Empleo, el gran reto del bajío

Publicado Por

Nicéforo GuerreroLos municipios mexicanos atraviesan penurias de diversos tipos, que en el caso de Guanajuato van desde las viales hasta las sociales y financieras. El presidente municipal de esta ciudad tradicional, Nicéforo Guerrero Reynoso, pone el acento para resolver estas necesidades en una de sus máximas fortalezas: el turismo. En el desarrollo de esta actividad, y en la preparación de los niños, desde pequeños, en el desempeño de algún oficio, independientemente de su preparación académica posterior, percibe las herramientas para lograr un mejor futuro para su ciudad.

Guerrero Reynoso fue electo alcalde de Guanajuato bajo las siglas de la alianza constituida por los partidos Revolucionario Institucional y de la Revolución Democrática, y tomó posesión de su cargo el 10 de octubre pasado. Alcaldes de México sostuvo la siguiente conversación con el presidente municipal, en la que compartió sus proyectos de gobierno.

¿Cuáles son las principales necesidades en las cuales tiene que enfocarse su gobierno?

Un problema es la inadecuada vialidad: no se pueden crear calles ni se pueden hacer avenidas, y tenemos que acoplarnos a la topografía del lugar. Lo que ahí buscaremos es que los vehículos circulen, que no se queden estacionados días y horas en las calles subterráneas o en el Paseo de la Presa, y para ello tenemos que ordenar la vía pública.

Por otro lado, tenemos que crear la infraestructura del sur precisamente para desahogar el centro de la ciudad, que la gente que vive allí no tenga que trasladarse a hacer sus compras al centro de la ciudad, con lo que estaremos evitando la circulación de vehículos en esta zona.

El agua es un tema importantísimo: debemos crear programas para desazolvar, con esquemas modernos, presas, cuidando la protección de las cortinas y arbolando las terrazas, con lo que reforestaremos una parte de Guanajuato. Espero que la Comisión Nacional del Agua lo entienda bien y no se tarde un año en autorizarnos esas obras.

Collage 6

URBANIZACIÓN, SEGURIDAD Y TURISMO

¿Cuáles son sus principales proyectos?

Hay muchos pendientes que realizar, sobre todo lo que es el nuevo Guanajuato, como La Cañada. Tenemos que darle todos los servicios fundamentales del equipamiento urbano: el mercado, una plaza con servicios bancarios y oficinas administrativas donde los ciudadanos puedan hacer sus trámites, asfaltar las calles, en algunos casos introducir el drenaje, y procurar agua potable para todos los ciudadanos.

Hay muchos pendientes que realizar, sobre todo lo que es el nuevo Guanajuato, como La Cañada. Tenemos que darle todos los servicios fundamentales del equipamiento urbano: el mercado, una plaza con servicios bancarios y oficinas administrativas donde los ciudadanos puedan hacer sus trámites, asfaltar las calles, en algunos casos introducir el drenaje, y procurar agua potable para todos los ciudadanos.

La seguridad es un tema esencial, y no sólo la física y patrimonial, sino también la de tenencia de la tierra; hay que regularizar las colonias que se hicieron con trampas de ventas dobles de los terrenos y darles servicios.

Por otro lado, también, de manera prioritaria, daremos impulso al turismo, para contar con más entradas de recursos al municipio.

¿Cuál es la actual situación en índices de empleo y desempleo en su municipio?

PuenteTengo que reconocer que no hay suficientes empleos; tenemos que crearlos, lo que es un grave problema en el Bajío y todo México. Yo no quisiera que los guanajuatenses fueran los mejores jardineros de California, ni de Texas.

Creo que las autoridades tenemos la obligación de crear las bases para que se genere empleo. El turismo, por ejemplo, es una fuente de ingresos de la ciudad de Guanajuato y tenemos que mejorarlo. ¿Cómo? Con capacitación, generando el concepto de que el mesero, la afanadora o el jardinero son empresarios individuales del turismo de Guanajuato.

Con la crisis económica que vive el mundo, además del tema de la influenza, ha disminuido la afluencia turística. ¿Qué planes tiene para recuperar el turismo perdido?

Creo que el turismo es la industria fundamental de la ciudad de Guanajuato, sin descuidar, obviamente, la manufactura eléctrica y, desde luego, la minería, que sigue siendo muy importante y a la que hay que darle toda la atención. Por otro lado está la artesanía, que es muy rica, sobre todo la cerámica.

Pero considero que el turismo lo tenemos que organizar desde la perspectiva de que la promoción se tiene que hacer desde afuera, para atraer gente del interior del país y del extranjero y mostrarles las raíces de la patria mexicana; hablo de esto en función de la independencia nacional. El próximo año celebraremos el bicentenario de ese proceso histórico, cuando homenajearemos a las figuras señeras del movimiento: Miguel Hidalgo, Ignacio Aldama, Ignacio Allende y Mariano Abasolo, entre otras.

Hace algunos meses se debatía la ubicación de la nueva refinería, disputa en la que se encontraban Tula y Salamanca. ¿Cuál es su opinión al respecto?

Creo que la definición estaba dada desde antes, y me parece que fue un acto por el que se puso a pujar a los gobernadores y a generar conflictos innecesarios. La razón técnica fue que el mercado más importante de consumo es el Distrito Federal y su zona conurbada, por lo que el lugar más adecuado fue Tula.

Pero de acuerdo con otra definición técnica, hecha, por ejemplo, en función de la extracción para hacer otro tipo de productos, podrían haber sido apropiados otros sitios para la refinería, como Campeche, el sur de Veracruz, Chiapas o Tabasco. Pero si el problema de la refinería ahora es el déficit de gasolina y diesel, el lugar adecuado y más cercano al mercado es Tula, porque sale más caro transportar el producto terminado que venderlo a la vuelta de la esquina. Entonces, creo que este asunto, desde que yo era subsecretario de Operación Energética, estaba definido.

En materia de educación, ¿cuáles son sus estrategias?

En todo el país hay un gran déficit en cuanto a la enseñanza, sobre todo en la etapa de Primaria y Secundaria. Nosotros estamos pensando establecer una Dirección de Educación para generar lo que se podría llamar “expresión educativa”, un concepto que ofrecería talleres de artes y oficios para los niños. En muchas ocasiones hay personas que viven de su oficio o arte, ya que no todos van a ser profesionistas. Entonces, hay que preparar a los infantes para el futuro, y lo primario es darles un oficio.

¿Guanajuato tiene problemas graves de inseguridad?

Sí los tenemos: hay robos a casa habitación, pandillerismo en algunos barrios debido a la pobreza que hay en la ciudad, y una cantidad considerable de jóvenes drogadictos. Pero eso lo controlaremos con policías de barrio, ya que anteriormente se cometió el error de traer muchos policías de otros municipios, lo que generó un mayor grado de inseguridad. Tenemos que retomar al policía local, para que la gente lo conozca y le tenga confianza.

REDUCCIÓN PRESUPUESTAL Y REELECCIÓN

¿Cómo afecta la reducción del presupuesto federal para municipios a Guanajuato?

El municipio no tiene tantos problemas, porque nosotros tenemos un apoyo de parte del gobierno estatal, independientemente de las participaciones federales que nos tienen que dar. También cobramos diversos servicios, como el impuesto predial, el agua, el estacionamiento y el 11 por ciento de las taquillas de los espectáculos.

Creo que podemos mantener el equilibrio, pero debemos tener imaginación y buscar cómo resolver algunos de los huecos que deja el presupuesto federal. El presupuesto de Guanajuato es de 380 millones de pesos, de los cuales la mitad se va en gasto corriente (policías, tránsito, servicios), mientras que de la otra parte no queda nada.

Hay que bajar fondos nacionales e internacionales. Además, tenemos que imaginarnos cómo atacar el hueco de los excedentes petroleros, y para eso he hecho un estudio que ya presenté a los senadores Carlos Navarrete, Francisco Arroyo Vieyra, a un grupo de diputados e incluso al gobernador.

Para estos proyectos, tres años no alcanzan.

¿Reelección o aumento de periodo para los municipios?

El periodo actual puede ser muy largo cuando el alcalde llega sin un proyecto, sin una visión clara de lo que quiere hacer, o muy corto, en función de que tal vez no se alcance a hacer toda una obra que podría realizarse.

Desde el punto de vista de la pureza democrática, lo ideal sería la reelección; desde la visión del pragmatismo político mexicano, lo mejor es extender el periodo por cuatro años, como ya lo hicieron algunos estados.

Además, algo importante es tener una continuidad en los gobiernos. En campaña le prometí al electorado que todas las obras que iniciaron en el gobierno anterior yo las terminaría. Es un compromiso con la ciudadanía y no importa que el gobierno anterior era panista.

Deja un comentario

No Announcement posts

A %d blogueros les gusta esto: