Yacimientos petroleros en declive

La baja producción de barriles de petróleo crudo diarios registrada en 2014 (2.44 millones de barriles, que representan una caída de 3.1% la más profunda de un año a otro), se debe primordialmente al declive de yacimientos petroleros como Cantarell y Ku-Maloob-Zaap, ambos ubicados en aguas someras de la Sonda de Campeche.

Cantarell

El yacimiento Cantarell, llegó a producir hace 10 años, 2 millones de barriles por día, mientras que en 2014 reportó una producción de tan solo 330,000 barriles, una caída productiva de 13 por ciento con relación al 2013 y un 77% menos a lo que producía este yacimiento en el 2000.

Cantarell, uno de los yacimientos petroleros más grandes del mundo, se acerca al fin de su vida útil. Se prevé que para este 2015, produzca 272,000 barriles diarios de petróleo crudo en promedio, lo que sería uno de sus volúmenes más bajos en su historia.

El Gobierno Federal, sin embargo, prevé invertir en el yacimiento alrededor de un billón 853,000 millones de pesos en los próximos 40 años. El presupuesto para 2015, tiene destinado 30,193 millones de pesos, de un total aproximado de 300,000 millones de pesos.

El complejo Cantarell está conformado por nueve campos (Akal, Chac, Ixtoc, Kambesah, Kutz, Nohoch, Sihil y Takin) cuyas profundiades oscilan entre 1,000 y 6,000 metros, y se localiza a 85 kilómetros de Ciudad del Carmen, Campeche.

Ku-Maloob-Zaap

Por su parte el Ku-Maloob-Zaap, comenzó su declinación con una caída interanual de 1% en la producción que se ubicó en 855,000 barriles diarios, luego de un incremento de casi 200% a partir de 2000. El pico productivo del yacimiento se dio en el 2013, en que alcanzó una producción de 864,000 barriles diarios.

Es el yacimiento petrolero actual de Petróleos Mexicanos (Pemex). Su producción se basa en sus tres mayores yacimientos (Ku, Maloob, Zaap), y arrancó la producción con un volumen original de 39,805 millones de barriles en reservas probadas más probables más posibles (3P).

Ku-Maloob-Zaap comenzaría a declinar hasta el 2018, pero la producción temprana de agua y falta de infraestructura para contenerla ha provocado el cierre de pozos, adelantando la caída.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: