Llegan juicios orales al Distrito Federal

Este viernes entró en vigor una nueva forma de impartir justicia en el Distrito Federal, con la puesta en marcha del Sistema Penal Acusatorio en el Distrito Federal, para delitos culposos (no graves) o de querella.

El objetivo, según el poder judicial capitalino, es agilizar la justicia y que ésta sea transparente en beneficio de la comunidad. Se pretende evitar que todo aquel imputado en algún delito llegue a la cárcel sin antes haber acudido a todos los medios alternativos de solución de conflictos, como la mediación y conciliación entre víctima y victimario.

El jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera, inauguró simbólicamente 40 salas dedicadas a juicios orales, previas a otras 40 que desde febrero se dedicarán también a escuchar directamente a los ciudadanos.

En la segunda etapa se extenderá a los delitos graves a mediados de año y en el segundo semestre de 2016 a todos los crímenes, en la que será su última y tercera etapa.

Entre los avances que presenta el nuevo sistema está que las personas en caso de accidentes viales podrán abstenerse de acudir al Ministerio público cuando se vean impedidos a llegar a un acuerdo. De esta forma podrán acudir ante un árbitro que mediará entre las partes para alcanzar un acuerdo pronto y conveniente.

También podrán ser mediados casos como acoso sexual, estupro y daño en propiedad. Además de que se disminuye la posibilidad de ser sentenciados de forma injusta por un juez con la constante vigilancia de las decisiones judiciales.

En sustitución de los juicios escritos, tanto víctimas como acusados podrán ser acompañados por familiares o amigos durante audiencias que, además, serán publicadas para todo aquel que lo desee.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: