Nuevo reglamento para elecciones

Publicado Por

El autor es consejero electoral del INE. Twitter: @ArturoSanchezG; Facebook: Arturo Sánchez Gutiérrez (Figura Pública)

La reforma electoral de 2014 provocó que el Instituto Nacional Electoral ( INE) dedicara su primer año de vida a redactar todos los reglamentos que se derivaban de la nueva ley. Era necesario traducir en normas claras las nuevas atribuciones institucionales y llenar múltiples huecos que las modificaciones legales habían dejado a la consideración del nuevo consejo general. Apenas en tiempo para iniciar el proceso electoral 2014-2015, la autoridad electoral nacional aprobó la reglamentación básica requerida para el funcionamiento cotidiano del Instituto.

La elección concurrente de 2015 requirió que el INE tomara decisiones importantes con relación a su participación en las elecciones locales. Por principio, había que “atraer” varias funciones que la ley había dejado como “delegadas” a los organismos públicos locales electorales (OPLE). Desde entonces fue fundamental entender que “atraer” una de las funciones electorales no quería decir que el INE se encargaría de su realización, sino que éste emite los criterios en torno al tema para que los OPLE realicen las tareas con apego a los lineamientos del Instituto.

Por lo tanto, cuando se pide que el INE se haga cargo de una elección local en su totalidad, en realidad se solicita que se “asuma” la elección. Sin embargo, para asumir unos comicios se requiere que los OPLE lo soliciten o que al menos cuatro consejeros del Instituto lo pidan. En todo caso, lo anterior deberá ocurrir antes de que inicie el proceso electoral correspondiente.

Durante las elecciones de 2015 y las locales de 2016, el INE tomó dos decisiones fundamentales: no delegar a los OPLE ninguna función que la Constitución le otorgara y atraer una larga lista de actividades para establecer los lineamientos con que los OPLE tendrían que llevar a cabo los procedimientos electorales. De esta manera se consideró que el INE cumplía con uno de los objetivos de la reforma de 2014: homogeneizar en los procesos electorales locales procedimientos similares, con la calidad que se derivaba de la experiencia del anterior Instituto Federal Electoral (IFE).

Una vez que terminaron las 13 elecciones locales de este año, la Comisión de Reglamentos del INE se abocó a reunir, en un solo ordenamiento, todos los criterios y lineamientos que aprobó el consejo general a lo largo de los últimos dos años y medio. El miércoles 7 de septiembre se aprobó el nuevo reglamento de elecciones.

Se trata de uno de los esfuerzos más importantes por establecer el orden y la certeza que requieren los cuatro procesos electorales locales de 2017: Coahuila, México, Nayarit y Veracruz; el proceso electoral presidencial de 2018 y los 30 comicios locales de ese mismo año.

Todo reglamento es perfectible y habrá que retomar nuevas experiencias para mejorar las normas. En materia electoral, después de lo que opina el consejo general, es necesario esperar la voz de la última instancia de la sala superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF).

El nuevo reglamento de elecciones sistematiza más de 100 acuerdos tomados por el consejo general del INE y que ya estuvieron vigentes en las últimas elecciones. Para los órganos locales electorales será una buena guía para preparar y proyectar sus actividades. Para el INE será un instrumento valioso para ratificar la voluntad institucional de ceñirse a la legalidad.

Deja un comentario

No Announcement posts