Seguir viendo

Tlajomulco impulsa estrategia para viviendas en desuso

La administración que encabeza Salvador Zamora implementó una política habitacional en la demarcación que mejora la calidad de vida de los ciudadanos

El fenómeno de la vivienda en desuso es una realidad en todo el país. El crecimiento desmesurado de casas permitió el rezago habitacional, el consumo de suelo desmedido y poca integración social por la falta de servicios eficientes.

Todo esto provocó un alto índice de casas deshabitadas y abandonadas en gran cantidad de municipios mexicanos. Por ejemplo, Tlajomulco de Zúñiga, en Jalisco, tiene 68 mil 674 casas abandonadas de un total de 198 mil 643 existentes en todo el territorio. En contraste, ciudades fronterizas como Tijuana y Ciudad Juárez, tienen un total de 107 mil 19 y 101 mil 96 viviendas abandonadas, respectivamente.

El gobierno municipal de Tlajomulco de Zúñiga, encabezado por Salvador Zamora Zamora, es el primer municipio a nivel nacional en atender esta problemática, a través de una política habitacional para abatir el problema de la vivienda, además de la implementación de estrategias para caminar hacia una ciudad modelo. Esta política prioriza el acceso a la vivienda adecuada como un derecho universal, y el mejoramiento del entorno para lograr que el municipio sea más seguro, justo y equitativo.

Está hecha bajo los criterios de la Nueva Agenda Urbana del Programa de Naciones Unidas para los Asentamientos Humanos (ONU-Habitat) y contempla cuatro ejes: habitar las viviendas en desuso mediante un programa de alquiler social, mecanismos de adquisición y programas comunitarios; dignificar la vivienda existente por medio del mejoramiento de vivienda, alternativas de crecimiento, así como acompañamiento y consultoría para las familias; ordenar el crecimiento urbano con reglamentación, planeación y regularización, e impulsar nuevos modelos de vivienda incentivando el desarrollo de vivienda de alquiler, creando cooperativas de vivienda e impulsando lotes con servicios.

Para reforzar esta política habitacional, Tlajomulco impulsó la creación de la Mesa Metropolitana de Vivienda, aprobada por la Junta de Coordinación Metropolitana, integrada por los demás alcaldes de la metrópoli.

Asimismo, como una medida de impacto directo, se creó la Coordinación de Gestión Integral de la Ciudad y el Instituto para el Mejoramiento del Hábitat (Imhab), para generar políticas públicas, programas y acciones.

ACCIONES CLAVE

La política habitacional inició con dos de las líneas de acción más importantes: el Programa de Alquiler Social, con el esquema “Renta tu casa”, en el que el gobierno municipal participa como intermediario entre los dueños de una finca y las personas que desean alquilar una casa. El Imhab paga un año de renta al dueño y ofrece la casa a bajo precio a personas en situación de vulnerabilidad. Los inquilinos sólo pagan 350 pesos.

La segunda acción es la del Plan de Protección de Vivienda en Estado Crítico, “Vivienda Protegida”. Se identifican viviendas abandonadas, se cumple un proceso legal, se limpia la vivienda, se realiza tapiado (cubrir puertas y ventanas) y se pinta la fachada, como medida de seguridad para salvaguardar el inmueble y el contexto inmediato.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: