn consiste en comprar al municipio, a precios establecidos por el mercado, los objetos reciclables que recolecta. Con ese dinero, la Tesorería realiza los abonos a las tarjetas de los xalapeños.

Resultados del monederoJosé Villarreal, responsable del área de Residuos Sólidos de la empresa, explica que los materiales de desecho son utilizados en las fábricas de AlEn para la elaboración de productos de limpieza y los envases que los contienen. Si bien la basura representa sólo 5 por ciento de los insumos, disminuye sus costos de producción hasta en 30 por ciento, al mismo tiempo que contribuye a conservar el medioambiente. Agrega que se ha trabajado con programas similares en algunas escuelas de Nuevo León, el Estado de México y el Distrito Federal. Asimismo, se tienen alianzas con centros comerciales en todo el país.

Elizabeth Morales asegura que uno de los beneficios más importantes que este programa le reporta al municipio tiene que ver con la cultura del reciclaje que adquieren los ciudadanos, lo cual ayuda a que la entidad cumpla con su objetivo de impulsar un desarrollo amigable con el medioambiente. “Es un programa que premia a las personas comprometidas con la sustentabilidad, al mismo tiempo que impulsa una capital limpia”, comenta.

Actualmente la capital del estado de Veracruz cuenta con dos centros de acopio y una unidad móvil que recoge residuos en más de 20 escuelas y 35 colonias de la ciudad. La alcaldesa refiere que, hasta el momento, se han entregado cerca de 2 mil arjetas y se han recaudado más de 22 toneladas de PET y 240 de aluminio.

José Villarreal recomienda a los alcaldes interesados en echar a andar un programa como éste en sus demarcaciones, que se acerquen a empresas especializadas para establecer un convenio de compra- venta de materiales reciclables, pero recomienda que antes de dar ese paso, los ayuntamientos tienen que evaluar la viabilidad del proyecto.

OTROS EJEMPLOS.

LatasEn otros municipios ya operan programas similares al Monedero Ecológico. En la ciudad de Aguascalientes, por ejemplo, existe el Bono Verde, mediante el cual la gente recibe dinero en una tarjeta bancaria, con la que pueden hacer retiros en cualquier cajero automático.

En este caso, los habitantes de la capital del estado tienen que acudir a las sucursales de Banorte para tramitar una tarjeta de débito. Cuando llevan sus desechos separados al relleno sanitario de San Nicolás, el ayuntamiento abona en la cuenta del ciudadano el dinero correspondiente a la cantidad de material que entregó.

En lo que va de este año se han abierto 7,700 cuentas del programa Bono Verde en la entidad, donde todos los días se reciclan en promedio 533 toneladas de residuos sólidos.

Deja un comentario

No Announcement posts

A %d blogueros les gusta esto: