Clase media mexicana en extinción

Publicado Por

Una de mis principales preocupaciones es el desarrollo de gobiernos locales, por lo que a través de productos editoriales, he fomentado las buenas prácticas municipales, donde la administración y el servicio a los ciudadanos debe mejorar.

Menos_clase_media_Alcaldes_de_MexicoLa economía del país afronta una crisis severa ante la depreciación de la moneda mexicana; el precio del dólar está en ascenso y costando $16.62 pesos, un máximo histórico, se espera que, sin precedente, suba hasta las nubes a un costo de 17 pesos.

El peso mexicano está débil y continúa su devaluación y volatilidad, en un proceso que parece no tener fin desde hace ya doce meses. Como resultado de esto, el aumento en el precio de los productos afectará el bolsillo del consumidor mexicano, a quien no le quedará más que estirar la quincena para cubrir los gastos del día a día.

Los millones de pobres contabilizados en el informe Resultados de Pobreza en México del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social, son una prueba más de la decadencia y la crisis que vive el mexicano común; el que se levanta a trabajar, el que no cuenta con prestaciones, el que tiene que hacer doble turno para completar el gasto, el que no sale de vacaciones.

Que el índice de pobreza aumente en un año, no significa que los programas de atención al desarrollo social sean ineficaces, el problema va más allá de una estrategia poco sólida en la entrega de apoyos; se habla de que son cada vez más los mexicanos que dicen adiós a la clase media para comenzar a carecer, para cambiar un producto de la canasta básica por otro.

Las cuentas no salen si calculamos que un alimento de la canasta, cuesta la mitad o más de un salario mínimo, por lo que, con una semana de trabajo, las familias tendrían que decidirse por comprar algunos de ellos, además, de pagar los servicios básicos, el transporte diario e invertir en la educación de sus hijos.

De acuerdo con el estudio, en 2012 había 53.3 millones de pobres en México y para 2014, la cifra se elevó a 55.3 millones de personas, es decir, dos millones más. Cabe destacar que en estos números, Coneval incluye no sólo a quienes tienen un ingreso menor al de la línea de bienestar, también a quienes no tienen acceso a la educación, salud, seguridad social, vivienda, servicios básicos y alimentación.

El aumento de la pobreza continúa a la alza y con ello, un efecto dominó que propicia el estancamiento de la economía; el temor de los pequeños empresarios para invertir; el encarecimiento de productos; el aumento en el transporte y otras consecuencias. Con estos indicadores, ¿cuántos mexicanos más se suman a los nuevos pobres del país? Es mi opinión…

Deja un comentario

No Announcement posts