¿Cómo ayuda el deporte a los municipios?

Por Heli López Juárez

En municipios pequeños, sembrar el sentido de competencia también puede ser muy lucrativo, en términos no económicos, sino de gobernabilidad.

Más que parte de un discurso, la promoción del deporte debe ser real, aplicable y de testimonio. ¿A qué ciudadano no le gustaría salir a trotar por las mañanas, sabiendo que su presidente (a) municipal también lo hace? Podrían muchas personas discrepar de mi cuestionamiento, pero permítanme profundizar el porqué.

Las actividades deportivas se promueven a partir de las secretarías o direcciones de desarrollo social, y luego a través de los institutos municipales de la juventud o del deporte, como si fuera obligación de los jóvenes practicar, pero vemos al alcalde o alcaldesa hablando de lo importante que es moverse y que hay que salir ha caminar, trotar, jugar, pero lo dice desde su sobrepeso u obesidad, entonces, ¿dónde queda el gobernar con el ejemplo?

Hay una tendencia a nivel internacional con la que se puede aprovechar el turismo deportivo. Vemos ciudades como Guadalajara, Ciudad de México, Torreón, León, entre otras, que acogen medios maratones o maratones, que les provocan derramas económicas millonarias.

Por citar ejemplo, el Medio Maratón Internacional Electrolit de Guadalajara, congrega a casi 15 mil corredores, quienes demandan habitaciones de hotel, transporte, alimentos, entre otros; lo que representó para Guadalajara y su zona metropolitana una derrama de poco más de 20 millones de pesos en dos días.

En municipios pequeños, sembrar el sentido de competencia también puede ser muy lucrativo, en términos no económicos, sino de gobernabilidad. Un municipio donde la gente sale a correr por las mañanas, es un lugar donde la autoridad da certidumbre. Si se establecen circuitos de trote con vigilancia desde las 5 de la mañana, y hasta altas horas de la noche, pensado en quienes estudian o trabajan, no solo disminuirían los índices de obesidad, sino que se contribuiría fuertemente en la seguridad.

Los espacios deportivos públicos deben ser una prioridad y darles mantenimiento constantes y destinar mayor presupuesto para que se utilicen, porque los usan para todo menos para jugar o hacer deporte.

Hay que sacar el deporte del discurso y ponerlo a la práctica, y si se quiere escuchar una propuesta, la mía es: Implementar el programa municipal: Corre con tu presidente. Ya sea caminando, en bicicleta, etcétera, pero que sea con el gobierno, porque es en la calle donde se tiene que transformar a la sociedad, y qué mejor que con el deporte.

————————

Facebook: @HeliLpzJrz

Twitter: @HeliLopezJuarez

LinkedIn: Heli López Juárez

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: