Policías de Tabasco golpean a mujeres, gobernador justifica las acciones

El gobernador de Tabasco, Arturo Núñez Jiménez, justificó el actuar de la policía estatal luego de que los elementos golpearan a mujeres del municipio de Macuspana, que pretendían abordarlo para solicitar la instalación de una maquiladora en ese municipio.

“El gobierno a presión no responde y no es solución hacer maquilas”, dijo Núñez después de las acciones de los uniformados en contra de las mujeres que pretendían entregar un escrito en el que se exigía apoyo económico al gobernador.

La trifulca entre policías estatales y las mujeres, miembros de la organización indígena chontal México Despierta, ocurrió la tarde del miércoles, luego de que el cuerpo de seguridad decidió detener al líder de la organización Julio César Álvarez de los Santos.

En ese momento, algunos policías encapsularon a las mujeres que gritaban consignas a los policías y comenzaron a forcejear, mientras que uno de los policías lanzó golpes y patadas en contra de ellas.

Por su parte la Secretaría de Seguridad pública expresó en un comunicado:

“Mantener el orden público y garantizar el libre tránsito de las personas constituyen dos condiciones fundamentales que el Estado mexicano está obligado a salvaguardar sin ceder a presiones o chantajes de ningún tipo, por lo que todo acto que atente contra esos derechos de la ciudadanía será siempre atendido sin cortapisas con los instrumentos que establece la ley”.

Además, en su versión de los hechos, la dependencia estatal aseguró que los manifestantes incitados por Álvarez de los Santos, respondieron con agresiones físicas y verbales que derivaron en una confrontación que arrojó un saldo de tres elementos de seguridad heridos”.

Álvarez de los Santos, junto con otra persona de nombre Antonio Castellanos Hernández fueron los únicos detenidos, según las autoridades, y fueron acusados de “alterar el orden público, agredir a la autoridad y pandillerismo”.

La organización indígena chontal México Despierta mantenía una huelga de hambre frente al Centro Administrativo del Ayuntamiento de Villahermosa, mientras que el gobernador Arturo Núñez se encontraba en la explanada otorgando maquinaría a pequeños productores.

Las mujeres que arribaron a la fiscalía donde permanece detenido Álvarez de los Santos, aseguraron que está lastimado y golpeado. Dijeron que para liberarlo deberán pagar una fianza de 100 mil pesos antes de ser trasladado al Centro de Reinserción Social del Estado de Tabasco (Creset), pero advirtieron que no lo van a permitir.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: