Proponen zona franca en el norte

Publicado Por

La cercanía con Estados Unidos hace de varios estados del norte del país el lugar idóneo para declararse como zona económica estratégica lo que, según autoridades y empresarios, generaría una gran derrama de recursos monetarios y de desarrollo para México.

Baja California, Baja California Sur y municipios como Nogales, San Luís Río Colorado, Sonorita y Puerto Peñasco en Sonora promueven ante el Gobierno Federal, con el apoyo de legisladores, la posibilidad de establecer un área libre de aranceles, reducir las tasas de impuestos y aplicar estímulos fiscales, con el propósito de facilitar el comercio internacional, atraer capitales nacionales o extranjeros e impulsar el turismo.

Alejandro MungarayEn entrevista con Alcaldes de México, el secretario de Desarrollo Económico de Baja California, Alejandro Mungaray, explica que la propuesta de establecer una zona económica estratégica pretende construir una nueva visión de desarrollo económico orientada a estimular a los sectores productivos agrupados en clusters, atraer inversión y generar empleo de calidad con base en la innovación.

De ahí que el gobierno del estado, junto con sus pares de Baja California Sur y Sonora, además de los representantes empresariales de dichas entidades, han elaborado un proyecto que consta de tres etapas, mismo que ha sido entregado al presidente Felipe Calderón.

En la primera se pretende reducir la protección comercial respecto de países con los que México no tiene firmados acuerdos comerciales. En la segunda se impulsarán las actividades productivas vinculadas con el conocimiento, y en la tercera se intentará configurar una política fiscal que atraiga a la industria y al comercio.

La reducción a tasa cero de 466 fracciones arancelarias representaría tan sólo para Baja California un aumento en la producción industrial equivalente a 4,794 millones de pesos (mdp), la creación de 56 mil empleos, además de 1,054 mdp de captación en impuestos.

El efecto de propagación de esta liberalización provocará para el resto del país un aumento de la producción de bienes y servicios por un valor estimado en 59 mil 260 mdp, así como la creación de 6,921 empleos y la recaudación de 13 mil mdp extras en impuestos, según cálculos de la Secretaría de Desarrollo Económico de Baja California.

APOYO FEDERAL

Antonio TapiaAntonio Tapia Hernández, director general de la Cámara Nacional de Comercio (Canaco), delegación Tijuana, explica que este modelo ya se aplica en varios países con diferentes nombres (zona económica, zona económica estratégica o zona franca), pero lo que se busca es conformar un área donde haya incentivos para atraer sectores de alta tecnología y tener una gran dinámica comercial.

“Esto no es viable en otros estados del país y para Tijuana es muy aprovechable por el contacto directo con Estados Unidos y por la posibilidad de tener mayor comercio con la región Asia-Pacífico. Es un esquema apoyado tanto por el gobierno como por el sector empresarial de los tres estados”, precisa Tapia Hernández.

El empresario destaca que la zona económica estratégica ha sido bien recibida por el Gobierno Federal. La eliminación de aranceles es una atribución del Ejecutivo y es la que tiene mayores probabilidades de aplicarse.

Sin embargo, admite que la Confederación Nacional de Cámaras de Industriales (Concamin) se ha mostrado renuente, bajo el argumento de que entrarían al país, de forma masiva, productos a muy bajo precio provenientes de naciones asiáticas. Pero en opinión de la Canaco Tijuana, éste no es un argumento válido, pues la presencia de mercancía china ya es una realidad en el país.

“Nosotros tenemos afectaciones reales. Anualmente perdemos alrededor de 30 mil millones de dólares (mdd) en consumo solamente en Tijuana, debido a que los residentes de esta zona prefieren ir a comprar a California. Y quien tiene esa posibilidad es la población de ingresos medios y altos, con lo cual, la fuga es tremenda porque sólo en alimentos somos competitivos, pero en productos eléctricos y electrónicos, refacciones automotrices y otros más, estamos fuera”, explica Antonio Tapia.

LOS BENEFICIOS

Estratégia  anticrisisOtro de los promotores, el diputado federal por Baja California, Óscar Arce Paniagua, subraya que dicha medida ayudaría a todo el país. Debido a que la mayor parte de la producción nacional se aglutina en el centro de la república, se debe hacer una mayor labor de convencimiento entre los empresarios para trasladar parte de su operación al norte o a alguna otra región.

“Varios legisladores podemos impulsar políticamente la zona económica estratégica en la Ley de Ingresos, pero la decisión final recae en el Ejecutivo y debe ir consensuada con el empresariado nacional”, comenta el legislador.

Como parte de los cambios que deben realizarse, Arce Paniagua destaca legislar en los estados involucrados, principalmente por los impuestos; pero otras adecuaciones radican en modernizar la infraestructura local, como aeropuertos y carreteras para que soporten un inminente crecimiento comercial.

“Lo que se necesita es cabildear más fuerte con el Gobierno Federal, pero principalmente con los empresarios, para que vean en esto una oportunidad y no una competencia. Se ha propuesto que los gobiernos estatales den algunos incentivos a los empresarios nacionales para que se establezcan aquí con menores costos”, refiere el diputado.

Deja un comentario

No Announcement posts

A %d blogueros les gusta esto: