México y sus próximas ventajas aéreas

Publicado Por

Una de mis principales preocupaciones es el desarrollo de gobiernos locales, por lo que a través de productos editoriales, he fomentado las buenas prácticas municipales, donde la administración y el servicio a los ciudadanos debe mejorar.

Aeropuerto_Ciudad_de_Mexico_opinion_Alcaldes_de_MexicoComo el proyecto de infraestructura más importante del país, el Nuevo Aeropuerto de la Ciudad de México, se prepara para ser un parteaguas en la conectividad de México con el mundo, y además, parte de una fuente productiva de proyectos que nacerán junto con su apertura.

Si bien este nuevo aeropuerto ha causado controversia entre versiones encontradas en torno a su construcción; una vez iniciado el proyecto, se perfila como una obra que probará si son o no eficaces los órganos del Estado para ejecutar un proyecto transexenal de vanguardia, que promete estar apegado a las normativas más eficientes de autofinanciamiento, responsabilidad social y sustentabilidad.

El complejo desarrollo del NAICM, tiene como objetivo primordial, solventar las llegadas y salidas que el Aeropuerto Internacional Benito Juárez no puede atender ante la falta de infraestructura suficiente para el creciente número de pasajeros, lo que de acuerdo con el Gobierno Federal, de no resolverse provocaría profundas afectaciones económicas y de operación.

De la mano de sus causas evidentes, el nuevo aeropuerto plantea entre sus objetivos, el desarrollo social de la zona, a través de la generación de empleos y la atracción de inversionistas que generarán nuevas oportunidades para los habitantes.

Junto a esta promesa, se ha planteado la construcción de una línea del metro que acerque a los usuarios al nuevo complejo, una ventaja más que beneficiaría la movilidad de los habitantes de la Ciudad de México, el Estado de México y el turismo.

Con estas dos grandes cartas, los beneficios colaterales de este complejo se preparan para también impactar de manera positiva en el medio ambiente. Así lo señalan la SEMARNAT y la Conagua, quienes han indicado que esta terminal aérea operará de manera sustentable, siendo la primera de América que reducirá 47 por ciento las emisiones de bióxido de carbono y en 2020 trabajará sólo energía limpia.

Lo prometido es deuda y frente a este raudal de efectos positivos, los mexicanos, debemos ser puntuales observadores de lo que está llamado a ser uno de los principales emblemas del Gobierno Federal, pues de no cumplirse las altas expectativas de un proyecto de alto presupuesto, exigir cuentas puntuales no estará demás. Es mi opinión…

Deja un comentario

No Announcement posts