Se enfrentan normalistas y militares

Padres de familia intentaron acceder a las instalaciones del 27 Batallón de infantería en Iguala y a la 35 Zona Militar de Chilpancingo, en busca de los estudiantes normalistas desaparecidos desde el pasado 26 de septiembre de 2014.

En Iguala, elementos de la policía militar antimotín y policía estatal cerraron el paso a los padres de los estudiantes, lo que provocó un enfrentamiento entre las partes.

Elementos de la policía antimotín agredieron a estudiantes que se encontraban en las inmediaciones del batallón con gas lacrimógeno y extintores, mientras que a la entrada de las instalaciones militares se trató de derribar el portón con dos camiones de empresas privadas.

El enfrentamiento que se prolongó por alrededor de 50 minutos, dejó como saldo cuatro personas heridas: dos padres de familia, un estudiante y un periodista.

Horas más tarde, en la 43 zona militar de Chilpancingo, alumnos de Ayotzinapa, padres de los normalistas desaparecidos e integrantes de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación de Guerrero, realizaron una protesta para exigir que abran los cuarteles para buscar a los normalistas desaparecidos.

A la entrada de la zona militar, una comisión de padres solicitó que se abrieran las puertas, ya que según testimonios, es ahí donde se encuentran sus hijos. Sin embargo, las instalaciones fueron resguardadas por elementos antimotines de la Policía Estatal, así como por una barricada de alambre de púas.

Los militares pidieron a los manifestantes que su protesta se realizara con calma y exhortaron a brindar respeto a las instituciones y llamaron a formar una comisión para ser escuchador por autoridades federales, estatales y de derechos humanos.

Por su parte, los manifestantes recriminaron con el grito de “Asesinos, asesinos, ustedes fueron quienes se los llevaron”, mientras que Felipe de la Cruz, vocero de los padres, dijo que de nada sirve la voz de conciliación de los militares, porque, dijo, fueron ellos quienes dispararon sus armas contra normalistas en septiembre pasado.

Frente a la zona militar, miembros de la CETEG y estudiantes de Ayotzinapa quemaron una camioneta.

Hay más heridos, fuimos agredidos: normalistas

En un comunicado, normalistas y padres de los estudiantes desaparecidos informaron que fueron heridos tres padres y tres estudiantes tras los enfrentamientos en Iguala, cuando, según las versiones de estudiantes y padres, fueron agredidos con gas lacrimógeno y piedras por parte de los elementos del ejército.

Dijeron haber sido agredidos por los militares quienes aprovecharon su superioridad numérica y entrenamiento cuando lo único que hacían era exigir la presentación con vida de los 43 hijos y compañeros.

Detallaron que los heridos fueron los padres de familia Mario César González Contreras, Bernabé Abrajam Gaspar y María concepción Tlatempa, así como los estudiantes Omar García, Sergio Ochoa Campos y José Hernández Peña.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: