Capacidad de pago con buenas notas

Publicado Por

El endeudamiento de esta ciudad representa apenas 1 de cada 10 pesos del total de sus recursos

 

En junio de 2017 la firma evaluadora Fitch Ratings ratificó la calificación AA(mex) y perspectiva crediticia estable para el municipio de Puebla y, además, conservó la calificación internacional BBB para esta ciudad. Antes, en mayo de este año, Standard & Poor’s también mantuvo la asignación mxAA para la capital poblana.

Esto significa una buena noticia para el ayuntamiento presidido por Luis Banck Serrato, porque implica un atractivo sólido e inversiones nuevas de grandes empresas nacionales y extranjeras.

A decir de Gerardo Carrillo, director senior en Finanzas Públicas de Fitch Ratings México, “desde 2012 al gobierno local no le ha interesado contratar un centavo de deuda, al contrario, registra un desendeudamiento ininterrumpido por pago de intereses y amortizaciones.

“En la calificadora hoy sólo vemos fortalezas aquí: su endeudamiento representa sólo 10 por ciento de sus ingresos disponibles y el servicio de su deuda, si acaso, consume 15 por ciento del balance operativo. El nivel de caja no es particularmente alto; al cierre de 2016 tenían en ella 405 millones de pesos (mdp) y el pasivo circulante fue de 121 mdp, lo cual quiere decir que la liquidez es fuerte en el municipio”, apunta el experto.

En 2016, con un monto de recursos propios de 1,665 mdp, los ingresos de Puebla fueron los cuartos más altos en México (entre los ayuntamientos calificados por Fitch Ratings), con 5 mil mdp, refiere.

Estos indicadores se consideran torales para que las firmas calificadoras otorguen una calificación crediticia positiva a un ayuntamiento. El presupuesto basado en resultados que hace la Secretaría de Hacienda también resulta positivo para la capital de Puebla.

En 2016 pagaron 72 mdp en intereses y amortizaciones de deuda, y el Ramo 28 fue de 1,774 mdp, lo cual no significó una “sangría” sensible.

El municipio ha tenido un desempeño equilibrado entre gastos e ingresos, pese al alza de los primeros en los últimos tres años, aunque a decir de Gerardo Carrillo “es un foco ámbar que debe vigilarse, si se pronunciara ese crecimiento continuo del gasto pudiera implicar la necesidad de contratar deuda y eventualmente perder su calificación crediticia”.

Prudencia en gastos e ingresos

Por otra parte, el hecho de que la calificadora Standard & Poor’s ratificara su calificación mxAA con perspectiva estable al municipio de Puebla significa que éste tiene una fuerte capacidad y voluntad de pagar su deuda.

“La proporción de ingresos propios en relación con los ingresos operativos y la recaudación de impuestos como porcentaje de las participaciones federales hace diferencia. En el ayuntamiento de Puebla, ésta fue de 36 por ciento. Puebla tiene un gasto de inversión anual de 16 por ciento del total, el resto lo dedica a gasto operativo”, refiere Daniela Brandazza, directora Senior de Calificaciones de Estados y Municipios en Standard & Poor’s.

La flexibilidad de los ingresos de un gobierno municipal depende de la capacidad que tenga para aumentar impuestos y cobrarlos, además de consideraciones políticas y estructuras económicas; esto significa el nivel de riqueza que genera y la facilidad para recortar sus gastos.

“En ese sentido, el ayuntamiento de Puebla tiene poca flexibilidad de recorte de gasto, pese a que ha realizado muy bien su tarea de recaudación y ha sobresalido con un sólido desempeño presupuestal.

“Sus autoridades han sido muy prudentes en el manejo de ingresos y gastos, han sostenido una política de bajo sistema de deuda desde 2013 y según proyecciones en Standard & Poor´s, así podría seguir, cuando menos, hasta 2019, año en que se prevé cierre con una deuda de apenas 7 por ciento sobre sus gastos operativos estimados para ese mismo año. Con ello, incluso, compararía bien a nivel global”, expresa Brandazza. línea con una calificación de mxAA, lo cual confirma su fuerte capacidad de pago, y desde el punto de vista de nuestra firma su administración financiera es satisfactoria, comparada con otros municipios en México y equivalentes en el mundo”, expresa la entrevistada.

Hacia adelante, “uno de los desafíos será fortalecer su nivel de ingresos propios para financiar servicios e infraestructura que requiere el municipio y evitar quedar expuesto ante una eventual disminución de transferencias federales”, advierte Daniela Brandazza.

Deuda a menor costo

“El manejo de la deuda pública del municipio de Puebla en los últimos cuatro o cinco años y el aumento de ingresos propios ha sido distinto al de otros ayuntamientos de tamaño similar en México y un ejemplo a seguir por autoridades de otros municipios”, expresa Diego Díaz, investigador de Finanzas Públicas del Instituto Mexicano para la Competitividad (Imco).

En Puebla se ha realizado un esfuerzo encomiable en términos de generación de ingresos propios por derechos de agua y por recaudación del impuesto predial. “Ello ha permitido que en la capital poblana no hayan tenido necesidad de contratar deuda nueva para el financiamiento de obra pública o para proveer de bienes y servicios a sus habitantes”, añade el entrevistado.

Estas prácticas coadyuvan a reflejar estabilidad y finanzas públicas sanas; su solvencia brinda confianza a todos y eventualmente la mejoría en servicios públicos tendría que representar un incentivo para grandes inversionistas nacionales y extranjeros.

“La disminución de la deuda, el pago de su servicio y amortizaciones de capital y las calificaciones de calidad crediticia que presumen permitirán, en caso de requerir contratar deuda, que lo hagan con tasas más bajas y con menos garantías de su participación federal que las que rigen para el promedio de municipios en la nación.”

Incentivos variados

El tesorero del ayuntamiento de Puebla, Héctor Arrona, señala que, de acuerdo con la Ley de Ingresos vigente, los ingresos de la Hacienda Pública municipal comprenden impuestos, contribuciones de mejoras, derechos, productos y aprovechamientos, más las participaciones federales recibidas a través de la Secretaría de Finanzas y Administración del Gobierno del estado de Puebla, donde destacan el Fomento Municipal, el Fondo General de Participaciones, el de Fiscalización, el del Impuesto a la Venta de Gasolina y Diésel, el Fondo de Compensación, el de Recaudación de impuesto sobre la renta (ISR) y el de Extracción de Hidrocarburos.

“En el municipio la recaudación del impuesto predial ha registrado alzas importantes los últimos cuatro años, lo cual nos ha permitido obtener recursos propios para satisfacer necesidades de la sociedad, sobre todo por la oferta del llamado cobro anticipado, que beneficia al contribuyente que paga el ejercicio fiscal siguiente a precios del año en curso y la condonación de 100 por ciento de multas y 50 por ciento de recargos de adeudos generados en años anteriores, amén del premio a contribuyentes cumplidos en el Sorteo Predial y el pago a meses sin intereses con tarjetas de crédito.”

Por otra parte, la Tesorería municipal cuenta con un sistema de inspección y vigilancia sobre giros comerciales que no refrendaron licencias de funcionamiento, quienes pueden recibir requerimientos domiciliarios para regularizar su situación.

Durante la administración actual uno de los principales objetivos es aumentar los recursos propios, pero no mediante la imposición de nuevas contribuciones, sino a través de mecanismos tendientes a hacer más eficientes los padrones de contribuyentes que propicien el intercambio de información, mediante sistemas innovadores.

Un ejemplo de ello es la interconexión entre el Catastro Multifinalitario y los datos que tiene la Secretaría de Desarrollo Urbano y Sustentabilidad, que permite la actualización oportuna de información catastral en tiempo real en materia de construcciones, alineamientos y licencias.

Sobre las tareas pendientes, Héctor Arrona destaca la necesidad de “afianzar la modernización del sistema catastral y el trabajo para actualizar los padrones de licencias de funcionamiento y comercio ambulante, con la finalidad de contar con información oportuna y la posibilidad de proporcionarla a las instancias fiscalizadoras”.

 

En 2016, de cada 3 pesos destinados al pago de la deuda, 2 fueron a capital y 1 a intereses

Por Jaime Millán Núñez

En mayo de 2017, la firma Standard & Poor´s ratificó la calificación mxAA y perspectiva crediticia estable para el ayuntamiento de Puebla y en junio del mismo año Fitch Ratings hizo otro tanto. Sobre qué implica esto para los ciudadanos, el alcalde Luis Banck Serrato comenta: “La administración que inició aquí el hoy gobernador Tony Gali ha mantenido sus finanzas sanas. Lo cual, entre otros asuntos, ha permitido que por cuarto año consecutivo el gobierno municipal haya obtenido la calificación de calidad crediticia satisfactoria y perspectiva estable con bajo nivel de endeudamiento.

“La solidez de las finanzas municipales nos permite reafirmar nuestro compromiso de hacer cada día más eficiente la gestión en la capital del estado. Quiero subrayar que estos logros se deben a la implantación de acciones efectivas en la administración de los ingresos y gastos, además de un manejo austero y responsable de los recursos públicos.”

Luis Banck asegura que una administración eficiente permite dirigir los recursos hacia las prioridades de los ciudadanos e invertir en lo que más les interesa a ellos, de tal manera que en Puebla es posible destinar la inversión pública a atender los asuntos de mayor importancia para sus habitantes, como la seguridad y la equidad. “Las finanzas sanas, al mismo tiempo, dan confianza a los hombres de negocios e impulsa la llegada a nuestro municipio de más inversiones que generan empleos, ingresos y bienestar para las familias”, sostiene el edil.

En 2016, de cada 3 pesos destinados al pago de la deuda, 2 fueron a capital y 1 a intereses. Así, durante esta administración, la deuda pública se redujo 10.14 por ciento.

Con respecto al trabajo realizado para el manejo de la deuda, el mandatario local refiere: “Primordialmente, ha sido un trabajo constante, eficiente y transparente y una apropiada administración financiera; todo ello con el fin de mantener un sólido desempeño presupuestal y una posición de liquidez estable. Se trata de mantener orden en las finanzas, una inversión responsable y enfocada en las prioridades de la ciudad, sin descuidar jamás que haya un manejo claro de los recursos; publicamos de dónde vienen nuestros ingresos y a qué los destinamos”.

De lo anterior la importancia de realizar un proceso permanente de mejora continua y eficiente de la recaudación de ingresos propios, con disciplina y reducción en el gasto corriente y un prudente manejo de la deuda pública, apunta. “Además, se han mejorado de manera constante y eficiente los mecanismos de recaudación tributaria, lo cual ha sido reconocido por diversas instituciones independientes tanto nacionales como extranjeras.”

Sobre si ve factible que se institucionalice el cobro del impuesto predial para evitar que pudiera haber un freno a la recaudación cuando se vivan procesos electorales por el cambio en la administración municipal de Puebla, Luis Banck Serrato asegura que el ayuntamiento que preside cuenta con normatividad específica en materia tributaria. “Tenemos reglas claras que permanecen vigentes sin importar el contexto. En específico, el Código Fiscal y Presupuestario para el municipio de Puebla y la correspondiente Ley de Ingresos considera la regulación para el cobro del impuesto predial en cada ejercicio fiscal.”

Por otra parte, desde hace dos años la capital de Puebla ya tiene la calificación global de la firma Fitch Ratings, pero el edil apunta que siempre reportará mayor beneficio contar con una más; “equivaldría al paciente que dispone de los estudios y opiniones de dos médicos especialistas prestigiados”.

Así, sobre la posibilidad de buscar también la calificación internacional de Standard & Poor’s, Luis Banck expresa: “El gobierno municipal mantiene una estrategia permanente de mejora continua en sus procesos y cualquier reconocimiento que podamos obtener como parte de las obligaciones que nos impone la ley será bienvenido, porque se puede traducir en un imán para los inversionistas de otras partes y la llegada de ellos en una mejoría en la calidad de vida de quienes habitan en nuestro ayuntamiento”.

Deja un comentario

No Announcement posts

A %d blogueros les gusta esto: