>

La gestión de residuos sólidos urbanos en México

El manejo de los residuos sólidos en México presenta una oportunidad importante de mejora, ya que en la mayoría de los municipios no se cuenta con la infraestructura necesaria para prestar el servicio de recolección, tratamiento y disposición final de los residuos.

Amigos de “De Puño y Letra”, agradezco la oportunidad de generar esta comunicación con todos ustedes para poder platicarles mi experiencia en relación a la gestión de los Residuos Sólidos Urbanos en México.

Como Director General de TECMED, Técnicas Medioambientales de México SA de CV, y de acuerdo a nuestra experiencia, el manejo de los residuos sólidos en México presenta una oportunidad importante de mejora, ya que en la mayoría de los municipios no se cuenta con la infraestructura necesaria para prestar el servicio de recolección, tratamiento y disposición final de los residuos.

En México se generan diariamente 102 mil 895.00 toneladas de basura y tan sólo se recolectan 86 mil 343 toneladas de desechos según cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía – INEGI -.

En el caso de la recolección, la mayoría de los municipios no cuentan con los medios necesarios para prestar el servicio de forma eficiente y, con respecto a la disposición final, existen muy pocos rellenos sanitarios que operen de acuerdo a las normas establecidas, situación que hace que varios municipios dispongan sus residuos en tiraderos a cielo abierto, lo que supone un fuerte impacto al medioambiente de la zona.

Sobre el tratamiento de los residuos sólidos urbanos, si bien es un sector en plena fase de crecimiento, en la actualidad existe alguna planta muy básica de separación y aprovechamiento de los residuos. Es cierto que en este momento se están planteando plantas más eficientes en cuanto a separación y aprovechamiento de los residuos, pero es un proceso largo y complicado, fiel reflejo de la problemática que enfrentan los municipios en otras áreas de gestión, dada por diferentes factores:

  • Falta de recursos económicos
  • Falta de lugares adecuados
  • Falta de preparación por parte del empleado público
  • Falta de madurez para afrontar los problemas a un costo razonable, entre otros

No hay que olvidar que México, en ese sentido, tiene suscritos una serie de acuerdos internacionales, los cuáles le obligan a cumplir compromisos en cuanto a emisiones y generación de energía con fuentes renovables. Una buena gestión de los residuos sólidos urbanos podría ayudar a cumplir con estos acuerdos.

En el país se está produciendo un cambio: ya no se tolera, ni por la legislación ni por parte de los ciudadanos, el tirar la basura en una barranca, y lo mismo aplica para la recolección, no se puede ir con vehículos contaminantes, que escurran lixiviado, dejen olor en la calle, entorpezcan el tráfico, etc. Hoy en día la ciudadanía reclama soluciones apegadas a la ley y respetuosos con el medioambiente.

CÓMO EFICIENTAR UN SISTEMA DE RECOLECCIÓN DE BASURA

Cada mañana es muy cotidiano ver a decenas de ciudadanos esperar al camión recolector en las esquinas y en otras ocasiones verlos cómo van corriendo con sus botes de basura para poder alcanzarlo.

En conjunto, con este paisaje tan cotidiano, podemos agregarle la presencia de las unidades recolectoras, la mayoría de ellas muy deterioradas por la falta de mantenimiento y que con sus continuas paradas para pepenar provocan muchas molestias en el ordenamiento vial de la ciudad.

Por eso, en cuanto a las mejores prácticas que las ciudades mexicanas pueden adoptar, TECMED sostiene que una de las más adecuadas es la recolección mediante contenedores, la cual consiste en colocar grandes recipientes de manera estratégica en las calles, para que las personas depositen ahí la basura, a la hora que mejor se les acomode, y ya por las noches o en horarios y rutas optimizadas según el servicio y el municipio, los camiones pueden pasar a llevarse los desechos del contenedor.

Otra propuesta es utilizar vehículos de baja emisión de contaminantes que ayuden en el cuidado del medio ambiente y, con la intención de ser más eficientes en el cumplimiento de rutas y horarios, considerar de manera muy puntual la colocación en cada unidad recolectora de un sistema de rastreo GPS.

VALORIZACIÓN DE LOS DESECHOS Y LA ECONOMÍA CIRCULAR

El ser humano debe ser consciente que nuestra economía debe estar orientada al cambio, cambio al que algunos se han sumado, el planeta necesita una Economía Circular donde a lo que se considera “basura” sea una proporción de crecimiento y no se considere un gasto, hay que darle al desecho o residuo la oportunidad de ser un producto y que se vuelva a incorporar al ciclo productivo.

La Economía Circular es clave para comprender la necesidad de emprender las mejores políticas públicas de gestión de residuos sólidos. Este concepto implica recuperar todos los materiales con potencial de ser valorizados y desechar aquellos que no se pueden aprovechar, mediante técnicas respetuosas con el medioambiente.

Estos procesos permiten también la generación de fuentes de empleo y contribuyen a la activación de las economías locales.

El principal objetivo de la Economía Circular es lograr la sostenibilidad a través de minimizar la generación de residuos tanto en actividades productivas como en servicios. A través de ella, los materiales que aún cuentan con una utilidad económica, energética o biológica, se reinsertan en la cadena de valor.

Dichas tendencias están llegando cada vez más a México; hoy día se buscan alternativas de proyectos para poner en práctica estos modelos y encontrar soluciones económicamente viables para la gestión integral de los residuos generados en el país.

La composición de los residuos en México tiene un gran potencial para ser explotada con tecnologías que ya son una realidad en otros países:

  • Para los residuos reciclables, plantas de separación donde se recuperan materiales para darles un nuevo uso.
  • Valorización energética, mediante la cual se aprovechan los residuos con alto poder calorífico para producir combustible derivado de residuos (CDR) y generar electricidad, útil para servicios como alumbrado público, sistema de aguas en municipios y combustibles para cementeras, caleras, etc, que sustituyan a combustibles fósiles.
  • Digestión anaerobia (biometización), con ella se aprovecha el biogás que produce la parte orgánica de los residuos, que es un valioso combustible rico en metano, para producir energía eléctrica o para utilizarse como gas natural, generando ahorros económicos para los municipios, además de reducir el impacto ambiental negativo que representa la emisión de gas a la atmósfera.
  • Producción de composta, se obtiene producto con propiedades fertilizantes a partir de materia orgánica separada en origen, de plantas de tratamiento de RSU o procedente de un proceso de biodigestión.

Con la puesta en marcha de políticas bajo la lógica de la Economía Circular, México podrá cumplir con los compromisos que ha adquirido a nivel nacional e internacional en materia ambiental.

La Economía Circular ha permitido que los ciudadanos sean más conscientes de todo lo que se puede lograr con la basura.

 

Deja un comentario

No Announcement posts

A %d blogueros les gusta esto: