Consejos para elaborar un programa cultural

Publicado Por

El arte es para todos

En la mayoría de los municipios se desconoce la política cultural del país porque no se sabe qué recursos ni qué programas existen. Esto lo afirma Javier Ballesteros López, quien desde este mes es presidente de la Conferencia Nacional de Instituciones Municipales de Cultura (Conaimuc).

Uno de los objetivos del organismo es precisamente apoyar a los titulares del sector en los gobiernos locales para formular proyectos y sopesar su viabilidad. Pero con base en lo que ha observado, Ballesteros López alerta sobre la falta de recursos para este sector y el menosprecio del que es objeto: “Somos los primeros contemplados cuando vienen los recortes”.

En el peor de los casos, los municipios carecen de una dirección de cultura y menos aun la tienen considerada. Sin embargo, el especialista advierte que esta situación puede tener consecuencias negativas para la comunidad.

“La cultura, en la mayoría de los casos, define la forma de actuar de un pueblo y si nosotros como municipio dejamos de brindarle esa parte, básicamente estamos dejando sin opciones a la gente y más en estos momentos”, comenta Ballesteros López.

En entrevista, Ernesto Piedras —director de la empresa consultora Nomismae— coincide con el diagnóstico de la Conaimuc. Refiere que “todos los estados están reprobados”.

Coordinador del estudio Capacidad y Aprovechamiento Cultural de los Estados 2011, el especialista considera que la inequidad de recursos y la escasez de proyectos en los gobiernos locales no tienen que ver con la cantidad de población ni de presupuestos federales, sino que se debe al manejo erróneo de la información.

En otras palabras, aclara Piedras, existe poca instrucción entre los responsables de cultura de los estados y los municipios para concebir y desarrollar proyectos. Los funcionarios no saben cómo presentarse ante las instancias correctas, sea el Congreso de la Unión, el Consejo Nacional para la Cultura y la Artes (Conaculta) o, incluso, ante organizaciones no gubernamentales, nacionales o extranjeras.

CENTRALISMO

BalletDentro del estudio mencionado —que hace un ordenamiento conforme al puntaje que otorga el Índice de Capacidad y Aprovechamiento Cultural de los Estados (ICACE)—, se observa que el Distrito Federal no sólo es la capital administrativa, sino también la capital cultural del país por su acervo de infraestructura, creadores y audiencias. Le siguen en orden de importancia los estados de México, Nuevo León, Jalisco, Puebla, Yucatán, Veracruz, Querétaro y Morelos.

Lo anterior deja ver una aglomeración de la oferta cultural en la zona centro del país, con excepción de Yucatán, que demuestra haber hecho esfuerzos notables. El ICACE incorpora diferentes variables para medir la oferta, la demanda y la infraestructura cultural de las 32 entidades federativas, tales como presupuesto, PIB per cápita, número de teatros, escuelas de arte, centros culturales, además de asistencia al cine, a museos y a bibliotecas, entre otros.

La Conaimuc organiza a lo largo del año diferentes foros para capacitar a gestores y funcionarios culturales municipales. En esas reuniones se les explica a los participantes cómo y cuáles puertas tocar, por ejemplo, si pretenden organizar un festival cultural en sus localidades.

Actualmente existen más de 600 festivales de todo tipo en el país —como el festival de la Orquídea en Morelia, Michoacán; o del Nacho en Piedras Negras, Coahuila—, una minoría de los cuales reciben recursos federales.

De los contactos que ha tenido la Conaimuc con las administraciones locales se desprende que los principales desafíos en los municipios son crear la infraestructura necesaria, la canalización de recursos y la formación de nuevos públicos. “Lo que se tiene que hacer es trabajar mucho con niños y llegarle a la gente con programas efectivos”, declara el presidente de la Conaimuc.

¿QUÉ HACER?

MuseoDe entrada, Ballesteros López comenta que muchos funcionarios municipales no saben redactar proyectos, lo que constituye una desventaja. “Quien se encarga de oficina, a cientos de kilómetros y simplemente no entiende lo que se le quiere decir y no lo va a evaluar porque la propuesta no cumple con los lineamientos de los programas federales.”

También es importante conocer los programas culturales que existen a nivel nacional, porque no se sabe cómo participar en ellos y las convocatorias se quedan vacías. El Conaculta tiene varios programas para los gobiernos locales, uno de ellos es el Fondo Tripartita, en el que concurren el Consejo, el Gobierno Federal y los ayuntamientos; otro más consiste en un apoyo a la infraestructura cultural en los estados.

Asimismo, es necesario que las propuestas locales vayan en línea con las políticas nacionales. “Si yo tengo un proyecto para crear una estudiantina y los programas federales no prevén ese rubro, entonces no podré bajar ningún recurso”, aclara Javier Ballesteros.

La figura del gestor cultural también es determinante, ya que actúa como enlace entre los municipios y el Gobierno Federal; una de sus funciones es conseguir recursos, pero no siempre los contratan. Muchas veces los recursos existen pero lo que no hay es imaginación, por lo que “también se requiere de preparación, no nada más de dinero”, refi ere el presidente de la Conaimuc.

Un ejemplo exitoso es el Instituto de Cultura de Guaymas, Sonora, que trabaja con un presupuesto anual de 6 millones de pesos (mdp) y que recientemente abrió su primera sala para proyectar cine de calidad. También organiza el programa Peña Cultural —que consiste en presentaciones artísticas cada semana— y el Festival de la Calaca, en respuesta a la celebración del Halloween.

En el ámbito estatal, Sonora organiza cada año el Festival del Mar Bermejo, para conmemorar la gesta heroica contra una invasión de piratas franceses, hecho ocurrido el 13 de julio de 1854.

RECOMENDACIONES

SinfónicaCon el propósito de organizar y llevar a la práctica programas culturales, que atraigan la atención del público y sobrevivan en el tiempo, la Conaimuc hace estas sugerencias a las administraciones municipales:

1. Saber lo que quiere el municipio, es decir, contar con un proyecto definido.

2. Para solicitar los recursos federales es necesario que la propuesta se relacione con las líneas de la política nacional.

3. Hacer una evaluación económica sobre el proyecto, lo que implica calcular el costo e identificar los recursos materiales con los que se piensa trabajar. De lo contrario, se corre el riesgo de no contar con el dinero sufi ciente y los proyectos no se realizarán ni en tiempo ni en forma.

4. La gestión. Una vez defi nido el proyecto, se debe buscar el apoyo de las instancias correctas, ya sea de diputados locales, federales o de funcionarios del gobierno central.

5. El mismo director de Cultura municipal puede gestionar su proyecto ante el Congreso o ante el Conaculta.

6. La iniciativa privada y la población son una vía para obtener recursos en apoyo a un determinado programa cultural.

Deja un comentario

No Announcement posts

A %d blogueros les gusta esto: